X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1QG

Moscú no debe esperar mucho del nuevo presidente de Ucrania

Publicado: 9 feb 2010 20:55 GMT

Casi todas las boletas de las elecciones presidenciales en Ucrania fueron contadas y Víktor Yanukóvich supera a su rival la primera ministra Yulia Timoshenko por más del 3 por ciento. Los partidarios de Víktor Yanukóvich ya empezaron a cantar victoria.

Moscú no debe esperar mucho del nuevo presidente de UcraniaRIA Novosti / Grigori Sysóiev
Síguenos en Facebook

Casi todas las boletas de las elecciones presidenciales en Ucrania fueron contadas y Víktor Yanukóvich supera a su rival la primera ministra Yulia Timoshenko por más del 3 por ciento. Los partidarios de Víktor Yanukóvich ya empezaron a cantar  victoria.

Yanukóvich, el líder del  Partido de Regiones considerado en Europa como pro-ruso, que tradicionalmente goza del respaldo de las provincias orientales y sureñas del país pobladas mayoritariamente por los rusos étnicos  o así llamados "rusoparlantes", logró esta vez ganar votos adicionales en la capital Kiev, según los resultados preliminares del sufragio.

El Presidente ruso Dmitri Medvédev felicitó por teléfono a Yanukóvich por su éxito en la segunda ronda de los comicios.  

Aunque es el candidato más conveniente para los intereses rusos, expertos aconsejan a Moscú no hacerse excesivas ilusiones, ya que Yanukóvich tiene detrás los intereses de grandes empresas ucranianas, metalúrgicas y financieras,  lo que Rusia ha de tener en cuenta.

Los expertos aluden a declaraciones de Yanukóvich durante las elecciones, en las que dijo que revisaría los acuerdos de gas con Rusia, compromiso que puede tener consecuencias serias para el país, pues éste transporta el grueso de sus exportaciones de gas a Europa a través de Ucrania.

Además, la pro-occidental primera ministra Timoshenko, quien mantendrá su influencia política pese a su derrota, impedirá iniciativas legislativas de Yanukóvich si no le hace concesiones. Así, queda poco espacio para las maniobras pro rusas, opina Serguéi Piatenko, de la empresa rusa de auditoría y consultaría FBK.    

Se espera que el nuevo presidente ucraniano revoque muchas decisiones del gobierno actual, pero hay también opiniones opuestas.

Mijaíl Pogrebinski, Director del Centro Independiente de Estudios de Conflictos Políticos de Kiev, argumentó: “Para nosotros es muy importante continuar la cooperación con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Nos hacen mucha falta las inversiones para ganar más legitimidad y mejorar la reputación de las relaciones con Europa. Yanukóvich no dará pasos claros hacia el acercamiento con Rusia”.

Mientras tanto, la actual primera ministra está dispuesta a acudir a los tribunales para cambiar el resultado de la votación.  

Timoshenko demoró por ahora su rueda de prensa para analizar la situación, pero sus aliados afirman que en una reunión a puerta cerrada la primera ministra declaró que nunca reconocerá la legitimidad de la victoria de Yanukóvich. Antes, Timoshenko amenazó con sacar a decenas de miles de sus partidarios a la calle si detectaba cualquier indicio fraudulento en las elecciones.

Los observadores de la Organización de Seguridad de la Unión Europea reconocieron la limpieza del proceso electoral, afirmando que las elecciones han sido transparentes y democráticas.

“La votación de ayer fue una muestra impresionante de elecciones democráticas. Para los líderes políticos del país es la hora de escuchar el veredicto del pueblo y garantizar que la transición de poder sea pacífica y constructiva”, afirmó Joao Soares, de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE.

La rivalidad entre los candidatos tiene una larga historia. En octubre de 2004, cuando en Ucrania también se celebraban elecciones presidenciales, Víktor Yanukóvich rivalizaba con el actual presidente Víktor Yúshenko, quien tenía a Yulia Timoshenko como su aliada. Éstos últimos ganaron los comicios en gran parte gracias a las protestas populares que organizaron.

El politólogo John Laughland dijo al comparar estas dos elecciones: “Los países de Occidente, que desempeñaron un papel considerable por no decir definitivo en la Revolución Naranja de 2004, se han dado cuenta de que la situación ha cambiado. En estas elecciones presidenciales, Víktor Yúshenko, cuyo mandato ha sido un verdadero desastre, fue humillado en la primera vuelta”.

Con varias medidas erróneas y poco populares, Yúshenko no pudo acabar con la desastrosa situación económica de Ucrania. Asimismo, sus acciones públicas también promovieron discusiones y a veces hasta encolerizaron a las masas.

Por ejemplo, el pasado mes de enero declaró héroe nacional por decreto a Stepán Bandera, el controvertido dirigente nacionalista ucraniano que colaboraba con la Alemania nazi y esta acusado de la matanza de millones de personas.

La población ucraniana ya hizo su elección. Sin embargo, de momento no está tan interesada en los debates políticos. Agobiados por los problemas financieros y hartos del populismo y de la corrupción, los ucranianos realmente necesitan una persona que gestione mejor el país y ponga fin a la crisis en la economía.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias