Actualidad

Líderes de Kirguistán demandan el cierre de la base aérea de EE. UU.

Publicado:
Los líderes tribales de Kirguistán, conocidos como “aksakales”, demandan el retiro del punto de tránsito de aviones militares de EE. UU., ubicado en el aeropuerto de Manás, en la ciudad capital de Biskek. Dicho lugar servía anteriormente como base aérea militar de los estadounidenses.
Líderes de Kirguistán demandan el cierre de la base aérea de EE. UU.

Los líderes tribales de Kirguistán, conocidos como “aksakales, demandan el retiro del punto de tránsito de aviones militares de EE. UU., ubicado en el aeropuerto de Manás, en la ciudad capital de Biskek. Dicho lugar servía anteriormente como base aérea militar de los estadounidenses.

“Hasta que se retire por completo el contingente militar estadounidense [es necesario] prohibir todos los despegues de aviones militares, mientras que los cargamentos con fines humanitarios y pacíficos podrían transportarse a través de la aviación civil”, promulgaron los aksakales kirguises en una reunión con los medios de comunicación.

Asimismo, expresaron su preocupación por el acceso limitado de las autoridades de Kirguistán a esta zona, por lo que no se puede tener conocimiento preciso de los verdaderos objetivos de los militares estadounidenses.

"Debido a una política irresponsable y sin escrúpulos del gobierno (local), Kirguistán se vio involucrado en la preparación de terroristas”, recalcaron las autoridades tribales haciendo  alusión al presunto terrorista Abdolmalík Rigi, jefe de la agrupación separatista iraní Jundullah, que fue detenido por los servicios de seguridad iraníes mientras viajaba en un avión con rumbo a la república centroasiática. Supuestamente allí iba a negociar con altos funcionarios de los servicios especiales norteamericanos. Los contactos tendrían que producirse en la base estadounidense de Manás, un lugar que para algunos analistas kirguisos se esta transformando en un centro de operaciones encubiertas dentro de la nación.

En aquel entonces, Washington negó tener cualquier relación con Jundullah.

Los aksakales catalogan la presencia estadounidense en su territorio como una  “amenaza a los intereses nacionales” de la república,  que además ejerce una influencia “negativa” sobre su imagen.

"Mientras que la presencia de las bases militares rusas está justificada históricamente y corresponde a los intereses estratégicos, la presencia militar de EE. UU. y otros miembros de la OTAN va convirtiéndose en una amenaza a nuestros intereses nacionales”, agregaron.

En el año 2001,  EE. UU. instaló su base aérea en Manás de Bishkek, la capital de Kirguistán, ubicando ahí sus aviones para facilitar sus operaciones aéreas en Afganistán. En el 2009, el presidente kirguis, Kurmanbek Bakíyev, declaró que debido a ciertas discrepancias en los beneficios económicos obtenidos por utilizar el territorio de Manás, así como por el asesinato de un ciudadano kirguis a manos de un estadounidense, todos los acuerdos sobre la instalación de la base se anulaban. Posteriormente, ambas partes consiguieron compremeterse para que la base se convirtiera en un punto de tránsito de aviones estadounidenses.

Mientras tanto, el general David Petraeus, comandante del Mando Central estadounidense y encargado de las operaciones en Irak y Afganistán, declaró hoy que EE. UU. aprecia altamente las relaciones bilaterales entre su país y Kirguistán, durante una entrevista con el presidente Bakíyev.

A partir de la desintegración de la Unión Soviética, EE. UU. centró su atención en las ex-repúblicas soviéticas, entre ellas Ucrania, Georgia y Kirguistán, con el pretexto de "combatir el terrorismo".

rtnoticiasrtnoticias
Covid19