X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/4fR

El deportista más rico del mundo vivió hace unos 2.000 años

Publicado: 4 sep 2010 07:58 GMT

En septiembre de 2009 la revista Forbes atribuyó el título de la celebridad deportiva más adinerada a Tiger Woods. El golfista estadounidense fue proclamado el primer atleta cuya fortuna había logrado superar la meta de los 1.000 millones de dólares.

El deportista más rico del mundo vivió hace unos 2.000 años
El deportista más rico del mundo vivió hace unos 2.000 añosRT
Síguenos en Facebook

En septiembre de 2009 la revista Forbes atribuyó el título de la celebridad deportiva más adinerada a Tiger Woods. El golfista estadounidense fue proclamado el primer atleta cuya fortuna había logrado superar la meta de los 1.000 millones de dólares.

Sin embargo, un año después el profesor Peter Struck, de la Universidad de Pennsylvania (EE. UU.), presentó resultados de una investigación que privaron de ese título honorífico a Woods.

Struck probó que el deportista más rico de todos los tiempos fue Gaius Appuleius Diocles, el auriga más famoso de la Roma Antigua. Durante su carrera logró ganar 35.863.120 sestercios, lo que equivaldría hoy en día a unos 15.000 millones de dólares.

Diocles nació en el año 104 en Lusitania (territorio que hoy en día corresponde a Portugal y el sudoeste de España) y en 122, a la edad de 18 años, se dedicó a los deportes profesionales.

Igual que en la Fórmula 1, los participantes de carreras de carros se dividían en grupos según colores. En la época de Diocles eran seis: blanco, verde, rojo, azul, púrpura y dorado. El legendario auriga comenzó como 'conductor de caballos' con 'los blancos', pero al principio no destacó. Su primera carrera la ganó sólo al cabo de dos años. Dos años más y se cambió a 'los verdes'. Pero su momento cumbre llegó con su traspaso a 'los rojos' a la edad de 27 años. Permaneció fiel a este equipo hasta su retiro a los 42 años.

Dioclesno fue plusmarquista por el número de victorias. De sus 4.247 carreras ganó 1.462 y se quedó con la medalla de plata en 861 casos, mientras que, por ejemplo, Pompeius Muzclos llegó primero en 3.599 ocasiones. Pero sí fue el mejor pagado: se sabe que tardó 29 carreras en ganar 1.450.000 sestercios (unos 606 millones de dólares).

La lápida instalada en el año 146 en honor del deportista por sus admiradores en el Circo de Nerón, en el actual Vaticano, donde compitió miles de veces detalla sus tácticas de victoria: ganó 815 veces liderando la carrera desde el principio, en 67 ocasiones cuando se apresuraba al quedar poco para finalizar la prueba, y en 36 cuando lo hacía justo en la recta final.

Se jubiló a la edad de 42 años, y al poco tiempo falleció. Los expertos comentan que su vida fue extremadamente larga para el tipo de deporte que practicaba. La mayoría perecía de muy jóvenes a causa de las peculiaridades técnicas de la competición.

Las cuádrigas eran una modificación de los carros de guerra, construidos principalmente con madera y con una apertura en la parte trasera. Durante la carrera los conductores se mantenían de pie y además en una posición muy inestable ya que sus vehículos se apoyaban sobre un solo eje que solía moverse bastante. Así, se elegía a los aurigas por su ligereza, igual que los jinetes hoy en día, pero al mismo tiempo debían ser altos.

Las pistas de los hipódromos romanos se dividían con una barrera en el centro, y los deportistas buscaban siempre tomar la delantera de sus rivales de una forma 'no muy limpia' haciendo que se chocaran contra la barrera.

Otro lugar muy eficaz para provocarle un 'accidente de tráfico' fatal a un rival eran las metas en los extremos de la barrera, donde los aurigas tenían que hacer un giro cerrado para pasar al próximo círculo. Aquí florecían las técnicas más 'sucias': si un deportista no conseguía deshacerse de sus rivales antes, se aprovechaba de la meta para atravesar la cuádriga ajena de un espolonazo.

La carrera romana consistía en 7 círculos (a diferencia de la griega, de 12 círculos) y luego su número fue reducido a 5 para que en un día diera tiempo a más competiciones. En general, las carreras de cuádrigas romanas empleaban un sistema algo parecido a el de la Fórmula 1: cada deportista partía de su posición. Era posible gracias a la tradición copiada de los griegos de las puertas de partida escalonadas. Las puertas se abrían por turnos, una tras otra: cuando un carro de la primera puerta ganaba velocidad y llegaba a la siguiente puerta, aquella también se abría y partía la próxima cuádriga. Cuando se abría la última puerta, todos los deportistas solían estar, más o menos, en la misma línea, pero tenían diferentes velocidades.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias