Opinión

Opinión

Cecilia González

Periodista mexicana en Argentina, escribo libros y crónicas, produzco documentales, doy talleres de periodismo
La designación de reconocidas militantes feministas en múltiples cargos es apenas un esbozo de las políticas que está aplicando el presidente en un país que está a la vanguardia de las luchas de las mujeres en América Latina.
La región se mueve. Elecciones presidenciales y parlamentarias, un plebiscito, alternancia de gobiernos y crisis económicas y humanitarias marcan un año en el que, una vez más, defender y sostener la democracia será uno de los principales objetivos.
Desde que la justicia sigue de cerca su relación con los Legionarios de Cristo, una de las órdenes religiosas más desprestigiadas del mundo, ningún personaje público de peso ha salido a defenderla.
Les faltan a toda la sociedad mexicana. Nos faltan a todos. Sin ellos no hay reparación ni sanación posible de las heridas producidas por la guerra contra el narcotráfico.
Más allá de las pruebas para sostener una u otra teoría, las declaraciones públicas, las investigaciones, los peritajes y los fallos judiciales han estado manchados todo el tiempo por manipulaciones, filias, fobias e intereses políticos.
México asumirá la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en medio de las divisiones ideológicas y crisis internas que hay en la región y la preocupación mundial generada por la renovada confrontación entre Estados Unidos e Irán.
Cada uno de los nombres de la divisa estadounidense tiene precios y mecanismos diferentes de adquisición. Es un complejo mercado cambiario no apto para despistados.
Es cierto que en Buenos Aires está más cerca de sus hijos Evaliz y Álvaro, refugiados aquí desde fines de noviembre, pero sobre todo está más próximo a una Bolivia que sigue sumida en el desconcierto, sin un panorama claro que permita reanudar un estado democrático.
Los esfuerzos para que el exmandatario en algún momento sea juzgado podrían reactivarse a partir de las revelaciones que haga García Luna en un juicio que genera todavía más expectativa que el del 'Chapo' Guzmán. Habrá que esperar.
El mandatario no lleva ni una semana en el gobierno y parte de la oposición ya está organizando un cacerolazo en su contra. La evaluación de sus políticas va del "desastre" al "fracaso", de la "devastación" a la "ruina". Que hayan pasado apenas siete días desde su asunción es un mero detalle.
Asume como presidente de Argentina rodeado de conflictos en la región, sin las coincidencias ideológicas ni los liderazgos fuertes que hubo en Sudamérica en la primera década del siglo y con una política exterior opuesta a la que ejerció Mauricio Macri.
Esta semana, una mujer llegó a su casa después de haber sido reportada como desaparecida. No fue secuestrada, ni abusada, ni violentada de ninguna manera, como sí lo son a diario miles de mujeres en México, pero en lugar de alivio, estalló una ola de indignación.