Galerías

Una jornada de miel se festeja en Rusia

Publicado:
Una jornada de miel se festeja en Rusia

Este primer día del ayuno de Asunción de la Virgen María los ortodoxos de Rusia tradicionalmente celebran la Festividad del Señor de la Miel. En todo el país se abren las ferias y las tiendas de un día con todos los productos de la apicultura, desde la cera y las candelas de ella hasta las bebidas alcohólicas.

La Iglesia Rusa homenajea este día al Señor Jesucristo y la Madre de Dios. La tradición especial de la fiesta fue instaurada por el conde Andréi en el año 1164 en la conmemoración de la victoria sobre los pueblos búlgaros de la región del Volga. En los templos del país se realiza la consagración del agua, y asimismo de la miel de la nueva recogida, se bendice su uso en la comida cotidiana.

Desde la madrugada, las amas de casa cuecen los bizcochos de miel, crepes con la amapola y la miel, pasteles y panecillos. Pero el más típico producto de miel en Rusia es ‘miedovuja’, el vino de miel. Si es un producto de fermentación natural —y no su simulacro instantáneo mezclado en las fábricas de vodka en un ciclo de producción de dos minutos— siempre se prepara con antelación y no admite una presencia de alcohol más alta que 6%. Es una bebida dulce y ligeramente efervescente; gracias a esa concurrencia de ventajas puede producir un efecto no solo embriagante sino también algo estupefaciente.

A propósito sea dicho, los calurosos días veraniegos pocos rusos toman mucha ‘miedovuja’, pero con motivo de una festividad nacional sería tan difícil privarse de un vaso de esta bebida de color de oro y una fragancia magnífica.