X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/2R9

Guindillas: adelgazante natural y clave para un analgésico sin adicción

Publicado: 2 may 2010 10:07 GMT

En una época de dominio de las altas tecnologías, la medicina alternativa y las sustancias naturales se hacen cada día más populares. Los científicos también prestan mucha atención a este sector.

Síguenos en Facebook

En una época de dominio de las altas tecnologías, la medicina alternativa y las sustancias naturales se hacen cada día más populares. Los científicos también prestan mucha atención a este sector.

Sorprendentemente, estudios efectuados durante los últimos años revelan que uno de los productos más 'generosos' desde el punto de vista de sus características curativas son las guindillas. Su componente activo, la capsaicina, que produce una fuerte sensación de ardor en la boca, es un remedio médico casi universal, al parecer, contra los problemas de salud más graves del ser humano.

Los que buscan perder peso se recomienda que coman guindillas, ya que la capsaicina acelera el metabolismo y 'oxigena' las capas de grasa, es decir, las quema, según afirman los científicos.

Para que el sabor picante no obstaculice "el tratamiento", los médicos se dedicaron a buscar una alternativa más 'suave'.

Un grupo de científicos de la Universidad de California (EE. UU.) afirma haber descubierto que unas variedades no picantes del fruto contienen un análogo de la capsaicina, Dihydrocapsaicina (DCT, por Dihydrocapsiate, el término en inglés), que presenta todos los beneficios de las guindillas, pero sin sus efectos picantes.

Según informa el periódico británico Telegraph, en el experimento participaron 34 voluntarios de ambos géneros. Durante 28 días los especialistas dieron a los participantes al azar píldoras de placebo o suplementos que contenían guindillas no picantes con DCT.

Resultó que durante unas horas después de comer, los gastos de energía en los miembros del grupo que habían consumido grandes cantidades de DCT superó casi en el doble a los índices del grupo que se tomó las píldoras de placebo.

El estudio reveló, además, que la DCT aceleró la oxigenación de la grasa, haciendo que el organismo la use como un combustible en cantidades más grandes.

Mientras tanto, otro grupo de científicos estadounidenses de la Universidad de Texas afirma que las guindillas les sirvieron como una clave que puede contribuir a elaborar una nueva generación de analgésicos. Declaran haber descubierto una sustancia similar a la de la capsaicina en el organismo humano, en los sitios de dolor.

Llevaron a cabo un estudio que les permitió limitar la razón básica de un dolor al receptor de la capsaicina, a una entrada molecular en las células nerviosas. El director de la investigación, el doctor Kenneth Hargreaves, comenta que "el receptor de la capsaicina es como una cerradura principal en nuestras neuronas del dolor".

Cuando un cuerpo humano sufre una herida esto no afecta a las neuronas del dolor directamente, según probaron los científicos. Como respuesta, las células producen su propia capsaicina natural: ácidos grasosllamadosmetabolitos oxigenados de ácidos linoleicos (OLAM, por el termino inglés: oxidized linoleic acid metabolites) que, a través de receptores, causan el dolor.

Y bloquear este 'ojo de la cerradura', el receptor TRPV1 (receptor de potencial transitorio V1, transient potential vanilloid 1), o frenar la producción de la sustancia puede parar los dolores crónicos.

Los científicos afirman que, una vez descubiertos los mecanismos del dolor, están dispuestos a elaborar una nueva generación de analgésicos que no provoquen adicción.

Sin embargo, el descubrimiento más importante acerca de las características curativas de la capsaicina fue hecho en 2007 por un equipo de científicos de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, dirigido por el doctor Timothy Bates. Los especialistas probaron que la sustancia es capaz de eliminar las células del cáncer, impactando en las mitocondrias organelas, las 'generadoras de energía' de las células.

Revelaron que la capsaicina se enlaza con las proteínas de las mitocondrias de las células pulmonares y pancreáticas, afectadas por el cáncer, y estimula el proceso de la apoptosis sin afectar a las células sanas, según afirman en su trabajo, publicado en la revista 'Biochemical and Biophysical Research Communications'. Los científicos opinaron que la capsaicina podría servir de base para elaborar fármacos eficaces contra el cáncer de pulmón y de páncreas.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias