X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/5r2

Que alguien no pueda hablar, no significa que no tenga nada que decir

Publicado: 12 dic 2010 15:33 GMT

Moscú alojó la XVI edición del Festival Internacional de Cine Stalker, que presenta al público ruso documentales, cortometrajes y películas dedicadas a los Derechos del Hombre. El festival empezó el 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos, y durará hasta el 15 del mismo mes.

Que alguien no pueda hablar, no significa que no tenga nada que decir
Que alguien no pueda hablar, no significa que no tenga nada que decirRimma Jadíeva / autoretrato
Síguenos en Facebook

Moscú alojó la XVI edición del Festival Internacional de Cine Stalker, que presenta al público ruso documentales, cortometrajes y películas dedicadas a los Derechos del Hombre. El festival empezó el 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos, y durará hasta el 15 del mismo mes.

En los seis días del festival, el público ruso puede ver cintas y exposiciones que abordan temas como el terrorismo y sus víctimas, los inmigrantes, las condiciones de vida de familias extensas y de personas con discapacidades.

Uno de los estrenos más llamativos del evento resultó ser el documental ruso 'Rimma la seria', presentado al público este domingo. La cinta cuenta la historia de la joven pintora Rimma Jadíeva, quien tiene una forma grave de parálisis cerebral.

La filmación duró en torno a un año y testimonió uno de los períodos más decisivos para la artista. El argumento se basa en entrevistas con la misma pintora, con sus maestros y profesores, sus compañeros de estudios y su familia.

Las primeras imágenes presentan a la protagonista, quien en la casa de sus padres en su ciudad natal, Kazan, se prepara para dar a luz a su hija. Luego empieza la cuenta regresiva: en la pantalla aparecen las imágenes del Instituto Especializado Estatal de las Artes en Moscú, el ´alma mater´ de Rimma, y la misma pintora, todavía en su cuarto año de estudios y en sus primeros meses de embarazo. Poco a poco, a través de las conversaciones con la artista, sus mensajes a unos amigos, fragmentos de su vida estudiantil y entrevistas de sus compañeros de clase, se descubren los detalles de su carácter y de su historia.

Rimma nació en 1982 en Kazan. Se dedicó a estudiar pintura bajo una supervisión profesional desde el tercer año de la escuela. Su maestra de Artes en el centro especializado de rehabilitación se dio cuenta de que la niña tenía una visión muy insólita del mundo y ofreció darle clases adicionales. Al principio, los padres de la niña se opusieron, ya que Rimma, según instruyeron los médicos, no tenía permitido usar pinturas.

Sin embargo, la maestra insistió y la chica empezó a aprender a manejar el lápiz y el rotulador. Con el paso del tiempo, la mano se fortaleció. Los doctores finalmente le permitieron usar pinturas. Se inició otra etapa, la de apoderarse del pincel.

Al graduarse de la escuela, Rimma Jadíeva entró en el Instituto y se mudó a Moscú para estudiar. Así empezó su vida ´independiente´.

Durante sus años universitarios, Rimma hizo una exposición personal en Finlandia, y algunas de sus obras  fueron incluidas en un calendario publicado en Rusia.

¿Quién dijo que nuestro destino es blanco y negro? No es así. Más bien se parece a un arco iris. Pero es que en nuestra vida cotidiana no nos damos cuenta de los colores”. (Rimma Jadíeva)

De repente, la cinta cambia el acento y empieza contar la historia pre-natal de la futura hija de la artista. Deja fuera la línea del amor y presenta los detalles de la lucha intensa de la protagonista, sus amigos y su familia por ayudar a Rimma a dar a luz: la búsqueda de una clínica que tenga un equipamiento adecuado para tratar el embarazo de una joven con una diagnosis así, la búsqueda de dinero para poder pagar los gastos…

De nuevo aparecen las imágenes de Rimma, que ha vuelto a su ciudad natal para estar con su familia antes del parto. Sus padres y sus maestros de escuela empiezan a contar historias de su infancia. Y aquí viene un nuevo cambio de la perspectiva: el hospital, Rimma después del parto, su madre y su hija recién nacida.

El camarógrafo del documental, Batyr Ataev, comenta: "durante este año tuvimos la oportunidad de conocer a Rimma y darnos un poco cuenta de cómo es. Tiene un habla dificultada, pero siempre sabe qué quiere decir y, desde luego, qué es lo que quiere hacer.

Se nota mucho que para ella la pintura es su verdadera pasión. Siempre supo que quería pintar y tomó una decisión que en muchas ocasiones no resultaría fácil ni siquiera para una persona que no tuviera problemas de salud.

A pesar de todos los obstáculos que tuvo, se dedicó a las artes profesionalmente. A pesar de su diagnosis, se atrevió a mudarse a Moscú y empezar a vivir allí sola. A pesar de dar a luz en unas circunstancias nada fáciles, casi de inmediato volvió a trabajar. A pesar del giro tan drástico en su vida, con el nacimiento de su hija no ha cambiado nada su estilo: no se hizo ni más enternecido ni más empalagoso. Permaneció firme y claro.

Es que, verdaderamente, Rimma da la impresión de que tiene una voluntad de ´hierro´. Por mucho que le convencieran los médicos de que dar a luz es un riesgo demasiado alto para ella, que con su diagnosis no podría dedicarse a criar luego a su hijo, no quiso escuchar a nadie.

Su enamorado había fallecido en un accidente antes de que supiera que iba a tener un niño, pero parece que Rimma de todos modos no habría tomado su opinión en cuenta. Ella pasaba semanas y meses en hospitales internada en reposo y volvía a estudiar. Dio a luz a una niña muy linda y sana y empezó a repartir su tiempo entre la hija y el trabajo.

Ahora está todavía en casa, con la pequeña, pero planea volver a Moscú, al Instituto, para terminar sus estudios.

Rimma en todas las ocasiones mostraba muchísima paciencia y siempre encontraba tiempo para todos. En general, fue muy fácil trabajar con ella: es una persona muy abierta, muy comunicativa y, además, conoce muy bien el mundo del cine por adentro, pues trabaja mucho en hacer decoraciones para películas.

Lo único, en varias ocasiones intentaba asumir las funciones del director y explicarnos cuándo y cómo teníamos que filmarla...".

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias