X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1ZF

Escándalo en Drouot, la mayor casa de subastas de Francia

Publicado: 20 feb 2010 18:23 GMT

La mayor casa de subastas de Francia —Drouot— se vio envuelta en un escándalo inédito. Los empleados originarios de la región de Saboya organizaron una red delictual y durante décadas se apropiaron de objetos de arte destinados a las subastas. Los saboyardos se conocen como “cuellos rojos” (

Escándalo en Drouot, la mayor casa de subastas de Francia
Escándalo en Drouot, la mayor casa de subastas de FranciaRT
Síguenos en Facebook

La mayor casa de subastas de Francia —Drouot— se vio envuelta en un escándalo inédito. Los empleados originarios de la región de Saboya organizaron una red delictual y durante décadas se apropiaron de objetos de arte destinados a las subastas.

Los saboyardos se conocen como “cuellos rojos” ("cols rouges" en francés) por el color de su uniforme: traje negro con cuello rojo. A los habitantes de esa región se les otorgó el honor de servir en las subastas ya en 1860 por el emperador Napoleón III. Desde aquel entonces se encargaron de la preparación de los lotes: ellos son los que montan las exposiciones y presentan al público los objetos en venta. El trabajo en la misma casa se ha transmitido de padres a hijos durante varias generaciones.

Resultó que para algunos el salario oficial de 3.000 a 7.000 euros no fue suficiente. Los policías franceses arrestaron el pasado diciembre a 12 personas, de ellas 11 son comisionados y uno, subastador, quienes se forraban de dinero fuera de su trabajo principal. Ellos robaban objetos de arte durante las manipulaciones que hacían con ellas.

Durante la operación fue rescatada la pintura Marina bajo el cielo tormentoso de Gustave Courbet, valorada en 900.000 euros y robada en 2004. También fueron encontrados una aguada de Marc Chagall, un dibujo de Jean Cocteau, algunos diamantes y otras piezas valiosas.

Los delincuentes vivían muy bien: se compraban departamentos lujosos en el centro de París, coches Porsche y BMW y uno resultó ser propietario de un restaurante vecino a la casa de subastas Drouot.

Una denuncia hecha por parte de los herederos de un coleccionista muerto que se percataron de la desaparición de una pintura recién encontrada de Courbet, tras una visita de los empleados de Drouot, dio pie para la investigación. Los policías durante cinco años habían espiado a los sospechosos.

Las ventas en Drouot incluyen regularmente pinturas, muebles y otros objetos relacionados con el arte.

La policía francesa informa que en ese país se roban cerca de 2.000 obras de arte al año.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias