X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/29D

Con una orquídea en la oreja

Publicado: 5 mar 2010 14:18 GMT

La Giraldilla, una mujer que espera en el Castillo de la Fuerza Real de Cuba el regreso de su marido marinero, llegó a Nueva York en medio de un mar de orquídeas. La réplica del símbolo de La Habana en bronce, que encarna la historia, el arte y la leyenda de amor, recibe a los visitantes de la Oc

Con una orquídea en la oreja
Con una orquídea en la orejaFlickr.com de Jardín de NY/ Ivo M. Vermeulen
Síguenos en Facebook

La Giraldilla, una mujer que espera en el Castillo de la Fuerza Real de Cuba el regreso de su marido marinero, llegó a Nueva York en medio de un mar de orquídeas. La réplica del símbolo de La Habana en bronce, que encarna la historia, el arte y la leyenda de amor, recibe a los visitantes de la Octava Exposición anual en el Jardín Botánico de Nueva York: ‘Orchid Show: Cuba in Flower’ (‘El espectáculo de la orquídea: Cuba en flor’).

La especie e híbrido 'Oncidium orchids', conocido como ‘Dancing Lady’ (La señorita que baila): variedades púrpuras, amarillas y blancas rodean La Giraldilla.


En el pabellón, que acoge la colección más grande del Nuevo Mundo de palmeras bajo techo, se sitúa la primera parte de este 'jardín del Eden', en opinión de los primeros visitantes, que exclamaban de admiración y sorpresa. En total, unas 7.000 orquídeas crean una isla tropical en en pleno centro de la 'Gran Manzana', colgando de todas partes entre terrazas rústicas y reproducciones de edificios y estatuas representativas de Cuba. Un suntuoso jardín a lo cubano invita a los neoyorquinos a sentir la experiencia dramática, vibrante y llena de colores que lleva consigo el espíritu de la naturaleza caribeña.

El responsable de la exposición es el famoso diseñador de paisajes y arquitecto Jorge Sanches, de origen cubano, que pasó su niñez en la isla caribeña y creció en el sur de Florida. Junto a su empresa situada en Palm Beach, Sánchez and Maddux, transportan esta lujuriosa belleza a Nueva York basándose en sus principios de fusión del jardín histórico y clásico con el diseño moderno, que da la posibilidad de encontrar soluciones para lo exótico.

Su material son unas 300 variedades de orquídeas, originarias de Cuba que ahora están expuestas en esta copia improvisada del Soroa Orchidarium de Cuba en el Jardín Botánico de Nueva York. La exposición permanecerá abierta hasta  el 11 de abril de 2010 y allí no sólo se puede admirar las orquídeas con forma humana: entre ellas hay diminutas y gigantes, vivas y apagadas, con barba, peludas y con una gran bocaza, lujosas y tímidas, que traen, según la leyenda, la felicidad y el amor, y las que matan con su néctar a los animales, que segregan olores asquerosos y, las más divertidas, que expulsan pequeñas nubes de humo.

Además, la exposición muestra las investigaciones en la esfera del cultivo de estas plantas, no sólo en invernadero, sino también en casa. Justo allí se pueden comprar ejemplares de estas flores adaptados para vivir en una cornisa de ventana.

Orquídeas del género ‘Dendrobium’ se asocian con la buena salud y se usan en la medicina tradicional de China durante ya miles de años. En la tienda de la exposición se venden joyas creadas empleando las verdaderas flores. Las orquídeas en la planitud de su belleza, se secan esmeradamente, preservadas y cubiertas con varias capas de resina. Cada joya es este tipo elaborada a partir de la orquídea es único.

En las Galerías de la Exposición Estacional que acogen la mayor parte de la muestra, los visitantes pasan debajo de grandes hojas de palmeras, plantadas en el paseo que lleva a las ruinas del molino de azúcar. Esos molinos producían el azúcar de caña (también de las cañas de orquídeas), el principal activo de la economía de Cuba entre los siglos XVIII y XX. En el siglo XX, los molinos domésticos cedieron ante los molinos industriales más grandes y se convirtieron en ruinas, invadidas por la tempetuosa vegetación, que los usa como hogar. Ahora las orquídeas también se usan para la producción de la cara vainilla, de una 'leche' empleada para la fabricación de cosméticos, de azúcar y  para la perfumería. En el Jardín Botánico de Nueva York, las ruinas de molinos están rodeadas por 'Dendrobium' (orquídeas de caña), 'Paphiopedilum' (la orquídea de cipripedio) y 'Oncidium', orquídeas púrpuras y rosas con motas amarillas.

Para ver una variante de un mundo mágico de colores y olores lo único que se necesita es acercarse al Jardín Botánico de Nueva York. Allí la  maravilla de la belleza plena está inspirada por el verdadero arte de la naturaleza.

Primera fila de izquierda a derecha: Beallara Purple Haze 'Jimi Hendrix'; Phalaenopsis 'Destiy'; Opsistylis Memoria Mary Nattrass

En el centro: Ascocenda grex Roslyn Rogers

Segunda fila de izquierda a derecha:Vanda Travor Rathbone 'Banjong'; Cimbidium Happy Face 'Amaranth': Phragmipedium 'Inti's Tears'

Todas las fotos del artículo provienen de Flickr.com de Jardín de NY/ Ivo M. Vermeulen

 

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias