X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1yl

Los estudiantes haitianos en Moscú desconocen el destino de sus familiares

Publicado: 15 ene 2010 15:50 GMT

Los estudiantes de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, originarios de Haití, no pueden contactar con sus seres queridos ya que se encuentran en las zonas del país caribeño, afectadas por el terremoto. Son más de 10 personas las que están estudiando en esta universidad estatal,

Los estudiantes haitianos en Moscú desconocen el destino de sus familiaresRT
Síguenos en Facebook

Los estudiantes de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, originarios de Haití, no pueden contactar con sus seres queridos ya que se encuentran en las zonas del país caribeño, afectadas por el terremoto.

Son más de 10 personas las que están estudiando en esta universidad estatal, que desde hace 50 años ha proporcionado la enseñanza superior a más de 49.000 estudiantes de 160 países. De momento, a pesar de que es la temporada de exámenes semestrales, los haitianos prestan menos atención a sus estudios, se van reuniendo y compartiendo las últimas noticias de su patria.

Las informaciones son escasas, porque la comunicación tanto celular como fija no funciona en Haití, y por satélite es demasiado cara para un estudiante. Los chicos y chicas haitianas se han visto de pronto sin medios de existencia, pues a muchos de ellos les mantiene la ayuda de su familia.

“No he podido dormir, cada día he visto la tele. ¡Ay, que horror! Tengo a la mujer e hijo por allá, acaba de cumplir 9 años. No sé dónde están”, cuenta el estudiante Víctor Lucner Robenson.

Bedard Adeline, quien estudia en la facultad de Ciencias Física-Matemáticas, no pudo contactar con sus familiares, pero sus conocidos le comunicaron que nadie de los suyos murió. “Pero ya tenemos casa, yo sé que de momento viven en la calle”, explica.

“Temo imaginarme que ha pasado con mis padres”, confesa Cassi Eliser, estudiante de la facultad de Relaciones Públicas. “Las imágenes que vimos por la televisión son terribles, pero me parece que la situación por allí es aún más grave que lo que muestran. Quisiéramos que nadie falleciera, pero creo que los muertos serán más de cien mil, de los que se habla en los medios de comunicación”.

La estudiante de la facultad de la Agricultura, Felixe Fredeline, tampoco conoce qué ha pasado con sus familiares. Su mamá estaba en un hospital con su sobrina de 4 meses de edad. Pero, según lo que se comunica, muchos hospitales haitianos están ahora en ruinas. “No sé si se han salvado. No puedo hablar, tengo mucho miedo. No puedo dormir ni comer, eso ya me aplasta”, confiesa la chica.

Los estudiantes dicen que no se puede recibir noticias a través de la “línea roja” de los rescatadores de Haití, quienes al parecer, agradecerían cualquier tipo de información sobre los fallecidos o supervivientes a los que llaman por teléfono.

Los jóvenes caribeños no consideran posible que sus familiares se muden a Rusia, porque ya han perdido todo en el desastre, y el billete de avión cuesta unos 2.500 dólares. Además, necesitarían un alojamiento, que tampoco es barato en el país. Éstos, a su vez, no pueden ayudar a sus parientes, porque la legislación rusa les impide que trabajen, y el monto de su beca no es suficiente ni para una persona. Toman en cuenta también las diferencias climáticas y la barrera lingüística. “Pero sí tenemos el deseo de traer a los nuestros (a Rusia). Allí tampoco tienen trabajo. Se arruinaron todas las casas. No se dejó prácticamente nada.”

Los haitianos, que de repente se vieron sin respaldo familiar, tampoco tienen ayuda por parte de su Gobierno, porque ya conocieron a través de las noticias, que hasta el presidente de Haití se quedó sin vivienda. Esperan ahora que su “alma mater” les apoye. Mientras tanto, como comunicó la portavoz de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos, la Administración de la entidad educativa está pensando sobre los métodos de ayuda a los chicos y chicas del país más pobre del hemisferio occidental, que sufrió el desastre. 

Al graduarse de la unveridad moscovita, este grupo estudiantil planea regresar a casa. Piensan que la restauración de su país nativo requerirá muchos años, y entonces necesitará a los especialistas jóvenes como ellos: futuros agrarios, médicos, ingenieros y economistas.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias