Todas las noticias

¿Cómo el líder del Estado Islámico logra seguir en libertad?

EE.UU. obtuvo detalles cruciales sobre la jerarquía y la estructura interna del Estado Islámico durante una operación en el este de Siria en mayo, revela el diario 'The New York Times'. Entre otros datos, descubrió los métodos que usan los jefes de la milicia yihadista, incluido su líder en la sombra, Abu Bakr al Baghdadi, para evitar que los capturen.

Al Baghdadi tiene encuentros regulares con los emires regionales que él designa para gobernar diferentes distritos del autoproclamado califato, denuncia 'The New York Times'. Las reuniones tienen lugar en su sede en la ciudad siria de Raqqa. Para garantizar la seguridad de estos encuentros, existen conductores especialmente encomendados que recogen a los emires para llevarlos al lugar indicado.

Aún más. Para ir al encuentro, los emires deben entregar sus teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos para evitar que los servicios de inteligencia estadounidense los rastreen.

Otra clave son las mujeres. Las esposas de los jefes del Estado Islámico, también la de Al Baghdadi, tienen un papel clave en la circulación de la información operativa, revela el diario. Para evitar intercepciones electrónicas, se pasan datos de una a otra y también a sus maridos.

Según los medios, un bombardeo de la coalición en marzo dejó a Al Baghdadi incapacitado: al parecer no puede moverse a causa de una lesión en la médula espinal. El Estado Islámico traspasó el poder a un 'heredero', aunque el Pentágono no confirma que Al Baghdadi fuera víctima del ataque.