X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3jb

Dinero a cambio de drogas - venta piramidal

Publicado: 18 may 2010 18:50 GMT

Valorización y monetización, reventa, compra total, pago de fianzas.

La decisión de formar un fondo para los granjeros de opio de Marja, en pleno auge de la cosecha, es la forma más eficaz de desmantelar las contramedidas para la estrategia antidrogas, llevada a cabo por la DEA y SOF, y revelar la “Política Farmacéutica” del Departamento de Estado en Afganistán.  

Lo que la secretaria de Estado calificó como la “mejor decisión entre una variedad de decisiones no tan buenas”, puso en marcha el peor de los escenarios: ayudó a los productores de drogas y arruinó a policía antidrogas.

La esencia de esta nefasta propuesta, promovida por el enviado especial de narcolobby norteamericano, Richard Holbrooke, fue revelada en el “Washington Post” del 13 de abril: “Los Infantes de Marina prueban tácticas no ortodoxas para erradicar la cosecha de opio afgano”.

Este artículo cuidadosamente despista a los crédulos lectores para hacerles creer que este engaño fue iniciado por la Casa Blanca para ser exitosamente implementado por los infantes de marina estadounidenses.

Aunque el narcoenviado nunca fue mencionado en el artículo de WP, fue Richard Holbrooke quien tramó el subterfugio de Dólares por Drogas y envió a su subordinado John Kael Weston para engañar al general de brigada Lawrence D. Nicholson, comandante de la 2.ª brigada expedicionaria de la Marina.

Mientras avanza la historia, los marinos deben recibir unos 12 millones de dólares del Programa de Respuesta de Emergencia de la Comandancia para “erradicar la cosecha del opio afgano”.

La mitología del opio

Abajo les presentamos las premisas más fraudulentas de esta estafa, política y financiera, atribuida a la administración norteamericana en el panfleto del Washington Post:

  • “La erradicación conducirá a los granjeros a los caminos de la insurgencia”
  • “Los granjeros de amapola son pobres criaturas que se quedarán sin dinero si no son capaces de vender sus cultivos”

Estos pedacitos de desinformación revelan la naturaleza de Holbrooke y son hábilmente explotados por la propaganda narcoinsurgente. El embajador Thomas Schweich, ex jefe de la policía antidrogas de EE. UU. en Afganistán, expuso este narcolobby guerrilla marketing en su artículo semanal titulado

“¿ES AFGANISTÁN UN NARCOESTADO?” publicado en el "New York Times" el 27 de julio de 2008:

“Durante largo tiempo Karzai se ha opuesta a la erradicación por aire” (p.2) ¿Por qué? “Más de 95% de los habitantes de las provincias que cultivan la amapola [Helmand y Kandahar] votaron por Karzai.” (p.7)

“El cultivo de amapola empezó a limitarse más hacia el Sur, más bien debido a acciones de la insurgencia y ya no estaba relacionado con la pobreza… UNODC convincentemente demostró que los granjeros pobres estaban abandonando sus campos y que el cultivo de amapola se concentró en un espacio reducido de las zonas más ricas de Afganistán. Se desmintió la idea de que los granjeros puden caer en la miseria sin la amapola, concluyendo que “la pobreza no parece ser el principal factor promotor en la expansión de la amapola de opio”.

UNODC destruyó el mito de que la amapola es cultivada por campesinos miserables... 80% de las tierras en el sur del país donde ahora se cultiva amapola fue plantada con esta planta solo hace dos años… estos granjeros no necesitaban buscar una alternativa para ganarse la vida. Abandonaron su trabajo anterior […] para sacar provecho del vacío de seguridad [que coincide con la presencia militar del Reino Unido] para plantar un cultivo más rentable: el opio [...[ Mientras tanto los funcionarios afganos continuaban diciendo que el cultivo de amapola era la única alternativa para sus pobres campesinos.” (p.4)

“Los hambrientos granjeros” fue un mito convincente. [OTAN] buscaba evitar cualquier brote de violencia como consecuencia de su estrategia [antidrogas], incluso si tal estrategia hubiera terminado con el éxito en el largo plazo [...] El hecho le gustó al Talibán, ya que su campaña propagandística estaba enfocada en los campesinos cuyas parcelas fuesen erradicadas y hacerles decir que iban a morir de hambre.” (p.5)

Esquema piramidal

Lo que "Washington Post" calificó de “táctica no ortodoxa” y “uno de los intentos más novedosos” (?) de los EE.UU. par tomar duras medidas contra el narcotráfico fracasaron hace tiempo. Citemos al embajador Thomas Schweich: “Los pagos por erradicación es una política

antidrogas desastrosa: si se paga en efectivo por la amapola, los granjeros se quedarán con el dinero y cultivarán más amapola en el año siguiente para ganar más dinero. Entretanto, los granjeros que cultivan plantas menos lucrativas pasan a cultivar amapola para ganar más. Los expertos en la materia llaman este tipo de oferta 'incentivo perverso' y aseguran que esto no tuvo efecto en ninguna parte del mundo.” (p.8)

No sabía que el contraalmirante Gregory Smith pudiera manipular al “Washington Post” en la base de CAMP LEATHERNECK como un multiplicador de mensajes para la narcopropaganda de Richard Holbrooke. Ahora sí lo sé, y ustedes también.

--

 

Por Rajiv Chandrasekaran: jueves, 13 de abril

Camp Leatherneck, Afganistán. Los infantes de marina estadounidenses han intensificado sus esfuerzos de interrumpir la cosecha de opio en Marja, antiguo enclave del Talibán, confiscando herramientas a los obreros temporales, compensando a los granjeros que destruyen sus plantaciones de amapola y colaborando con la Administración Antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) en sus redadas por lugares de cosecha.

Los pasos emprendidos son de los más novedosos intentos de estadounidenses de endurecer las medidas contra el elemento clave del narcotráfico afgano minimizando, al mismo tiempo, el impacto sobre los granjeros individuales, muchos de los cuales son pobres arrendatarios que tendrán problemas de subsistencia si no logran cosechar o vender sus cultivos.  

El plan de pagar a los granjeros 120 dólares por cada acre de tierras labradas provocó tensos debates entre los oficiales de la Marina y el personal de reconstrucción de obras públicas, algunos de los cuales sostienen que esto entrega un trato preferencial a aquellos habitantes de Marja que un cultivo ilegal. 

La administración de Obama puso fin al programa de erradicación de campos de amapola al afirmar que tal medida llevará a los granjeros por los caminos de la insurgencia. En cambio, las operaciones militares y de lucha antidrogas están enfocadas hacia la captura de los narcotraficantes y sus "barones", así como hacia la interceptación de envíos de opio y heroína procesada.

“Al entrar en Marja no declaramos la guerra a los granjeros de amapola”, dijo el general de brigada Lawrence D. Nicholson, jefe de la 2.ª Brigada Expedicionaria de la Marina.  

Pero los infantes de marina estadounidenses están ante un dilema: los cultivos de amapola son supuestamente una importante fuente de ingresos del movimiento Talibán y han vuelto a aumentar después de un importante descenso registrado el año pasado.

Marja, un área de 155 kilómetros cuadrados en la provincia de Helmand, sigue siendo hogar para la mayor concentración de campos de amapola del país.

Dejarla tal como estaba carecía de sentido para los infantes de marina.

Incluso si los infantes no hubieran hecho nada, los granjeros probablemente hubieran enfrentado serias dificultades. En el pasado, cerca de 60 mil trabajadores temporales llegaron a Marja para ayudar con la cosecha, pero es posible que este año muchos no vengan puesto que en el área están acuartelados cerca de 3 mil efectivos estadounidenses y afganos.

Además, los mercadillos de opio, donde los granjeros suelen vender sus cultivos, han sido clausurados.

Los infantes de marina han dicho que bloquearán los principales caminos y harán devolverse a los temporeros que intenten llegar a la cosecha que empezará dentro de pocas semanas. 

Para evitar la discriminación contras aquellos que no plantaron amapolas se ha lanzado un nuevo programa dirigido a todos los granjeros de Marja. Pero los granjeros de amapola no tienen que demostrar que no la plantaban antes, solo deben mostrar que sus plantaciones de amapola han sido destruidas. Los oficiales de la Marina creen que los granjeros de amapola cortos de dinero serán los principales beneficiados con el programa.

Justamente esas son las personas que necesitan los infantes de marina para estabilizar la situación en Marja. “Si no hubiéramos hecho nada habríamos tenido a estos granjeros combatiendo contra nosotros, en momentos en que necesitamos establecer la gobernabilidad en el área”, dijo John Kael Weston, el consejero político del Departamento de Estado adjunto a la brigada de Infantes de Marina.

Según Weston, quien ayudó a desarrollar dicho programa, los pagos están destinados a entregar a los granjeros algo que hubieran obtenido de la venta de sus cultivos antes de que los infantes de marina entraran en la región. Dichos dineros también deberán ayudar a que los campesinos pasen a cultivar otras plantas. “Hemos erradicado el ciclo económico de Marja”, dijo. “Si los granjeros no tuvieran dinero, eso afectaría a los propietarios de tiendas y a todos los demás”. 

Algunos funcionarios del equipo de reconstrucción provincial de Helmand, a cargo de Gran Bretaña y EE. UU., sostuvieron que el Talibán cobrará impuestos a aquellos granjeros que acepten los pagos de indemnización. También afirman que los pagos crearán un “desequilibrio” con otras partes de la provincia. 

Los oficiales de la Marina insisten en que dichos pagos son parte de un programa que se aplicará una única vez una ocasión debido a las circunstancias únicas asociadas a la operación militar. “Si no hacemos algo especial, perderemos esta pequeña oportunidad”, dijo el coronel Michael Killion, oficial de operaciones de la brigada.

De momento, unos 730 granjeros han aceptado estas condiciones, de acuerdo con los datos suministrados por militares. Los pagos se efectuarán solo cuando los militares estadounidenses o afganos verifiquen que las amapolas en las tierras han sido erradicadas.  

La Administración Antidrogas estadounidense, que continua incrementando su presencia en Afganistán, intenta colaborar con las entidades antidrogas afganas para identificar y localizar a los compradores de drogas y narcotraficantes que tratan de sacar el opio de Marja. Sus esfuerzos, apoyados por una intensa vigilancia aérea, será la más extensa operación de la agencia en el país.  

Coronel Evgeny Khrushchev, descendiente de militares y oficial en activo, es el analista de temas bélicos en RT.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias