X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/5t1

El Soyuz TMA-20, preparado para seguir haciendo historia de la cosmonáutica

Publicado: 15 dic 2010 17:00 GMT

Cada cosmonauta que viaja al espacio escribe una nueva página en la historia de la ciencia. Una historia repleta de avances tecnológicos y éxitos científicos, pero a su vez, cargada de tradición y simbología.

El Soyuz TMA-20, preparado para seguir haciendo historia de la cosmonáuticaRIA Novosti / O.Urusov
Síguenos en Facebook

Cada cosmonauta que viaja al espacio escribe una nueva página en la historia de la ciencia. Una historia repleta de avances tecnológicos y éxitos científicos, pero a su vez, cargada de tradición y simbología.

Desde que Yuri Gagarin llegara por primera vez en la historia de la humanidad al espacio exterior hace casi medio siglo, los cosmonautas han ido sumando ritos en su aventura orbital.

Peggy Wilson lo sabe muy bien. Ella fue la primera mujer que dirigió una expedición espacial. “Una de las grandes supersticiones es que la tripulación de la expedición no esté presente cuando se instala el cohete en la plataforma. Otra muy curiosa es poner monedas en los raíles por los cuales el tren transporta la nave. Quedan aplastadas y luego se reparten entre los tripulantes como amuleto”, recuerda la astronauta.

Todo está calculado al milímetro para que la suerte les sonría. La superstición impide que los lunes puedan salir al espacio. Sin embargo, la tragedia también es parte de algunos de estos rituales. El lanzamiento de cohetes está prohibido los 24 de octubre por los accidentes que ocurrieron en el pasado.

Además, los cosmonautas, un día antes de su partida, ven la película 'El sol blanco del desierto' como homenaje a la tripulación que falleció en los años 70 en una nave Soyuz.

Pero las tradiciones de los cosmonautas también dependen del lugar en el que se encuentran. En Baikonur, específicamente, es costumbre plantar una semilla cuando los astronautas vuelven sanos y salvos de su expedición y ojalá que este gesto lo puedan repetir los tripulantes que parten en unas horas.

No obstante, hay costumbres en el espacio que la tecnología ha cambiado de un plumazo. Para muestra un botón: ahora la mujer del cosmonauta italiano podrá recibir sus llamadas desde el espacio, algo que para ella todavía resulta chocante.

Como cuenta Alexandra Nespoli, mujer del cosmonauta italiano, ella le preguntaba: "¿Cómo será cuando estés arriba?", y él le contestaba "todo seguirá siendo igual. Continuaré haciendo llamadas y pagando las cuentas con mi tarjeta de crédito desde el espacio”.

Sin embargo, no todo son tradiciones. En cuanto a ocio se refiere, cada cosmonauta tiene sus preferencias. Dmitri Kondrátiev, comandante de la tripulación, confiesa que el kárate es un deporte que no sólo le ayuda físicamente, sino también en el plano espiritual. “Me gusta mucho y en el cosmos intentaré realizar algunos ejercicios”, dice el astronauta ruso. A su vez, Catherine Coleman toca la flauta, y la llevará consigo a la plataforma orbital.

En el largo proceso para llegar hasta el espacio, las supersticiones y la tradición forman parte de la rutina de los cosmonautas. En ese sentido, cada miembro de la tripulación se lleva con él su propio amuleto, y algunos suenan muy bien.

El lanzamiento del portador Soyuz-FG con la nave pilotada Soyuz TMA-20 está fijado para las 22:09, hora de Moscú (18.09 GMT), del 15 de diciembre. Este vuelo tendrá también sus peculiaridades. En particular, el italiano Paolo Nespoli viajará a la Estación Espacial Internacional (EEI) en un sillón no estandarizado. La estatura del astronauta (188 centímetros) obligó a construirle un sillón más grande de lo normal para que pudiera volar a la estación orbital.

Durante la rueda de prensa previa al vuelo, el jefe de Roscosmos, Anatoli Pérminov, felicitó a Catherine Coleman por su cumpleaños, que la astronauta celebró el martes, le deseó un feliz vuelo y le regaló una maqueta de la nave cósmica Soyuz TMA.

El comandante de la tripulación subrayó que durante la preparación para la expedición los tripulantes se conocieron muy bien entre ellos y están listos para cumplir la misión. A su vez, Paolo Nespoli dio las gracias a todos los entrenadores, ingenieros y dirigentes del sector cósmico, que participaron en la preparación al vuelo, destacando también el excelente trabajo de los cocineros.

Y Catherine Coleman subrayó el tacto de la comisión que no había mencionado su edad al felicitarla por su cumpleaños. “Ustedes han sido muy corteses al no decir cuántos años tengo. Hoy cumplo 50 años. Y es una fecha muy interesante, porque hace casi 50 años Gagarin voló al espacio”, dijo la astronauta agregando que se siente orgullosa de formar parte de esta tripulación.

La nueva tripulación de la EEI está convencida de que durante el siguiente medio siglo la cosmonáutica rusa estará marcada por numerosos alcances célebres, al igual que las cinco décadas anteriores que han transcurrido desde el primer vuelo del hombre al espacio.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias