X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/dBX

¿Por qué se tapan los oídos?

Publicado: 27 ago 2012 01:54 GMT | Última actualización: 27 ago 2012 01:54 GMT
Terrorismo, accidentes, ilusiones..., dejemos todas esas cosas serias de lado y sigamos hablando un poco de aquellos pequeños detallitos que siempre cosquillan la curiosidad de uno al tomar asiento a bordo de un avión. Te había prometido contarte sobre… ¡Aaahh, los oídos, cierto!

Uno cuando está volando ni se imagina que el avión se infla y se desinfla como un globo. ¿Te ha pasado sentir que los oídos se tapan durante el ascenso y descenso? Si has volado alguna vez en algo más pesado que una avioneta, entonces te pasó seguro. Es justamente porque te encuentras adentro del ‘globo’ y la presión del aire que sube y baja te tapa las orejas.

Te preguntarás cual será la necesidad de estar cambiando la presión perjudicando el confort del pasajero, especialmente de los chiquitos que empiezan a llorar como locos. Simple: el avión no es hermético, es casi hermético. Eso quiere decir que si no subimos de algún modo la presión adentro del avión al ascender, poco a poco vamos a ir asfixiándonos, ya que la densidad del aire disminuye con la altura. En general para vuelos comerciales, que vuelan a más de 4.000 metros, se mantiene una presión que corresponde a 1.800-2.400 metros de altura y el aire que va saliendo hacia la atmosfera se tiene que compensar con aire tomado por los motores. Es por eso que el avión durante el vuelo es un poquito más grande que en tierra, porque en el aire se ‘infla’. El problema es que es muy difícil compensar la diferencia de presión afuera y adentro del avión de tal manera, para que el pasajero no sienta lo que está pasando, por eso, cuando el avión se va presurizando, se nos tapan los oídos. Los mismo pasa durante el descenso. Ya que la presión afuera va creciendo constantemente, y hay que disminuir la presión dentro del avión para que en el momento del aterrizaje la diferencia sea nula. Si no, al abrir alguna puerta saldría todo volando. Lo mismo pasa al pinchar un globo: eso se llama pérdida de presurización.

Es por eso que no se puede abrir la puerta en pleno vuelo, cosa que no tienen en cuenta en Hollywood, cuando en el cine un pasajero tira heroicamente al delincuente hacia la nada (o peor, al revés) y salva a todo el mundo (o al revés, mata a todos). Es más, las puertas están diseñadas de tal modo que es simplemente imposible abrirlas cuando el avión está en vuelo, ya que la presión adentro, que es mucho mayor a la de afuera, empuja a la puerta fuertemente contra el vano. De todos modos la pérdida de presurización es algo muy grave, por eso, en caso de que suceda, tenemos que cumplir con procedimientos de emergencia que requieren un descenso de inmediato hasta los 4.000 metros, donde ya se puede respirar sin peligro de asfixia. En fin, si seguimos con nuestro tema inicial te cuento que una caída tan rápida provoca un dolor de oídos tremendo, porque el cambio de presión es muy brusco. Pero igual es mejor aguantar uno o dos minutos eso que quedarse directamente sin aire para respirar, ¿no?

Es un blog dedicado a los aviones y las últimas novedades de la aviación. El autor soñaba con volar desde los cuatro años de edad.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias