X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/5kd

Putin: "El Mundial ayudará a derribar los 'muros de Berlín' invisibles"

Publicado: 2 dic 2010 23:21 GMT

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, ha ofrecido una rueda de prensa en Zurich tras hacerse pública la votación de la FIFA que designa a su país como sede de la Copa Mundial de fútbol de 2018.

Síguenos en Facebook

El primer ministro de Rusia, Vladímir Putin, ha ofrecido una rueda de prensa en Zurich tras hacerse pública la votación de la FIFA que designa a su país como sede de la Copa Mundial de fútbol de 2018.

Putin inició la conferencia de prensa en Zúrich agradeciendo en inglés al Comité Ejecutivo de la FIFA que haya elegido a Rusia como sede del Mundial de 2018. Putin aseguró que Rusia preparará todas las instalaciones deportivas necesarias para la celebración del campeonato.

El primer ministro quiso, en primer lugar, agradecer a los miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA la confianza mostrada en la capacidad del país para acoger un evento de tal importancia. 

En referencia a los preparativos para el Mundial, Putin reiteró los planes de Rusia de organizar un Campeonato con los más altos niveles de calidad. "Queremos hacer todo lo posible para garantizar la seguridad y la comodidad de nuestros huéspedes", subrayó.

Asimismo declaró que durante el periodo de celebración del Mundial, Rusia anulará temporalmente la necesidad de visados para los hinchas que acudan al país y organizará traslados gratuitos entre las diferentes sedes.

La preparación para la Copa del Mundo 2018 costará unos 300.000 millones de rublos. Según las estimaciones previas, la construcción de los estadios y las infraestructuras para el Mundial le costarán a Rusia unos 10.000 millones de dólares, un presupuesto similar al invertido para la celebración del reciente  Mundial de Sudáfrica.

Pese a todo, Rusia no necesitará solicitar recursos económicos para la organización del Mundial, sólo algo de asesoramiento, afirmó el primer ministro. “Hay suficiente dinero. Posiblemente necesitaremos algunas consultas”, dijo.

El líder del gobierno ruso no contestó a la pregunta de los periodistas sobre si prefería los JJ. OO. o la Copa. “Lo que más me gusta es vernos ganar”, dijo. Rusia hospedará los Juegos Olímpicos de Invierno en 2014 y la Copa en 2018. “Quiero que gane nuestro equipo. Espero que sea así”, afirmó.

Según Putin, Rusia hará todo lo necesario para garantizar la seguridad en la celebración del Mundial en su territorio. “Los estadios y el resto de instalaciones necesarias estarán construidas a tiempo”, prometió el primer ministro. También explicó su decisión de no asistir a la elección del país que acogerá el Mundial de 2018, pese a que en el año 2007 había asistido a la votación en Guatemala sobre la capital de los Juegos Olímpicos de 2014, cuando la ciudad rusa de Sochi resultó igualmente ganadora.

Según el político, la situación actual era muy diferente, marcada por una serie de escándalos y datos comprometedores. Por eso tomó la decisión de abstenerse de viajar a Zúrich. En este sentido, Putin criticó las tentativas de comprometer a algunos miembros de la FIFA. “Es inadmisible acusar a las personas de corrupción sin tener ninguna prueba concreta. Esto puede considerarse como un intento de ejercer presión sobre los miembros de la FIFA”, señaló.

Putín aseguró que Rusia continuará la lucha contra la xenofobia y la intolerancia racista y promete a los huéspedes de la Copa del Mundo una seguridad absoluta. También señaló que hay problemas de intolerancia étnica en diferentes países del mundo, por más que los oculten.  “No es raro en los países europeos. No sucedió en Rusia que la policía obligara a un chico de 15 años entrar en un puesto de electricidad donde se quemó. No sucedió en nuestro país”.

El primer ministro lamentó que Rusia sufra muchos problemas semejantes. A la vez subrayó que “al realizar todas las grandes competiciones internacionales, logramos garantizar siempre una seguridad absoluta”. “Con respecto a la xenofobia, el racismo, la intolerancia religiosa y nacional, es un problema mundial”, dijo, añadiendo que “Rusia lucha contra el problema al igual que lo hacen otros países. Y lo vamos a hacer de una forma insistente en el futuro“.

Finalizando la primera parte de su intervención, volvió a dar las gracias a la federación internacional: "¡Gracias por apoyar a Rusia!". Según el primer ministro, esta decisión contribuirá al desarrollo del fútbol y a la promoción del principio de ´juego limpio’ (‘fair play’) en el más amplio sentido de ese concepto.


Por otra parte, Putin subrayó que los éxitos en el fútbol de un país no son una condición indispensable para tener el derecho a organizar un  Mundial. “¿El equipo de Sudáfrica alcanzó grandes éxitos? Me parece que no”, dijo Putin, refiriéndose al reciente Mundial celebrado en la República de Sudáfrica. “El objetivo de celebrar el Campeonato en diferentes países es aumentar la popularidad del fútbol en todo el mundo”, señaló.

El primer ministro consideró a la candidatura conjunta de España y Portugal el rival más serio de la propuesta  rusa para la organización de la Copa del Mundo.  “Partimos del hecho de que Portugal representaba una seria amenaza [en este sentido] para nosotros. Pero  conocemos la filosofía de la FIFA y no es ningún secreto que no le gustan las solicitudes conjuntas. Por eso pensamos que teníamos opciones de ganar y resultó  ser verdad”, aseguró.

Respondiendo a la pregunta de un periodista inglés, sobre si creía que Gran Bretaña, que también pretendía ser la sede del Mundial de 2018, había sido "engañada", el primer ministro contestó que no creía que fuera así.

"Gran Bretaña es una gran potencia futbolística, pero ha perdido ante un adversario digno", subrayó.

"Les esperamos en Rusia en 2018 y crearemos las mejores condiciones para que los jugadores ingleses demuestren su talento", recalcó.

El gobernante espera que la Copa del Mundo  ayude a cambiar los estereotipos sobre Rusia y colabore en la caída de los ´muros de Berlín´ invisibles que sigue habiendo en Europa. "Hay que mostrar que estamos abiertos. La gente vendrá y lo verá. Cuantos más contactos, más rápido desaparecen los estereotipos”.

"La celebración de grandes competiciones deportivas ayudará a resolver este problema, ayudará a que al menos nuestro continente, Europa, viva sin ´muros de Berlín´, tanto visibles, como invisibles", señaló.

Vladímir Putin cree que la decisión de la FIFA de elegir a Rusia como sede del Mundial de 2018 se debe a la situación política estable y al nivel de desarrollo económico del país.

Esta es la primera vez en la historia del balompié que Rusia recibe el honor de hospedar la Copa, algo que tampoco sucedió durante la etapa soviética.

Putin declaró que  el fútbol es un deporte muy popular en Rusia y aseguró que incluso en el Leningrado sitiado en la época de la Segunda Guerra Mundial la gente practicaba esta actividad.

El último campeonato se celebró el pasado verano en la República de Sudáfrica y el siguiente, en el año 2014, tendrá lugar en Brasil.

Diferentes países, entre los que estaban Gran Bretaña,  EE. UU. y las candidaturas conjuntas de España y Portugal y de Bélgica y Países Bajos, han participado en el concurso para organizar la Copa del Mundo de los años 2018 y 2022. Para este último año, la sede elegida ha sido Qatar.

Las votaciones de la FIFA para designar a los países que acogerán los campeonatos mundiales suelen estar marcadas por la política de la federación internacional que busca extender la afición al 'deporte rey' por todas las regiones del mundo.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias