X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3XR

Tras triunfar en Londres, el Bolshoi prepara una ópera provocativa

Publicado: 10 ago 2010 10:41 GMT

El estado del gran conjunto quedó confirmado durante su gira en Londres el ballet del Teatro Bolshoi de Rusia. En esta opinión coincidieron tanto los críticos profesionales, como los numerosos representantes de los medios de comunicación y espectadores que durante tres semanas cada día colgaba el

Síguenos en Facebook

El estado del gran conjunto quedó confirmado durante su gira en Londres el ballet del Teatro Bolshoi de Rusia. En esta opinión coincidieron tanto los críticos profesionales, como los numerosos representantes de los medios de comunicación y espectadores que durante tres semanas cada día colgaba el cartel de completo en la sala del famoso teatro real Covent Garden donde actuaban los artistas de Moscú. El domingo pasado sus recitales se clausuraron con el final fantástico, pero esto es solo el primer acto. Las ovacionaban tenían una pausa para tomar aire y apaciguar el dolor de las manos por la acción de aplaudir con entusiasmo, y ahora desde el 11 de agosto a los londinenses les esepera la versión provocativa de la ópera 'Eugeni Onegin' en la interpretación del conjunto de ópera del cuadro ruso.

La gira del conjunto de ballet del teatro legendario se cerraba con el espectáculo ‘Don Quijote’. Es el éxito antiguo de la interpretación del Bolshoi. 

“Este ‘Don Quijote’ no es tan refinado, se destaca con los sonidos bruscos rítmicos de la trompeta (oompa-oompa) y pasos triviales, pero si lo bailan con gusto, puede ser muy interesante. Y bailar con el gusto esto es un plato de chief de Bolshoi”, destaca Zoë Anderson en el periódico The Independent.

La impresión inolvidable la crearon los protagonistas, Natalia Ósipova e Ivan Vasíliev. Ya hace tres años este dueto virtuoso y único que actuaba en el mismo ballet en el mismo escenario conquistó a los londinenses. El entonces Vasíliev de 18 años y Ósipova de 21, mostraron que son herederos dignos de Maia Plisetskaia y Irek Mukhamédov, que también en su tiempo lucían en el espectáctulo.

“En el año de 2007 su hizo claro que el Bolshoi tiene una generación nueva que es capaz de rellenar este ballet con el brillo y el sentimiento vivo. Vasíliev giraba increíblemente rápido, rellenaba el espacio con su presencia, con gusto entregándose al torbellino (remolino) de las dificultades que crea este ballet para un bailarín. Ósipova le acompañaba muy graciosamente y de manera sincronizada con su brillante técnica, regalando a su heroína una coquetería excepcional”, destaca, como muchos otros críticos extranjeros, Anderson.

“Interpretan un baile extraterrenal, en el borde de las capacidades del ser humano. Hasta que varios de los espectadores más curiosos durante el espectáculo intuitivamente se levantaban de sus sillas para, como ellos pensaban, ver más cerca la técnica de los saltos y giros, pero sin desentrañar un enigma, se bajaban a sus sillones para volver a contemplar el milagro inspirado por la musa de la danza, Terpsícore multiplicado con el talénto de los bailarines”, comparte Olga Svistunova de la agencia ITAR-TASS.

Pero todo tiene su fin. El ballet de tres actos ‘Don Quijote’ se terminó con una ovación ensordecedora. Poniéndose.

“Llevamos el Bolshoi a Londres desde el año de 1963, pero tal final energético por la tensión de las pasiones no lo hemos visto nunca”, confesaron a ITAR-TASS los empresarios famosos Lilian y Victor Hochhauser. 

Y más tarde, ya entre bastidores brindando con champán por los héroes de la fiesta de tres semanas decían que el ballet del Teatro Bolshoi “con cada año se hace mejor y mejor, confirmado así la verdad de que no existen límites para la perfección”. 

La gira de este año, según los organizadores, pasaron en el nivel muy grande: tanto ‘Espartaco’ con Ivan Vasíliev, ‘Coppélia’ (es un ballet sentimental y cómico con coreografía original de Arthur Saint-Léon para un libreto de ballet de Saint-Léon y Charles Nuitter y música de Léo Delibes.) y ‘Giselle’ con Natalia Osipova, ‘Corsario’ donde coincidieron los famosos maestros Nikolai Tsiskaridse y María Alexándrova. ‘Espartaco’, ‘Giselle’ y ‘Corsario’ son obras veteranas en el repertorio del escenario ruso y “el sentimiento de nueva identidad del conjunto y el sentimiento nuevo su historia lo llevan los bailarines jóvenes”. 

‘Coppélia’ es el espectáculo nuevo que se mostró en Londres. Este ballet vio la luz en París en 1870 y desde aquel tiempo fue cambiado porque los bailarines tienden a veces adaptar los ballets, eliminando los pasos no convenientes y cambiándolos por los movimientos más vistosos. Por eso existen las versiones más o menos fieles al ballet del siglo 19, y  que muestran la inventiva de los coreógrafos. Así el Bolshoi volvió a los orígenes. Se guardaron las grabaciones del espectáculo en San Petersburgo del año 1894 y gracias a esto el coreógrafo Serguéi Vijariov reconstruyó el ballet junto con suntuosas decoraciones y trajes históricos. 

Con el inicio de las peripecias del siglo 20 con sus guerras, éxitos científicos y después la llegada de nueva ideología a la URSS, los coreógrafos trataron de cambiar los ballet clásicos, renovarlos para hacer más convenientes a los tiempos. Creían que tales actuaciones no reflejaban y no respondieron a los cambios de la época. Nacieron nuevas versiones de clásicos con el papél más activo de los hombres, con movimientos más bruscos y energéticos. Así aparecieron los denominados soviéticos. 

Hoy en día, en el siglo 21, se nota otra tendencia. Los clásicos y soviéticos tratan de guardar en su versión original. Para nuevos tiempos crean nuevos ballets. La primera parte de la tendencia Bolshoi se muestra en toda su brillantez. Pero todavía le falta espectáculos de experimentos en ballet, según críticos. 

Tal experimento llegará a Londres con el conjunto de ópera del Bolshoi el 11 de agosto (y el 7 de septiembre, a Madrid). En el cartel del Covent Garden se pone ‘Eugeni Onégin’, director Dmitri Cherniakov. El tiempo proximo mostrará cómo los británicos aceptarán la ópera que trivializa la obra maestra de Alexandr Pushkin y Piotr Chaikovski, según unos musicólogos, y la dráma de cámara burlón, brusca, tragicómica y agobiante, según otros.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias