X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1qe

Los santuarios de la Ciudad de Dios

Publicado: 4 ene 2010 16:52 GMT

A pesar del crecimiento económico que está experimentando Brasil durante los últimos años, la vida de los niños de la calle sigue ajena a estas mejoras. Está marcada por las guerras entre bandas, las drogas y el tráfico de armas. El crimen es un modo de sobrevivir.

Los santuarios de la Ciudad de DiosEFE / Archivo
Síguenos en Facebook

A pesar del crecimiento económico que está experimentando Brasil durante los últimos años, la vida de los niños de la calle sigue ajena a estas mejoras. Está marcada por las guerras entre bandas, las drogas y el tráfico de armas. El crimen es un modo de sobrevivir.

El Gobierno del país trata de remediar la situación, muchos niños de la calle son acogidos en centros para menores, pero este problema social sigue siendo uno de los más dramáticos para Brasil actualmente. La mayoría no cree que sea posible construirles una nueva vida a estos niños que viven bajo puentes, árboles o en cajas. Les consideran perdidos para la sociedad. De una parte, la opinión pública es pesimista, porque la tasa general de pobreza no cesa, y el número de niños abandonados por sus padres, que no les pueden mantener, aumenta cada día. De otra parte, los cárteles mafiosos tampoco se conforman con perder a sus miembros actuales o futuros cuando los niños deciden apostar por una vida fuera de la calle. Muy a menudo los centros de atención son atacados, por ser una amenaza potencial para las organizaciones criminales del país.

Mientras tanto, a veces el drama se combate también de forma individual. Demetrius es uno de los que trata de poner remedio por iniciativa propia. Abrió un centro de atención para la gente de la calle en el norte de Brasil. Antes de hacerlo, había llevado él mismo la vida de un vagabundo durante un año para conocer de cerca los problemas cotidianos de los niños pobres.

Durante la noche, el centro está cerrado por razones de seguridad, pero por la tarde es un lugar donde los niños y, a veces, los adultos también, están seguros, protegidos y atendidos. Los pequeños aprenden a leer y a bailar, reciben las atenciones de médicos y psicólogos, practican capoeira y, lo que es lo más importante, gozan de la oportunidad de sentirse niños de verdad.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias