X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/2ge

Metro de Moscú: una mirada desde adentro

Publicado: 14 mar 2010 21:26 GMT

Hace poco tiempo la revista rusa Finans publicó una clasificación de los mejores metropolitanos del mundo. Los autores de la investigación consideraron el metro de Moscú como el segundo después del de Tokio, según el índice de intensidad del empleo de este transporte. En realidad, el metro

Metro de Moscú: una mirada desde adentro
Metro de Moscú: una mirada desde adentroRIA Novosti / Antón Denísov
Síguenos en Facebook

Hace poco tiempo la revista rusa Finans publicó una clasificación de los mejores metropolitanos del mundo. Los autores de la investigación consideraron el metro de Moscú como el segundo después del de Tokio, según el índice de intensidad del empleo de este transporte.

En realidad, el metro de la capital rusa, reconocido también como uno de los más seguros, transporta a casi 9 millones de personas cada día. Para garantizar este proceso, en el suburbano trabajan más de 36.500 colaboradores, siendo los maquinistas de los trenes los más privilegiados.


Una profesión de prestigio

Esta gente responde por la ininterrupción del servicio, por la precisión del horario de los trenes y, cómo no, por la vida de miles de viajeros. Por eso no es extraño que los requisitos que se exigen para desempeñar esta profesión sean muy severos.

Para convertirse en maquinista, en primer lugar, hay que pasar con éxito un examen psicológico. Luego a cada candidato le espera una esmerada comisión médica y sólo en caso de que los resultados de esta prueba sean positivos puede aprender este oficio.

Tras cuatro meses de estudio, los aspirantes tienen que aprobar los exámenes y sólo después comienzan a trabajar como asistentes de maquinista. Dentro de unos meses más pueden examinarse para obtener el derecho a conducir el tren por sí mismos. En resumen, desde el momento de su ingreso hasta la conducción autónoma transcurre casi un año.



Los días grises

A partir de ahí comienza su dura rutina diaria. Según la legislación laboral rusa, un maquinista puede trabajar 36 horas a la semana. Sin embargo, su turno, acompañado por un ruido permanente y los destellos bruscos de luz que le obligan a estar muy atento, dura hasta 8,5 horas al día. Hay que añadir que también sufre un ritmo laboral loco, determinado por el horario de los trenes, además de la oscuridad y la soledad que se asocian a este trabajo, elementos todos ellos que, sin duda, son causa de un gran estrés.

Aparte de todo eso, los maquinistas deben controlar y evitar las situaciones peligrosas, provocadas por algunos pasajeros. En particular, eliminar los efectos de los suicidios que a menudo ocurren en el metro y se convierten en motivo de detención del movimiento, de los atascos e influyen en el estado de la gente.

En consecuencia, sólo una parte poco numerosa de los maquinistas son capaces de sufrir esta carga. Poca gente trabaja en el metro hasta jubilarse: en la mayoría de los casos, la salud y las fuerzas les acompañan durante un máximo de 10-15 años.

Los datos más interesantes de la vida del maquinista

  • Debe cumplir con alrededor de 55 instrucciones al mismo tiempo.
  • Se ve obligado a comer en su cabina durante la marcha del tren.
  • El mayor estrés para el conductor está provocado por los fogonazos de luz que aparecen cuando el tren sale del túnel a la estación.
  • Se jubilarán a los 55 años.
  • Las mujeres no pueden optar a este puesto.

El metro más bello

El metro de Moscú, también conocido como el palacio subterráneo, fue inaugurado en 1935. Transporta alrededor de 3.341.500.000 personas al año. Tiene 180 estaciones y una longitud de tendido subterráneo de 298 kilómetros (tercero en el mundo después de Londres y Nueva York). Se considera como el más bello de los metropolitanos modernos.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias