Ciencias

Un hallazgo arqueológico, hecho posible gracias a JJ.OO. Sochi 2014

Publicado:
En Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, en plena preparación para el evento, hallaron un monumento muy valioso para la región.

En Sochi, sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014, en plena preparación para el evento, hallaron un monumento muy valioso para la región.

Cuando las tierras bajas de Imereti fueron elegidas para acoger las instalaciones de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014, los arqueólogos examinaron casi cada rincón del terreno. Sin embargo, nadie esperaba que fuera aquí donde se produciría el hallazgo más valioso de la historia de la región. Antes del año pasado, estas ruinas estaban cubiertas con una gruesa capa de basura. Ahora los científicos rusos están resolviendo el enigma de un antiguo templo cristiano.

Según comenta el arqueólogo Anatoli Usachuk, las tuberías de la construcción antigua están en perfecto estado de conservación, y casi no se rompieron al derrumbarse. Los científicos, colocando las piezas en su lugar, podrán ver como funcionaba el sistema de calefacción del templo.

El templo data del siglo VIII, cuando en el territorio de Rusia todavía se profesaban las creencias paganas. Es por eso que podría resultar el santuario cristiano más antiguo del país. Ahora, el lugar está bajo protección y las obras para las edificaciones olímpicas han tenido que trasladarse a otro sitio.

El arqueólogo Román Mimojod comenta: “nos gustaría convertir este sitio en un museo al aire libre. Es de suma importancia que esté situado dentro del parque olímpico y así será visitado por los turistas de todo el mundo.”

Los restos más pequeños hallados en la zona de las excavaciones se expondrán en el museo histórico de Sochi. Su personal se está preparando para recibir una valiosísima contribución. La directora del museo histórico de Sochi, Ala Gúseva, explica que se trata del primer proyecto arqueológico de tal envergadura en Sochi, y que las preparaciones olímpicas son las que lo hicieron posible. “No cabe duda que sin la intervención de los arqueólogos, habríamos podido perder estos monumentos para siempre,” afirmó la especialista.

Mientras avanzan los preparativos para las Olimpíadas, los organizadores hacen todo lo posible para preservar el acervo histórico de la zona. De esta forma, y si se cumplen los plazos, en 2013, cuando se celebre en Sochi el año de los museos, la ciudad podría estrenar y mostrar al público el recuperado santuario cristiano al aire libre.

RT