Ciencias

Zhórik, el tigre de Amur, soporta otra complicada operación en la mejilla

Publicado:
En sus 3 años de corta vida esta es la decimoséptima intervención quirúrgica que enfrenta el tigre Zhórik. Pero ha sido inevitable, así que la salud de Zhórik aún está lejos de lo ideal y necesita tratamiento especial para su completa recuperación. El animal tuvo problemas graves con la mejilla q
Zhórik, el tigre de Amur, soporta otra complicada operación en la mejilla

En sus 3 años de corta vida esta es la decimoséptima intervención quirúrgica que enfrenta el tigre Zhórik. Pero ha sido inevitable, así que la salud de Zhórik aún está lejos de lo ideal y necesita tratamiento especial para su completa recuperación. El animal tuvo problemas graves con la mejilla que tenia destrozada.

La operación por la restauración de la mejilla izquierda y la mandíbula tuvo lugar en Jabárovsk, una ciudad que se encuentra en el Lejano Oriente de Rusia, y fue hecha gratuitamente por el famoso cirujano-dentista Alexánder Abramóvich. En el proceso el médico asistió y ayudó a Karén Dalakyán, el veterinario que se ha encargado últimamente del felino con amor y atención.

Antes de la visita al cirujano-dentista, Zhórik no comió nada. El primer problema con que se enfrentaron los médicos fue la anestesia. Después de muchos intentos de anestesiar al animal solo su salvador, el veterinario Dalakyán, logró hacerlo: se acercó sin miedo al tigre y le puso la inyección. Al cabo de unos minutos, Zhórik se quedó dormido. La complicada operación duró cerca de tres horas. Al paciente le tuvieron que quitar tres dientes y  realizar auténtica magia en la mandíbula. Los médicos hicieron un verdadero milagro: a partir los restos de tejido sano recrearon una nueva mejilla.

Los expertos dicen que la operación transcurrió sin complicaciones. Aunque todavía no está restaurado completamente el lado izquierdo del hocico del felino, los tejidos blandos están protegidos de las picaduras de mosquitos que con la llegada del calor podrían matar al joven tigre.

Hace unos meses el caso del pobre felino estremeció a la sociedad rusa: el animal estuvo a punto de morir después de sufrir malos tratos durante años en un circo ambulante. Zhórik viajaba con un circo itinerante cuando se le hinchó una mejilla. Sin embargo, los veterinarios que lo examinaron no diagnosticaron bien el caso. Le sacaron una muela, pero finalmente se trataba de un hueso fino que le había traspasado la mandíbula.

El tigre sufrió una grave infección y varios especialistas trabajaron durante días sin descanso para sacarlo de las garras de la muerte. Tuvo que soportar 16 operaciones y perdió parte de su mejilla. Desde las primeras intervenciones hasta fecha de hoy el felino vive bajo el control del veterinario Karén Dalakyán.

RT