Galerías

Las ciudades rusas se congelan, pero no se rinden

Publicado:
Las ciudades rusas se congelan, pero no se rinden

Bañarse en los pozos de hielo y edificar ciudades enteras del mismo material no son las únicas preocupaciones de los vecinos de las ciudades rusas. El tiempo extremadamente frío no detiene las actividades laborales: la gente tiene que recorrer su distancia cotidiana de casa a la oficina, incluso cuando las temperaturas se acercan a los 50 grados bajo cero, como en la capital de la República rusa de Yakutia, hace pocos días. Es más, resulta que el invierno crea trabajos nuevos para los transportistas, los servicios comunales y de emergencia.