X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/a10

Volosozhar y Trankov, la pareja de oro del patinaje artístico sobre hielo

Publicado: 30 ene 2012 14:03 GMT

Los patinadores rusos Tatiana Volosozhar y Maxim Trankov, que formaron pareja hace solo dos años, ya se hicieron con la plata en el mundial de 2011 y ganaron medallas de oro en el reciente Campeonato Europeo en Sheffield, Reino Unido, éxitos que les dan más expectativas de repetir un gran resulta

Volosozhar y Trankov, la pareja de oro del patinaje artístico sobre hieloBertrand GuayAFP
Síguenos en Facebook

Los patinadores rusos Tatiana Volosozhar y Maxim Trankov, que formaron pareja hace solo dos años, ya se hicieron con la plata en el mundial de 2011 y ganaron medallas de oro en el reciente Campeonato Europeo en Sheffield, Reino Unido, éxitos que les dan más expectativas de repetir un gran resultado en las Olimpiadas de Sochi en 2014.

Su aparición en la gala de 'Hielo de cristal', en otoño de 2010, se sintió como una explosión en el mundo del patinaje artístico. Tatiana Volosozhar y Maxim Trankov se presentaron como nueva pareja deportiva tan solo seis meses después de los Juegos Olímpicos en Vancouver. Allí, ambos habían formado dúos diferentes pertenecientes a dos países distintos.

En Canadá les faltó poco para alcanzar el podio y por eso muchos especialistas aseguraron que en los siguientes cuatro años, la competencia entre los ucranianos Tatiana Volosozhar y Stanislav Morózov y los rusos María Mujórtova y Maxim Trankov sería la más grande de la modalidad. Todos se equivocaron.

"En Vancouver conversé con Stanislav sobre los planes para el futuro. Yo estaba a punto de retirarme del deporte profesional, porque creía que María Mujórtova y yo habíamos llegado a nuestro techo. No veía ninguna razón para luchar año tras año por los terceros puestos en los Europeos o por ser quintos en los Mundiales. Stanislav me dijo que Tatiana seguiría compitiendo, mientras que él planeaba dedicarse a la carrera de entrenador, porque tiene 33 años. Y ahí me di cuenta que quería continuar con Tatiana", cuenta Maxim.

Actualmente, llevan un año y medio siguiendo la misma rutina día a día. A las 9 de la mañana llegan  al Centro de Preparación Olímpica en Moscú. Primero se ejercitan la sala de máquinas y luego en la pista. Tienen un solo día libre a la semana y tres semanas de vacaciones al año. Todo este esfuerzo por una cita: Sochi 2014.

Maxim abandonó San Petersburgo tras 11 años de entrenamientos en el estadio Yubileiny, cuna del patinaje ruso, donde había aprendido de las leyendas de la especialidad como el campeón olímpico Oleg Vasíliev. Pocos lamentaron su ida, porque Maxim tenía fama de ser un gran talento pero con un duro carácter.

Tatiana cambió su pasaporte ucraniano por el ruso. Se trasladó desde Alemania donde había entrenado los últimos dos años bajo el amparo del famoso Ingo Steuer y al lado de los tres veces campeones mundiales Alyona Sávchenko y Robin Szolkowy. La mala fama de Trankov no la asustó.

"Maxim me esperó mucho tiempo para poder formar una pareja deportiva. Además, en los primeros meses en Moscú pasamos muchos días arreglando juntos papeles y todo tipo de problemas burocráticos. Nos hicimos amigos mucho antes de salir al hielo de la mano", explica Tatiana.

Empezaron de cero, teniendo a cuestas solo su propia experiencia. Sin haber ganado títulos juntos, sin un entrenador de nombre famoso, teniendo en cuenta que en un deporte tan subjetivo como es el patinaje, requiere muchísimo de esos factores.

Asombraron nuevamente al mundo del patinaje al anunciar que su entrenadora sería Nina Mozer, especialista del patinaje juvenil y amiga del esposo de Tatiana, Stanislav Morozov. "Agradezco a Dios que me dio la posibilidad de trabajar con ellos. Son personas muy interesantes, pero totalmente diferentes. Él es apasionado y emocional, ella tranquila e inteligente. Aunque los dos son líderes que saben escuchar, respetar y aprender. Nunca pensé que podría disfrutar tanto de la profesión. Es una felicidad ver cómo ellos trabajan en la pista", asegura la entrenadora.

Los frutos de aquel trabajo no tardaron en aparecer. En diciembre de 2010 ganaron el Campeonato Nacional de Rusia y nueve meses después de formar pareja, fueron los protagonistas de otra sorpresa: obtuvieron la plata en el Mundial de Moscú, mientras que los alemanes Sávchenko y Szolkowy, se quedaron con el oro por tan solo siete puntos de diferencia.

El refrán dice "cuidado con tus deseos, porque pueden hacerse realidad". Al obtener el título de campeones europeos dejaron de ser solo una promesa para convertirse en favoritos para Sochi 2014. De perseguidores, pasaron a ser la meta por alcanzar para los demás. Un papel difícil de interpretar. Todo por cumplir su misión más grande que es devolverle a Rusia la tradición de ganar el oro olímpico en la modalidad de parejas, algo que empezó en 1964 y que fue roto solo una vez, en Vancouver 2010.

Etiquetas:

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias