X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/dyA

Es solamente una ilusión

Publicado: 23 ago 2012 17:57 GMT | Última actualización: 23 ago 2012 19:00 GMT
Estás sentado en un tren parado en el andén y ves que el tren de al lado empieza a moverse. Apuesto a que más de una vez te pasó sentir que el que en realidad se está moviendo eres tú. ¿Sí? Bueno, ¡bienvenido entonces al mundo de las ilusiones! La ilusión es una sensación absolutamente real de algo que en realidad no está pasando. Y eso no tiene nada que ver con la locura, es algo completamente normal para cualquier persona sana. La razón por la que la gente tiene ilusiones es que el cerebro a veces no puede procesar lo que está pasando por la falta de la información necesaria. O sea que si al cerebro le sacamos lo que acostumbra tener como referencia, simplemente se pierde. Bueno, eso es una ilusión. También pueden pasar bajo el efecto de ciertas circunstancias: velocidad, luz, aceleramiento y otros.  
 

En fin, al ser algo normal, los pilotos, como todo el mundo, pueden tener ciertas ilusiones durante el vuelo y eso puede provocar graves problemas. Por ejemplo, en condiciones de tormenta el avión se rodea de un campo electroestático y el parabrisas se llena de pequeños rayitos. Al verlos, al piloto le puede parecer que el avión se está inclinando, cuando en realidad sigue volando derecho. Ya que el avión se encuentra en la nubes la única manera de determinar la posición de la nave es guiándose por el horizonte artificial. Si uno le cree más a su propia sensación que a los instrumentos va a tratar de enderezar la nave, lo que va a aumentar la inclinación más todavía. La única manera de que nuestro vuelo tranquilo no pase a ser catastrófico es saber que algo así puede pasar. Si nuestra sensación difiere de lo que indican los instrumentos hay que pegarse un cachetazo o simplemente sacudir un poco la cabeza y todo vuelve a lo normal… siempre y cuando los instrumentos anden bien.


Hay ilusiones simples y comunes a las que un piloto se acostumbra y dejan de ser peligrosas.  De noche, por ejemplo, es difícil determinar la altitud y la distancia. Cuando el aeropuerto está rodeado de un terreno oscuro, la iluminación de la pista puede dar la sensación de que estamos volando demasiado alto, cuando en realidad el avión está yendo por la trayectoria indicada. Si en este caso aumentamos la velocidad de descenso puede que no nos alcance la altura y al final vamos a terminar aterrizando en algún campo de golf.

Así es como se ve la pista durante un aterrizaje nocturno (en este caso en la ciudad de Kazán, Rusia). Como verás, en un aterrizaje visual nocturno puede parecer difícil entender con precisión a qué altura estamos volando, por eso es que antes de empezar a volar de noche tenemos que pasar un entrenamiento especial o usar los instrumentos de aproximación.
 

Un grupo de psicólogos soviéticos en los años 70 se dedicó a estudiar el tema de las ilusiones en la aviación y descubrió más de 170 tipos. La mayoría están relacionadas con vuelos en las nubes o con particularidades del sistema vestibular. O con las dos cosas al mismo tiempo. Nosotros sabemos perfectamente cómo comportarnos en ciertas situaciones, aunque hay casos atípicos que suelen pasar en condiciones bastante específicas y desconocidas para el piloto. Por ejemplo, hay una ilusión que se llama ‘Espejismo del mediodía’: cuando hace mucho calor y el avión viene aterrizando en zonas llanas o desiertas puede que aparezca una ‘segunda pista’ falsa encima de la real (una locura ¿no?). ¿Qué pasa? Para aterrizar en la pista falsa el piloto disminuye la potencia de los motores, pero en vez de tocar la tierra suavemente, el avión empieza a caer hasta que choca contra la pista real que se encuentra mucho más abajo de lo esperado. De todos modos es un caso muy raro y que yo sepa no hubo casos de accidentes por culpa de esta ilusión.    


Ojo, no solo los pilotos tienen ilusiones. ¡A ti también te puede pasar! Cuando el pasajero está sentado y abrochado puede que ni se dé cuenta que el avión está inclinado… mientras por supuesto no quiera ir al baño: ahí si se enteraría. Al mirar por la ventana parece que el avión está inclinado casi perpendicularmente hacia la tierra, cuando en general no son más de 30 grados. Durante el ascenso la persona también se somete a ilusiones: a veces da la sensación que en vez de elevarse el avión empieza a caer: en realidad es que la velocidad de ascenso disminuye, pero no pasa a ser negativa. Pero no hay por qué darse cachetazos: cualquier ilusión es controlable, simplemente hay que saber que lo que está pasando es solo un pequeño error de la conciencia: ¡relájate y disfruta del vuelo!

Es un blog dedicado a los aviones y las últimas novedades de la aviación. El autor soñaba con volar desde los cuatro años de edad.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias