X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/Ql

Un libro dirigido a un hijo desde un GULAG

Publicado: 27 dic 2009 11:03 GMT

“A mi hijo Sasha que no está conmigo”. Una madre, víctima de la represión politica, escribió una libreta que hablaba de un diablillo meteorólogo. Tras 68 años, una periodista rusa halló esta obra y decidió encontrar a aquel niño al que estaba dedicado.

Síguenos en Facebook

A mi hijo Sasha que no está conmigo”. Una madre, víctima de la represión politica, escribió una libreta que hablaba de un diablillo meteorólogo. Tras 68 años, una periodista rusa halló esta obra y decidió encontrar a aquel niño al que estaba dedicado.

Un total de 114 páginas de libro hecho a mano y parecido a un oracional es la obra que creó una mujer llena de experiencia en la vida, la experiencia de  la oposición. Ésta fue la primera impresión de la periodista rusa  Zoya Yeroshok cuando recibió la libreta del descendiente de una de las mujeres detenidas, Inna Trufanova.

“… les envío una prueba material –una libreta hecha a mano, una reliquia de mi madre, que he guardado durante toda mi vida. Está hecha por una meteoróloga que trabajaba con mi madre en Koktunkul… Fue una mujer lúcida, en aquel entonces hizo este libro para su hijo pero… no logró dárselo. Cuando se murió este símbolo del amor de una madre se quedó en manos de la mía, y después lo guardé yo...”.

La meteoróloga se llamaba Olga Ranitskaya. Vivió en Karlag, uno de los campamentos GULAG más grandes, ubicado en la parte central de Kazajistán.

Zoya Yeroshok cuenta que “ella creó este maravilloso cuento sobre un duende, algo que empezó siendo un entretenimiento y que, al final, terminó siendo muy lúgubre. Sin duda, es un testimonio sobre los tiempos oscuros de aquel entonces”.

Un auténtico documento histórico, fechado en febrero de 1941, que trata de un momento de lucidez en un período brutal de la historia. Es una señal que muestra que, aun entonces, había optimismo y amor.

Yeroshok ha mostrado el libro a algunos pintores. Su veredicto fue que los dibujos de Ranitskaya contienen talento, fuerza, pasión y vida, son únicos. Para crear cada uno de estos dibujos se tardaba unos días: imaginar el guión, realizarlo, dibujar con pincel y despues contornear con tinta. Y todo esto no en el silencio de un despacho, sino en las duras condiciones del campo.

Cuando la libreta llegó a manos de la periodista, comprendió que tenía que encontrar al hijo de la mujer para llevar este mensaje único a la persona a quien estaba dirigido. Publicó un aviso en su periódico. Así, contactaron con ella dos hermanos, médicos en la actualidad, que vivieron en aquel campamento cuando tenían solamente 14 años.

 

“Me acuerdo de ella, fue una mujer alta y flaca… guapa en su estilo. Ella trabajó en la estación meteorológica, a 50 metros de donde vivíamos. No nos conocíamos muy bien porque  los meteorólogos pasaban mucho tiempo encerrados en una oficina, probablemente una vida mucho mejor que la de los presos comunes. Pero como solíamos pasar cerca de la estación, seguramente nos cruzamos”, recuerda Eduard Aitakov.

Por desgracia la historia no tuvo un final feliz. La libreta nunca llegó a manos del hijo de Ranitskaya  porque se descubrió que había muerto en 1942. Ella vivió hasta los años 80, a pesar de los horrores que tuvo que atravesar.

El otro médico que vivió en el campamento, Zeilili Aitakov, destaca que “Mucha gente murió por causa de simples distrofias o deficiencia de vitaminas. Alguien puede pensar  que hace mucho calor en Kazajistán, pero de hecho los inviernos son extremadamente fríos y largos. Así que sepultaban a la gente casi en la superficie de la tierra y los lobos desenterraban la los cadáveres y se los comían por las noches… Un sitio horrible… Que más decir…”.

Se supone que, en total, cerca de un millón de reclusos estuvieron en Karlag a lo largo de su historia, desde 1930 hasta 1959. En 1941 la porción diaria de pan era solamente de 450 gramos. Sin reservas de agua, recurrían a comer nieve. Aquellas condiciones dejaban pocas opciones.

El archivo de “Memorial”, un centro de investigación y museo dedicado a las víctimas de la represión,  tiene miles de cartas de madres a sus hijos. Pero son cartas de otro tipo. El historiador Arseny Roginsky asegura que este diario es único. “Millones de personas pasaron por los campamentos, pero sería difícil contabilizar más de una decena de libretas escritas durante la detención. La mayoría fue destruida. Es un milagro que esto se haya conservado hasta nuestros días”.

Las historias de las víctimas de la represión política nunca serán contadas, por eso los historiadores piensan que este testimonio es muy importante porque arroja luz sobre aquellos tiempos oscuros.

 

El estilo del libro de Olga Ranitskaya

En la página principal del libro de Ranitskaya aparece “Trabajos y Días”. Éste es el nombre de la obra de un filósofo de la Grecia antigua, Hesíodo. Zoya Yeroshok compara estos dos trabajos y revela unos condiciones.

Olga Ranitskaya escribía este libro y esto le ayudaba a enderezar su espalda, contaba sus historias sin histeria y énfasis. Ranitskaya empieza a escribir la carta a su hijo, pero luego el cuento se  va haciendo menos infantil, menos íntimo y materno. Ahora es un diario y un documento contra Stalin. Pero sin nombrar al “padre de las naciones”.

El paralelismo con la obra  “Trabajos y Días” es evidente. Hesíodo escribe sobre la posibilidad de “enderezar la estatura encorvada”, de cómo “sufre el pueblo entero por la falta de honor de los tsares que han negado malintencionadamente la verdad y se han desviado del curso natural”, de derecho "torcido"…

 

Los detenidos en el campo  Karlag

Los casos de los detenidos en el campo fueron revisados sin fiscal ni abogado. Les aumentaban a todos los plazos sin juicio alguno. La sentencia del “medio supremo de la defensa social” (fusilamiento) se realizaba inmediatamente, sin posibilidad de apelación o perdón.

Por Karlag pasaron de 1,5 a 2 millones de personas. Entre los represaliados políticos hubo muchos científicos y actores. Por ejemplo, la madre de la ilustre bailarina Maia Plisetskaia.

Uno de los presos fue el destacado científico Alexander Chizhevski, el “Leonardo da Vinci del siglo 20”. Fue biofísico, artista,  violinista y poeta. Los temas de sus investigaciones científicas abarcaban lo vivo y lo inanimado, el hombre y el espacio, lo psíquico y lo físico. Escribió su libro durante 25 años y se negó a editar algunas partes de antemano.

“Saboreaba el sentimiento agudo de ser el autor de tal libro donde todo era nuevo. La aplicación de la teoría de los electrones a los procesos más íntimos en el organismo revelaba  perspectivas no sólo en las ciencias a nivel teórico, sino en la medicina práctica. Esto se confirmó después de 30 o 40 años. Y descubrí uno de los remedios de la influencia sobre los procesos delicados del organismo. Estaba muy orgulloso de este trabajo y amaba cada página. Así  fue hasta 1942, cuando mi obra basada en 25 años de trabajo, de casi 40 cuadernos, se arruinó junto con mis otros manuscritos, en general 100 carpetas de trabajos científicos. ¿Si tenía lastima? Cómo no. Durante este tiempo murieron millones de personas. Yo sobreviví, pero mi obra desapareció. Amén”.

Chizhevski fue arrestado en 1942 y su trabajo desaparició después de su detención.

 

Otro libro de GULAG – “El libro mas precioso del mundo”

Otra historia conmovedora, basada en hechos reales, la guarda el francés Erick Emmanuel Shmitt, filósofo, dramaturgo, director y escritor. Guarda una libreta hecha con los trozos de papel de los cigarillos del GULAG.

Las mujeres del campo milagrosamente consiguieron un lápiz y durante mucho tiempo ahorraron los cigarrillos para usarlos como hojas de papel pequeñas. Al llegar el momento de escribir los mensajes a sus familias, las detenidas se desesperaron: cada una tenía sólo unas líneas para dirigir unas palabras a seres queridos que posiblemente no abrazarían nunca. ¿Qué escribir? ¿un deseo? ¿un sermón? ¿una noticia aliviadora sobre sí misma? Las hijas de esas mujeres recibieron una pila con los papeles cortos que incluían las recetas familiares de casa. Este cuento llamado “El libro mas precioso del mundo” está publicado en español en el libro “Odette : una comedia sobre la felicidad”, que dio el nombre a la película homónima.

 

Libro monumental sobre GULAG en español – Alexandr Solzhenitsin

Unas ediciones:

Archipiélago Gulag: 1918-1956: ensayo de investigación literaria Círculo de Lectores, 1998. ISBN 84-226-6879-3

Aleksandr Isaevich Solzhenitsyn, Vladímir Lamsdorff Galagane. Archipiélago Gulag, 1918-1956: ensayo de investigación literaria. Plaza & Janés, 1977. ISBN 84-01-41111-4

Archipiélago Gulag: 1918-1956 Ensayo de investigación literaria, "El Arca de Papel", Plaza y Janés, S.A., Editores, Barcelona, 1974. ISBN 84-01-41050-9

Aleksandr Solzhenitsyn Archipiélago GULAG. Volъmenes I-III. Ensayo de investigación literaria (1918-1956) Editorial TUSQUETS EDITORES, 2005.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias