Economía

China se apodera de los activos energéticos de EE.UU.

Publicado:
China ha encontrado una manera de penetrar en el mercado del petróleo y gas de EE.UU. Tras varios intentos infructuosos de adquirir empresas estadounidenses, sus empresarios han optado por comprar participaciones minoritarias en ellas, garantizandose el acceso a los recursos energéticos y a las i
China se apodera de los activos energéticos de EE.UU.

China ha encontrado una manera de penetrar en el mercado del petróleo y gas de EE.UU. Tras varios intentos infructuosos de adquirir empresas estadounidenses, sus empresarios han optado por comprar participaciones minoritarias en ellas, garantizandose el acceso a los recursos energéticos y a las inversiones seguras y protegidas, así como a las nuevas tecnologías.

Desde el 2010, las empresas chinas han invertido más de 17.000 millones de dólares en transacciones en el sector de petróleo y gas de EE. UU. y Canadá, publica The Wall Street Journal. Los empresarios chinos como regla se convierten en accionistas minoritarios o como responsables de los costos de producción, pero en general desempeñando un papel pasivo en la gestión.

A mediados de los años 2000, China comenzó una agresiva campaña de adquisiciones de empresas extranjeras. Pero tras sufrir una serie de fiascos, por ejemplo con la californiana Unocal, las autoridades de EE.UU. la acusaron de tratar de hacerse con el control de los recursos nacionales el país y perdió su interés en los activos estadounidenses.

Pero la crisis financiera del 2008 impuso sus propias necesidades y las compañías energéticas estadounidenses comenzaron a buscar activamente fuentes de financiación, incluso en el extranjero.

Esta vez, las empresas chinas actuaron con cautela y empresas como Sinopec y Cnooc lograron obtener resultados tangibles al participar en numerosos proyectos en la región.

Los expertos señalan que la nueva política de las empresas chinas es beneficiosa. La participación en proyectos conjuntos elimina los problemas con los reguladores y les proporciona acceso libre a los recursos.

Además, las compras de participaciones pequeñas les da la posibilidad de adquirir la experiencia de sus socios y sus tecnologías que pueden ser aplicados después en China. Por último, las acciones de las empresas conjuntas son una buena inversión y suelen ser sólidas reservas de efectivo, indicó el analista Ian Pyle, de Sanford C. Bernstein, citado por el diario ruso RBC Daily.

rtnoticiasrtnoticias
Covid19