X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/SV

Fútbol en medio del conflicto

Publicado: 3 nov 2009 13:58 GMT

Srinagar, la capital de Jammu y Cachemira, es un lugar insólito para celebrar partidos de fútbol. El motivo principal: la violencia, ya que durante dos décadas la región ha sido dominada por militantes armados y fue la cuna del conflicto indo-paquistaní durante 50 años.

Síguenos en Facebook

Srinagar, la capital de Jammu y Cachemira, es un lugar insólito para celebrar partidos de fútbol. El motivo principal: la violencia, ya que durante dos décadas la región ha sido dominada por militantes armados y fue la cuna del conflicto indo-paquistaní durante 50 años.

La mayoría de los espectadores viene a ver al equipo de la Academia Internacional de Deportes (ISAT), fundada por el entrenador argentino Juan Marcos Troia en 2007. A pesar de la inseguridad, Marcos logró convertir a los chicos en un equipo ganador que ha vencido a los conjuntos más reconocidos.

“El primer año matriculamos a 400 chicos de 16 y 17 años de edad y empezamos a entrenarlos por primera vez en sus vidas. Dos años más tarde se convirtieron en un equipo de la división B, luego pasaron a la división A, y este año ya nos hemos clasificado para la división superior de la región. En Srinagar la guardia está por todas partes. Pero a pesar de los constantes toques de queda, protestas y huelgas que sacuden el valle de Cachemira, los entrenamientos en la Academia continúan”, cuenta Juan Marcos, entrenador y director de la Academia Internacional de Deportes.

Uno de los jugadores del equipo ISAT, Musadiq Mehraj, cuenta que “es muy difícil venir a entrenar en un clima como el nuestro, en una región donde se producen constantes levantamientos y donde la gente tira piedras cuando caminas por la calle”.

El capitán del equipo, Basharat Bashir Baba, pronto viajará a Brasil para entrenarse con el antiguo equipo de Pelé, el “Santos”. Es un gran logro para un joven cachemiro a quien negaron el pasaporte porque su padre era un ex militante. Según Basharat “nada puede cambiar la mentalidad de los jóvenes, ni siquiera la policía. Solamente el fútbol puede hacerlo”.

El futbolista ha sido víctima de la discriminación cuando jugó por primera vez en un equipo de Calcuta. “Me decían 'Vienes de Cachemira, eres un terrorista, un militante, no queremos vivir a tu lado'. Y yo decía 'Me iré del equipo'. Y me fui. Cuando empecé a entrenar con Marcos, desde el principio soñé con viajar a Brasil. No creo que ahí nadie me llame terrorista”, señaló el destacado futbolista.

Todos los jóvenes se han visto afectados por la militancia de alguna manera. Pero parece que “el deporte rey” podría devolver el deseo optimista de que las cosas en Cachemira mejoren.

Etiquetas:

¿Se preocupa por la seguridad de los servicios de mensajería instantánea?

Deje su opinión »

Últimas noticias