X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1Pd

Irán anuncia que enriquecerá el uranio por sus propios medios

Publicado: 7 feb 2010 15:14 GMT

El acuerdo sigue sin llegar en lo referente al procesamiento del uranio de Irán. En el último movimiento de esta disparatada partida de ajedrez, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha anunciado que Irán enriquecerá el uranio al 20% por sus propios medios.

Irán anuncia que enriquecerá el uranio por sus propios mediosIran / Don Emmert
Síguenos en Facebook

El acuerdo sigue sin llegar en lo referente al procesamiento del uranio de Irán. En el último movimiento de esta disparatada partida de ajedrez, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha anunciado que Irán enriquecerá el uranio al 20% por sus propios medios.

El pulso entre los países occidentales e Irán continúa, con el permanente cruce de declaraciones de intenciones procedentes de todas las partes implicadas. En este caso ha sido el presidente iraní el que ha movido pieza, afirmando que ha ordenado que se inicien los trabajos para conseguir enriquecer el uranio hasta un 20% en el territorio del país.

Tras la oferta realizada a finales del pasado año por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)  para enriquecer el uranio de bajo enriquecimiento (LEU) en el exterior del país (concretamente en Francia y Rusia), Irán afirmó recientemente que aceptaría el plan, pero incluyendo la obligatoriedad de entregar su uranio en su territorio, a cambio de combustible ya enriquecido a la espera de que le sea devuelto el material procesado. Además, la república islámica decidiría las cantidades exactas de este intercambio. Según las declaraciones de Ahmadineyad, tras esta oferta “les dimos -a los países occidentales- dos o tres meses para cerrar ese acuerdo. Ellos comenzaron un nuevo juego y ahora he pedido al Doctor Salehi que empiece a trabajar en la producción de combustible enriquecido al 20% empleando centrifugadoras”, en referencia a Akbar Salehi, responsable de la Agencia Nuclear Iraní.

El caso del uranio iraní recuerda peligrosamente, por su evolución en el terreno diplomático, al tema de las armas de destrucción masiva en Iraq, que acabó con la invasión de éste país por parte de EE. UU. y sus aliados y que ha conducido a una guerra y una posterior situación de enfrentamiento civil que parece no haber concluido todavía. Irán asegura que sólo quiere el uranio para desarrollar un programa civil de energía nuclear, mientras que las potencias occidentales consideran que es posible que el combustible se dedique a la creación de armas atómicas.

Al mismo tiempo en el que se da un paso en busca de una solución, aparecen declaraciones encontradas o contradictorias por parte de los actores de esta partida de ajedrez internacional. El presidente Ahmadineyad comenzó la semana anunciando que aceptaban el plan de la ONU, siempre que se produjese un intercambio simultáneo del LEU por combustible nuclear ya procesado. Posteriormente, Manoychehr Mottaki, ministro de Exteriores de Irán, afirmaba que había perspectivas de alcanzar un acuerdo. Días después, los representantes de Estados Unidos y Alemania declaraban que no veían signos de que Irán estuviera dispuesto a hacer ninguna concesión en el desarrollo de su programa nuclear. Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, solicitó un gesto claro por parte del Gobierno iraní que confirmase e hiciese oficial su disposición a colaborar con el OIEA. Las últimas declaraciones de Ahmadineyad no parecen ir en esa dirección. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, subrayó que el proyecto de su país para el intercambio de uranio no había variado y que la república islámica “sigue estando dispuesta a hacer ese intercambio y, si la otra parte está preparada, podemos negociar sobre los detalles de ese acuerdo”.

Todas las partes parecen querer un acercamiento mientras se alejan o un alejamiento en el proceso de acercarse. Quizás las últimas palabras del presidente iraní no sean más que una forma de buscar que se acelere el proceso de negociación ante la supuesta pasividad de sus interlocutores. O quizás nadie quiera alcanzar un acuerdo.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias