Galerías

Triunfo del realismo urbanístico— causa ilusiones

Publicado:
Triunfo del realismo urbanístico— causa ilusiones

El pincel de un monumentalista transformó un montón de paredes masivas de las ciudades de Ohio, igual que de otros estados norteamericanos, en unas verdaderas obras del arte. Los proyectos de Eric Grohe impresionan en especial con su realismo sin precedentes.

Grohe es un gran muralista cuyas obras maestras realizadas en decoración de las fachadas del colegio de enfermeros en Columbus, de la planta siderúrgica y también de un lugar público en Steubenville, de un taller en Marion, de una penitenciaría para mujeres en Gig Harbor, en el estado de Washington le trajeron como consecuencia de su fama mundial. En lo actual le suelen invitar las instituciones públicas y empresas privadas desde fuera del país, pero todavía dispone de escaso tiempo para que realice todos los proyectos para los que le reclamarían.

Grohe sigue perfeccionando las tecnologías, métodos y equipos que le garanticen la permanencia y la rentabilidad de su trabajo. Para los proyectos de gran escala sobre los muros exteriores, prefiere el uso de los tintes minerales Keim, procedentes de Alemania. Los murales pintados allí aun en el siglo XIX han conservado su aspecto original hasta el momento actual.

Los grandes proyectos de murales públicos son pintados en el propio sitio y su ejecución suele durar varios meses, dando a la comunidad local una oportunidad única para asistir día a día al proceso artístico y creativo.

Una vez terminado el trabajo del artista por encima de una mampostería sin cara, ni un rasgo individual es tan difícil creer que estés viendo una pared plana. Pero no todas las obras de Grohe son de tres dimensiones. Hay varias obras de cuatro, puesto que en ellos el espectador se traslada en el tiempo hasta a décadas o siglos atrás y se encuentra con unos personajes o escenas del pasado.