Todas las noticias

Denuncian suicidios múltiples de esclavas sexuales del EI ante los horrores que viven

Amnistía Internacional registra múltiples casos de suicidios y tentativas entre las mujeres jóvenes y adolescentes de la minoría religiosa yazidí. Toman esa decisión luego de haber sido convertidas en esclavas sexuales del Estado Islámico o ante el peligro de que eso suceda.

"Muchas de las retenidas como esclavas sexuales son menores, adolescentes de 14 o 15 años de edad o aún más jóvenes", denuncia la consejera de AI, Donatella Rovera, citada por el sitio web de la organización no gubernamental.

Algunas de ellas consideran este tipo de esclavitud aún peor que la muerte: es el destino al que los extremistas islámicos han sometido a centenares de sus correligionarios.

El colectivo defensor de los derechos humanos cita el caso de la adolescente Yilan, de 19 años, que se cortó las venas y se ahorcó por miedo a que la violaran. El suicidio obligado fue denunciado por su hermano, pero AI obtuvo asimismo una confirmación por parte de otra joven, que estaba retenida junto con ella.

"Un día nos repartieron prendas que parecían trajes de baile y nos dijeron que nos bañáramos y las vistiéramos. Fue entonces que Yilan se suicidó en el baño", relató la amiga, que había podido escapar de sus secuestradores. "Era muy bella, creo que sabía que se la iba a llevar un hombre y por eso se quitó la vida".

Otra excautiva, Wafa, de 27 años, contó al grupo pro derechos humanos, que ella y su hermana trataron de suicidarse para evitar el matrimonio forzado, pero se lo impidieron. Se ataron bufandas al cuello y tiraban hasta desmayarse.

"El desgaste físico y psicológico de la horrible violencia sexual que estas mujeres han soportado es catastrófico", sintetizó Rovera. "Muchas de ellas han sido torturadas y tratadas como esclavas".