X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/23o

Dmitri Medvédev: "Por fin hemos aprendido un idioma común"

Publicado: 25 feb 2010 16:20 GMT

En vísperas de su visita a Francia, el Presidente de Rusia Dmitri Medvédev concedió una entrevista a la revista francesa Paris Match. Entre los temas más importantes abordados por el líder ruso destacaron las relaciones ruso-francesas, la crisis finaciera mundial, la interacción de Rusia con la

Síguenos en Facebook

En vísperas de su visita a Francia, el Presidente de Rusia Dmitri Medvédev concedió una entrevista a la revista francesa Paris Match. Entre los temas más importantes abordados por el líder ruso destacaron las relaciones ruso-francesas, la crisis finaciera mundial,  la interacción de Rusia con la OTAN y la postura del país en el conflicto con Irán.

Las relaciones bilaterales con perspectiva histórica


Medvédev aclaró que la cooperación histórica entre Rusia y Francia se intensificó en el siglo XX, especialmente durante la Segunda Guerra Mundial cuando los dos pueblos lucharon juntos (contra el nazismo). Posteriormente hubo décadas de relaciones fructíferas y actualmente el intercambio con Francia resulta estratégico, pues ambas naciones tienen ideologías similares. El presidente ruso mantiene una relación muy buena con su homólogo francés.

Al hablar sobre la posible adquisición del buque militar francés “Mistral”, Medvédev recordó que Rusia siempre ha sido uno de los líderes en cuanto a la fabricación y suministro de armamento en el mundo. Pero señaló que el país está abietro a aprender de lo que otras naciones elaboran y por eso está interesado en la adquisición de material bélico avanzado y de un buque de guerra. 

Medvédev guarda buenos recuerdos de sus primeras visitas a Francia, especialmente del ambiente particular que se vive en París y del estilo moderno y relajado de llevar las negociaciones, el cual luego se implantó también en San Petersburgo.

La crisis mundial
El Jefe de Estado ruso reconoció que la crisis financiera, una vez más, mostró que la economía rusa depende mucho de sus recursos naturales. Dijo que se continuará con la exportación de petróleo y gas, pero en el futuro estos no serán las únicas vías para el desarrollo económico del país.

En su opinión, no es posible salir de la crisis en solitario. Para eso es importante una cooperación con las demás naciones, “hablar el idioma común –el idioma económico-”.

El mandatario ruso señaló que en la cumbre del G8 y el G20 propuso crear una nueva arquitectura financiera mundial.

En cuanto a Rusia, expresó que es necesario modernizar su economía, crear nuevas fuentes de ingresos basadas no en los recursos naturales, sino en el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de nuevas estructuras económicas. Con estos objetivos estableció una comisión presidencial como una estrategia a corto plazo.   

El progreso de Rusia
El Jefe de Estado ruso, al igual que la mayoría de la población del país, no se dan por vencidos ante el lento crecimiento económico-social. En esta nación el nivel de vida crece lentamente y uno de los problemas más graves a combatir es la corrupcción. Hay que mejorar las condiciones para las inversiones y acelerar cambios tecnológicos en la economía rusa, subrayó Dmitri Medvédev.

Para eso hay que trabajar, dijo. Una de las medidas mencionadas por él es el intercambio de la experiencia, en particular, la iniciativa de crear la cooperación con la Unión Europea para la modernización de Rusia.

Las relaciones con la OTAN
El Presidente explicó que, en la nueva Doctrina militar rusa, la OTAN no se considera una amenaza principal. Pero que el bloque militar con el que mantiene relaciones de sociedad se extienda a través de los países de la ex Unión Soviética crea ciertos problemas.

Rusia tiene su estrategia defensiva y las Fuerzas armadas, pero si el bloque (de la OTAN) se acerca cada vez más a sus fronteras, no puede dejar de alarmarse. Esto no significa que se regrese a una nueva “guerra fría”,  pero hay que tenerlo en cuenta.

Sin embargo, Rusia y la OTAN tienen metas comunes como la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva, en particular las nucleares, el terrorismo y el narcotráfico.

Dmitri Medvédev está de acuerdo con su homólogo estadounidense en cuanto al desarme nuclear y aspira a que otros países también acuerden en ese sentido.

La nostalgia por los tiempos soviéticos
Dmitri Medvédev nació en la Unión Soviética, así se llamaba su patria en aquel entonces. Pero  aclaró que hay que separar lo emocional de lo racional. Aunque los recuerdos de aquellos tiempos le son agradables, la sociedad, la ideología, los principios y la economía de entonces no van con el Medvédev de ahora.

Acerca de Vladímir Putin
Dmitri Medvédev considera eficaz su mancuerna con el primer ministro. Recordó que Putin dijo alguna vez que ellos son “de la misma sangre”, lo que se comprobó con un examen médico que les hicieron hace poco, en el cual resultó que los dos tienen el mismo grupo sanguíneo.

En cuanto al futuro político de ambos aún no esta claro, pero la mancuerna con Putin es fructífera y  resulta benéfica para Rusia. El Presidente y el Primer ministro tienen buenas relaciones, lo que es provechoso para el país.

El problema de Irán
En su opinión, la clave para la solución del problema de Irán es la misma actuación de ese país islámico. Rusia está a favor de que Irán establezca sus programas nucleares de acuerdo con las exigencias de las organizaciones internacionales, como la AIEA, y por otro lado, que sus actividades en esta esfera sean transparente para su control.

Desgraciadamente hay muchos problemas en este rubro, por eso se continúa con las negociaciones con los otros países y con Irán. Medvédev, al igual que los dirigentes de Medio Oriente y de los países europeos, está preocupado por el tema.

La “filosofía” de Medvédev 
A veces al Presidente ruso le gustaría distraerse y para eso tiene algunos pasatiempos como la fotografía, la música, la lectura y el cine, en particular, el cine francés, que le parece más cercano al espíritu ruso.  Le gustaría ver las películas en francés, pero solamente habla inglés.

La felicidad de Medvédev en la presidencia
Comentó también que para cualquier persona es una gran alegría trabajar para el país al que amas, tratar de ser útil, mucho más en una posición como esta (la presidencia). En este sentido Medvédev se considera feliz. No tiene mucho tiempo (libre), pero es el precio que tiene que pagar por el bienestar de su país.

Los problemas de Caucaso
Opinó que en las publicaciones relacionadas con los derechos humanos en la región del Cáucaso, tanto de Rusia como de otros países, en ciertas ocasiones los acentos se podrían poner de otra manera. Pero estos problemas existen y el que los medios de comunicación extranjeros lo expongan es un motivo más para abordarlos.

Las respectivas de la cooperacion internacional
Veinte años atrás todavía era imposible imaginar que en una mesa redonda se reunirían los dirigentes de países como EE. UU., Francia, la Unión Soviética, China y otros para discutir los problemas de la economía global.

Pero hoy en día lo hacemos y tomamos resoluciones. Aunque no son perfectas, de todos modos son resoluciones y no simples declaraciones. En resumen el mandataio ruso considera que los países encontraron ya un solo idioma para resolver los problemas. Y hay mucho por hacer, motivo por el cual este grupo se reune dos veces al año.

 

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias