Opinión

Opinión

Érika Ortega Sanoja

Periodista venezolana
El gobierno de Nicolás Maduro insiste en que hay un golpe de estado en proceso en su contra. Sostiene que es alentado desde Washington y que los ejecutores son actores políticos de la oposición, que no buscan realmente elecciones. Quieren llegar al poder por la vía de facto porque la Constitución les impide hacer lo que de verdad desean: desmontar el estado democrático y social de derecho y de justicia que establece la Carta Magna y que construyó el Comandante Hugo Chávez junto al Poder Popular.
No había un solo preso que se salvara de 'Frank Masacre', el más temido de los 'pranes' de la Penitenciaría General de Venezuela (PGV).
El audio difundido por el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, en su programa 'Con el mazo dando', desveló el plan del magnate Lorenzo Mendoza y del exministro de Carlos Andrés Pérez, Ricardo Haussman, para hipotecar al país a través de una nueva deuda externa.
Así lo denunciamos, desde la cuna del Libertador Simón Bolívar, porque observamos con estupor cómo el aparataje mediático de la familia del presidente Juan Manuel Santos, se está poniendo al servicio de una mentira que repetida mil veces pretenden convertir en verdad.
El presidente Barack Obama finalmente se ha quitado la careta ante el mundo con respecto a Venezuela y la ha declarado enemiga pública del Imperio.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha perdido la batalla en Venezuela y no ha logrado torcerle el brazo a la revolución bolivariana, argumenta la periodista venezolana Érika Ortega Sanoja en este artículo escrito en exclusiva para RT que les presentamos a continuación.