X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1Sq

Las madres de fallecidos héroes israelíes encuentran la razón para vivir

Publicado: 12 feb 2010 00:05 GMT

Un grupo de madres de los héroes que murieron luchando en el ejército israelí, incapaces de seguir adelante con su desgracia, tomaron la misma decisión: dar a luz una nueva vida a pesar de tener cincuenta años. Israel tiene el mayor número de clínicas de fertilidad del mundo. En este país si

Las madres de fallecidos héroes israelíes encuentran la razón para vivir RT
Síguenos en Facebook

Un grupo de madres de los héroes que murieron luchando en el ejército israelí, incapaces de seguir adelante con su desgracia, tomaron la misma decisión: dar a luz una nueva vida a pesar de tener cincuenta años.

Israel tiene el mayor número de clínicas de fertilidad del mundo. En este país siempre se ha alentado a las familias a tener el máximo número de hijos posible. Aún así, es difícil encontrar a un médico dispuesto a ayudar a estas futuras madres.

Beni, el hijo de Margarita Kikis, falleció hace seis años junto a otros cinco soldados apostados en las barricadas cerca de la ciudad palestina de Ramallah. Incapaz de soportarlo, Margarita pensó en el suicidio, hasta que decidió ser madre de nuevo. 

Un año después de la pérdida Margarita tuvo gemelos. Conocen a su hermano fallecido por fotografías y además, pueden saber más de él porque su habitación permanece intacta. 

Otro soldado fallecido junto a Beni fue Michael Oksman de 26 años. Su madre dio a luz a una niña, Michelle. Los padres comentan que de ninguna manera se trata de una “sustitución” y que la hija devolvió a la familia Oksman el sentido de la vida.

El doctor Shlomo Mesiach, médico de tratamiento de fertilidad, no cree que un nuevo hijo sea capaz de llenar el vacío en la vida de estas mujeres, está dispuesto a ayudarlas si lo mejor para ellas es ser madres de nuevo. 

El facultativo ayuda aún a las pacientes de mayor edad. Elena Kazhdan, de 58 años, perdió a su hijo quien fue asesinado en la segunda guerra del Líbano. Diez meses después, ella tuvo a Mark. Según comenta Elena, fue una felicidad con sabor a lágrimas.

Muchos creen que la decisión de ser padres otra vez es un grito de desesperación, una voz que clama en el desierto. Pero tras perder a un ser querido pocos son capaces de seguir adelante y llenar el vacío de sus almas con una nueva vida. Estos héroes no volverán, pero tienen una nueva generación: sus futuros hermanos.
 

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias