Economía

La crisis de Grecia podría contagiar a la economía de EE. UU.

Publicado:
La crisis de Grecia desata temores de los inversores y las autoridades que se comienzan a preocupar de que la depresión helénica salte el Océano Atlántico y debilite a la economía estadounidense de la misma forma que los problemas del sector inmobiliario de Estados Unidos golpearon a Europa en 20

La crisis de Grecia desata temores de los inversores y las autoridades que se comienzan a preocupar de que la depresión helénica salte el Océano Atlántico y debilite a la economía estadounidense de la misma forma que los problemas del sector inmobiliario de Estados Unidos golpearon a Europa en 2008, informa el diario estadounidense The Wall Street Journal.

"Lo que hemos presenciado es que el contagio (término utilizado por los economistas para referirse a la propagación de una crisis) ha pasado a ser global", señala Jeffrey Frankel, economista de la Universidad de Harvard.

Existen varios conductos por los que la crisis de Grecia se puede propagar a EE.UU., afirman los economistas, aunque la mayoría requeriría que los problemas griegos se contagiaran primero a países europeos más grandes, como España e Italia. Por sí sola, Grecia es demasiado pequeña para tener un gran impacto directo en EE. UU. Su economía es aproximadamente  de un tamaño equivalente al 2% del de la de EE.UU. y su comercio representa el 0,1% de las importaciones estadounidenses.

Europa, sin embargo, tiene fuertes lazos comerciales, financieros y de inversión con EE.UU. Los bancos estadounidenses, por ejemplo, poseen cerca del 10% de los préstamos internacionales de los bancos europeos, según el Banco de Pagos Internacionales. Bruce Kasman, economista jefe de J.P. Morgan, calcula que los 16 países de la zona euro representan alrededor del 14% de las exportaciones de EE.UU., excluyendo los productos petroleros.

La transferencia de cualquier problema económico desde Europa a EE.UU., si llega a ocurrir, aparecerá en los mercados financieros antes que en los indicadores económicos. Los mercados ya empezaron a resguardarse ante el riesgo de contagio. El Promedio Industrial Dow Jones ha caído un 3% respecto a su máximo del año, alcanzado la semana pasada.

Hasta ahora, la reacción del mercado estadounidense ha sido ordenada y, por lo general, moderada. El mecanismo por el cual se propaga la inestabilidad en los mercados financieros nunca es totalmente claro o directo. En esta ocasión, las pérdidas relacionadas con la deuda de Grecia y otras economías europeas en apuros podrían afectar a los balances de los bancos europeos, que toman prestado de bancos de EE. UU., lo que causaría un pánico generalizado y el congelamiento del crédito.

"Si los problemas se extienden a Portugal y España y luego a Francia y Alemania, habrá preocupaciones sobre la deuda pública en todos lados", dice Raghuram Rajan, profesor de la Universidad de Chicago.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19