X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/1KL

Yates y cúteres como un medio de transporte para la clase media

Publicado: 2 feb 2010 19:55 GMT

Los yates y los cúteres (pequeñas embarcaciones) dejan de ser un objeto de lujo: se transforman en un medio de transporte para la clase media.

Yates y cúteres como un medio de transporte para la clase media
Yates y cúteres como un medio de transporte para la clase mediadw-world.de
Síguenos en Facebook

Los yates y los cúteres (pequeñas embarcaciones) dejan de ser un objeto de lujo: se transforman en un medio de transporte para la clase media.

La exposición más grande del mundo sobre turismo y deportes acuáticos, Boot-2010, llevada a cabo en Düsseldorf del 23 al 31 de enero, mostró con toda claridad que hoy en día, a parte de dedicarse a unos vehículos exóticos y lujosos, los productores de yates y cúteres han elegido ya otro camino y otro público objetivo, dirigiéndose más a la gente con un nivel económico medio.

Un cambio tan drástico de políticas fue provocado por dos factores principales: por la crisis económica global y, en consecuencia, como iniciativa para conquistar nuevos sectores del mercado; y, en segundo lugar, como resultado de una encuesta lanzada en el sitio web dw-world.de en víspera del Boot- 2010 con una única pregunta: “¿Qué es lo que usted preferiría: comprar un nuevo coche o un barco de vela o de motor por la misma cantidad de dinero”.

Las novedades del sector de barcos menores, representadas por 1.600 empresas de 55 países, unos 1.700 modelos de barcos, yates y todo tipo de naves, mostraron que había llegado otra época. Empezaron a fabricar yates y cúteres de menor tamaño y por unos precios mucho más moderados, ofreciendo, además, unos considerables descuentos a los visitantes de la exposición.

El director ejecutivo de la Unión Federal de las Industrias de Deportes Acuáticos de Alemania (Bundesverband Wassersportwirtschaft), Jürgen Tracht, opina que el cambio de tendencia se debe a la caída de ventas en un 25% en 2009 en Alemania y a la caída de la producción en un 60%. Pero, según él, la razón clave que se acentuó a causa de la crisis financiera global, resultó ser el factor “demográfico”. Actualmente, la edad media de un dueño de un barco de vela o de motor en Alemania, por ejemplo, es de unos 56 años. Es decir que en unos 20 años los deportes acuáticos perderán a éste público objetivo, por razones muy obvias.

Y, en ese caso, la solución es dirigirse a la generación joven: navegar en un barco es un divertimiento para toda la familia. Y lo único que se puede hacer para atraer a los jóvenes es ampliar la gama de los modelos menos caros con la finalidad  de facilitar a los clientes potenciales el primer paso hacia este tipo de actividad.

Según las estadísticas, un 60 % de aquellos que ya dieron sus primeros pasos hacia la 'adicción acuática' hace tiempo (para dar una referencia más exacta, en Alemania, por ejemplo, hay unos 500.000 cúteres y yates privados) están a favor de  barcos de unos 8,5 metros de largo. Así que el Boot-2010, a parte de objetos de lujo por precios de millones de euros, expuso una gran variedad de modelos “más moderados”, por unos precios bastante distintos: entre 15.000 y 100.000 euros, con un promedio de unos 65.000 euros para un yate de vela de 10 metros de largo. Mientras tanto, la presencia en la exposición de “naves menores” para la clase media por entre 16.000 y 18.000 euros también fue bastante mayor.

El récord mínimo, de unos 10.000 euros, pertenece al fabricante alemán, Hanse Yachts, con su modelo Dehler, un barco de vela de 5,5 metros de largo. Los cúteres también se ofrecían a unos precios bastante bajos, con un mínimo de unos 11.000 euros.

La misma idea de hacer todo lo posible para atraer a los jóvenes al sector predominó en la propia organización del Boot-2010. Los visitantes tuvieron la posibilidad de probar algunas de las novedades “con sus propias manos” en las piscinas, instaladas en los pabellones. Por ejemplo, todo tipo de canoas y 'kayaks', estuvieron a la total disposición de cualquiera que lo deseara. Un precio promedio de este equipamiento en Europa suele ser de 1.000 a 2.000 euros, pero durante la exposición los aficionados tenían la posibilidad de comprarlo con unos considerables descuentos. Una de las novedades más interesantes del sector resultó ser una canoa plegable motorizada, que funciona a base de módulos fotovoltaicos.

En otra piscina se podía aprender las bases de wakeboard bajo la supervisión de maestros del deporte. La tercera ofrecía la oportunidad de disfrutar del buceo bajo vigilancia de unos instructores y experimentar con diferentes tipos de equipamiento.

A pesar de la crisis económica global, unas 240.000 personas, aficionadas a la navegación, la vela, el remo, el buceo, el windsurf o  la pesca, visitaron Boot-2010.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias