X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/cgR

Activista pakistaní con Assange: EE. UU. quería otro Gobierno marioneta

Publicado: 19 jun 2012 15:45 GMT | Última actualización: 19 jun 2012 15:54 GMT

Ningún país ha sido bombardeado por su propio aliado como Pakistán por EE. UU., asegura el político pakistaní Imran Khan en una nueva edición del programa de Julian Assange en RT. Según el ex deportista y favorito para ganar las elecciones, ha llegado la hora de introducir cambios en la relación entre ambos países.

RT
Síguenos en Facebook
En el 10º episodio de 'Diálogos con Julian Assange', el fundador de WikiLeaks entrevista a Imran Khan, cuyo partido, que lucha contra la corrupción, fue ignorado durante muchos años e incluso fue calificado por EE. UU. como "el partido pakistaní de un único miembro".

No obstante, en los últimos dos años la ira generalizada, que fue provocada por las dinastías políticas corruptas y los ataques teledirigidos de EE. UU., atrajo a sus filas a millones de seguidores que, como Khan, condenan la violencia que reina en el país bajo la presión de Washington.

Eso fue en 2008, cuando Khan, junto con muchos otros partidos, boicoteó las elecciones porque -afirma- “fueron manipuladas por la Administración de Bush”. Sólo ahora sus sus predicciones resultaron obvias. 

"[El ex presidente] Musharraf se estaba oponiendo, por eso lo querían quitar y necesitaban otro gobierno marioneta para poder seguir con esta guerra contra el terror en la que nuestro propio ejército bombardeaba a nuestro propio pueblo", explica Khan.

Guerra contra su propio pueblo

“Cuando los criminales llegaron al poder, la corrupción batió todos los récords en Pakistán, porque cuando permites que los criminales paguen, el crimen se multiplica”, relata Khan a Assange.

Según el político pakistaní, en medio de semejante escalada de la corrupción, la guerra contra el terror ha sido devastadora para Pakistán, porque  40.000 pakistaníes fueron asesinados en una guerra con la que nada tenían que ver.

“Básicamente era nuestro propio ejército el que mataba a nuestra gente y después siguieron atentados suicidas contra los civiles pakistaníes. El país perdió 70.000 millones de dólares en esta guerra. La ayuda total al país fue inferior a 20.000 millones”, asegura Khan. "Así que se puede decir que éramos un país que se estaba sacrificando por EE. UU. y luego nuestro aliado no confió en nosotros y, en realidad, llegó y mató a una persona en nuestra propia tierra [Osama Bin Laden]. ¿Somos amigos o enemigos?", se pregunta.

Pakistán se asoma abismo

En tan solo cuatro años la deuda externa del país ha crecido más de dos veces, lo que pone claramente de relieve la inviabilidad inminente en la que está inmerso el país. “En el caso de Pakistán estamos asomándonos al abismo, el país se está dirigiendo hacia un completo caos. No tenemos dinero para que el país marche y ahora no tenemos dinero para comprar petróleo, para generar energía”, dice Khan.

Asimismo, el político lamenta que debido a "la falta de dinero para pagar por el combustible para nuestros generadores de energía", el suministro de electricidad "se corta durante 14 o 15 horas al día, o 18 horas en las áreas rurales". "Esto significa que los agricultores no pueden poner en marcha los sistemas de riego en los campos. Eso significa que las fábricas y las industrias se cierran. Esto provoca un desempleo masivo, con la inflación en lo más alto", subraya.

Otro efecto de la corrupción -continua Khan-, es que la mayor parte de ese dinero acaba en cuentas de bancos suizos. "A parte de mí todos los líderes políticos, los jefes de los partidos políticos, tienen cuentas bancarias en el extranjero, tienen propiedades en el extranjero que no están declaradas", denuncia.

Matados por sus aliados

Imran Khan cuenta que un sinfín de personas han desaparecido en Pakistán. Según denuncia, se trata de pakistaníes o de personas de origen pakistaní que eran entregados a los estadounidenses bajo la sospecha de estar involucrados en delitos de terrorismo.

Según Khan, a los sospechosos se los asesinaba en ataques teledirigidos. Y no solo a ellos, sino también a sus esposas, a sus hijos y a sus vecinos. Y nunca se supo si eran culpables o no.

“Ningún país ha sido bombardeado por su vecino como lo fuimos nosotros. Como he dicho, es el periodo más vergonzoso de nuestra historia”, subraya el político.

No a la relación 'cliente - dueño'

En caso de salir elegido, Imran Khan promete entablar unas relaciones con EE. UU. basadas en la dignidad y el respeto. Según él, no será una relación de cliente a amo, o, lo que es incluso peor, de Pakistán convertida en pistola contratada para matar a los enemigos de Estados Unidos.

"Lo único que hay que decir a los estadounidenses es: 'Miren, no habrá terrorismo por nuestra parte'. Pero eso se puede hacer sólo si nos dejan de considerar marionetas estadounidenses", concluye el político, para quien sólo un gobierno soberano puede luchar de forma efectiva contra el terrorismo.

La entrevista completa del nuevo programa de Assange en RT, 'Diálogos con Julian Assange', con el político pakistaní Imran Khan pueden verla aquí





La primera edición del programa de RT presentado por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, se estrenó el 17 de abril, fecha en la que se cumplieron 500 días del bloqueo financiero sobre su página de filtraciones, y tuvo una enorme repercusión en todo el mundo.

En el marco de la serie de programas, que cuenta con 10 capítulos, Assange conversa con "iconoclastas, visionarios y expertos del poder" con la intención de analizar el futuro de la comunidad mundial.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias