X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/2YM

¿Qué entendemos por atentados terroristas? (Segunda parte)

Publicado: 12 may 2010 17:32 GMT | Última actualización: 29 ago 2012 20:03 GMT

Sin duda alguna el mundo cambió la fatídica mañana del 11 de septiembre de 2001 tras los atentados. George W. Bush proclamaba en su discurso que la amenaza terrorista sería combatida en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo. “O están con nosotros o contra nosotros”, -decía. De allí en más, los principales jefes de estado y políticos mundiales no paraban de repetir una sola palabra: terrorismo,… una y otra vez. Este fue el slogan usado por el ex presidente estadounidense. Este fue el día oficial en que con toda publicidad comenzó el acoso contra el pueblo árabe en un ciento por ciento. De allí en más, todo fue Al QAEDA y a atacar Afganistán; que los terroristas estaban escondidos en cuevas en los desiertos del país árabe, etc.

Sin embargo parece que el gobierno estadounidense olvida toda la historia de intervenciones organizadas a lo largo y ancho del mundo, las que inclusive son calificadas por su propio departamento de estado como atentados terroristas y que su servicio de inteligencia (CIA) a cometido en medio mundo. En el colmo del cinismo, este organismo institucional elabora una lista de paísesque considera patrocinadores y/o encubridores del terrorismo internacional. ¿Y lo siguiente qué significa…? Documentos desclasificados de la CIA con respecto a las interminables intervenciones estadounidenses en el mundo; en Argentina el plan Conintes y el plan Cóndor; Documentos desclasificados de chile; Bosnia; Viet-Nam y un largo etcétera.

Existen muchísimos ejemplos a lo largo y ancho del globo y en todas las épocas de la humanidad sobre la concertación, maquinación y conjuración entre aquellos que detentan el poder para intervenir en los acontecimientos sociales y políticos sin importar los medios y recursos utilizados para influir en su propio beneficioy el de sus ideologías y agendas, en desmedro de los que tienen y/o son menos, abarcando el más amplio sentido de la palabra. Este es el albor del fascismo que lleva a la dictadura y la tiranía que paralelamente crea un sentimiento de desprecio en el pueblo oprimido incitándoles a la rebelión u actos desesperados. Ahora bien. Cuando la masa decide manifestarse o protestar son siempre reprimidos, tildados como vándalos y como gente que lo único que desea es que le den las cosas de una manera fácil y sin trabajar por ello. Claro… díganle eso a la personas que perdieron al confiar sus ahorros en Inverlink en Chile o las personas que perdieron dividendos en sus ahorros por culpa del corralito en Argentina. Todos somos distintos y todos reaccionamos de formas opuestas. ¿Qué sucede si una de estas reacciones es desesperada? ¿Por qué, se preguntan? Por ejemplo, si una persona ve que su única posibilidad de trabajar como vendedor ambulante (la cual dista mucho de ser buena, decente, con cero proyecciones a futuro y para más colmo, socialmente estigmatizada) está literalmente coartada por las leyes que como siempre, privilegian solo a algunos, intenta suicidarse para atraer la atención de las autoridades no tan sólo de Chile sino de cualquier nación de este planeta… ¿cómo los calificarías?; ¿alienados?; ¿locos de atar?; ¿inconformistas?; ¿valientes tal vez?; ¿de terrorista? Y al final, ¿dónde están las noticias que ponen en su verdadero lugar a estos hombres y mujeres sin ensalzarlos ni tampoco humillarlos? Piensen en los palestinos cuando aparecen por televisión tirándole piedras al súper moderno y acorazado ejercito israelita… se ven sin casa porque después del bombardeo quién la tiene; sin la presencia de alguno de sus familiares porque quién los conserva después que fueron víctimas del bombardeo… ¿qué?; ¿acaso creen que todos los palestinos, que todo el país es un nido de terroristas? ¿Cómo reaccionarían ustedes en la misma situación? No obstante, parece que la islamofobiase expandiera cada vez más cuando la vemos por las grandes cadenas noticiosas estadounidenses olvidando las crueles torturasa hombres y familias iraquíes han recibido de parte del ejército estadounidense.

Tomen en cuenta la secularización que el mundo occidental viene experimentando desde principios del siglo pasado hasta ahora. Como en ninguna otra época de la humanidad vemos cómo el ser humano ha perdido la fe en las instituciones tanto de gobierno como eclesiásticas. Las tradiciones casi han desaparecido. Las personas parecen darle más importancia a la última estupidez que un sujeto en “x” en el reality show del momento hizo o dijo. Los noticiarios “parecen no saber” (¿) otra cosa que abrir sus respectivas ediciones con hechos de violencia de todo tipo; luego, noticias relacionadas con trivialidades pasando a media hora de deportes en donde el fútbol es el rey indiscutido, para finalizar con los resultados de los juegos de azar y el informe del tiempo. Paralelo a esto, ¿Recuerdan las asignaturas que solían impartir los colegios? Se trataba de clases de religión y cultura cívica. La primera materia era optativa y la segunda simplemente desapareció. Al menos así sucedió en la educación chilena y el mismo fenómeno se extendió por el resto de los países de Latinoamérica. Al menos estas asignaturas entregaban un camino de respeto y reflexión. Claro que ésta fórmula no ayuda al eventual plan de dominación mundial.

La vida se ha puesto cada vez más difícil para todos. Las alzas en productos y servicios de primera necesidad no paran mientras que vemos con “terror” menos dinero a final de mes obligándonos a recurrir al crédito como si alguien nos forzara desde las sombras a tomar los empréstitos bancarios. Por supuesto el sueldo mensual no alcanza para comprar de una vez por ejemplo un refrigerador, asumiendo que ganes la remuneración promedio de una persona de clase media, pero el crédito que te ofrecen es tan tentador: “pague en cómodas cuotas de aquí al año 3000”, publicitan. Esto ha hecho que tanto hombres como mujeres trabajen como esclavos pagando no una sino dos y hasta tres veces por el mismo producto. Al final desean llegar sin pena ni gloria y de una manera digna a cada fin de mes. Ahora si por cualquier motivo dejas de pagar… [¡]. Sin embargo este hecho nos lleva a pensar -se quiera o no- solo en el dinero que se precisa para enviar a los hijos al colegios y universidades, vestirse, alimentarse y desarrollar -tal vez y sólo un poco- los planes de vida junto a uno que otro “lujito

Recapitulemos. ¿Cómo se puede intervenir en los acontecimientos mundiales de manera solapada teniendo en cuenta lo anterior? Una de las mejores armas de influencia sobre las personas la entregan los medios de comunicación: Informativos, programas de actualidad, realities show, series, documentales y largometrajes. Con toda esta información comencemos entonces a conjeturar con inteligencia.

Tenemos todos los ingredientes necesarios para mantener a las personas “esclavizadas”: Los medios de comunicación en general; las políticas de gobierno; la inestabilidad de la economía mundial y de las relaciones internacionales; falta de seguridad, robos y violencia de todo tipo; perdida y posterior secularización de la educación y de la cultura…, una que fomenta el ocio y ensalza la mediocridad. Esta es la primera etapa a la cual llamo “control mental de las masas”.

Ahora que ya nos tienen hipnotizados necesitan el ingrediente picante y del todo necesario para llevarnos definitivamente a su juego: crear un gobierno mundial para controlarlo todo y a todos. Esta es la segunda etapa a la que llamo “influir a través del miedo y la incertidumbre”. ¿Cómo podrían lograrlo? Por favor. Imagínense este escenario. Son dueños de grandes bancos y corporaciones a nivel global, como los Rothschild o Rockefeller. Juguemos a “cambiar las reglas del juego bancario”. Retiren una gran cantidad de dinero circulante de los bancos (que en realidad son de sus propiedad) y luego, pasadas veinticuatro horas los depositan en otros bancos con otros nombres pero que también son parte de su patrimonio y control… ¿qué sucede? El caos y el pánico. Claro que tendrán cuidado de no provocar una hecatombe ni el fin de la raza humana tal como la conocemos, solo el daño suficiente para que el pueblo –desesperado- clame por ayuda, la que sea y venga de donde venga. Esta es la tercera etapa a la que llamo “sumisión al nuevo orden mundial”. Después de todo el plan está concebido para inyectar miedo, incertidumbre y caos, herramientas que les permitirán guiar a la sociedad hacia la solución final que ya tienen preparada desde hace mucho pero mucho tiempo. Agréguenle a la mezcla un par de atentados terroristas… grandes, sangrientos; aquí y allá. Ahora encuentren a algún candidato digno de culpar. ¿Quién podría ser? Tal vez un grupo de personas de los cuales no sepamos mucho o lo que es mejor, nada; y si tienen un dialecto casi ininteligible mucho mejor. No olvidemos que llevar a cabo tal empresa no es del todo inviable. Recuerden que controlan a la mayoría de los medios de comunicación e información del mundo, a los principales grupos financieros y como si todo eso fuera poco, disponen de la máquina de guerra más amplia y letal que la humanidad jamás conoció.

¿Acaso lo notaron? De todo lo expuesto hasta ahora, ¿repararon en el hecho de que funcionamos mejor que el engranaje de nuestro coche? Todos uniformes; siempre en línea recta. Parafraseando a la biblia: “todos balando uniformemente mientras transitamos alegremente por el ancho camino hacia la destrucción”. Más allá de toda interpretación, conjetura y/o explicación de exégetas, religiosos o agnósticos al respecto pienso y es más, los insto a meditar sobre estas palabras. Uno de mis lectores comentaba y con justa razón, -“si deseáramos revelarnos también seriamos acusados de terroristas”- decía; y lamentablemente tiene razón. Los gobiernos se jactan de que son democráticos, prometen grandes cambios y soluciones que nunca se materializan. Las desigualdades continúan y los sistemas judiciales no se renuevan, ¿por qué? Porque simplemente no les conviene; perderían dinero, control y grados de poder. Ustedes creen que estas personas que manejan nuestras vidas quieren que seamos mejores, pensemos libremente y surjamos, ¿si realmente les importamos? La respuesta es tan obvia que lo único que puedo decir es que ahora es el momento de entender más sobre todo. Es necesario que hoy más que nunca en la historia de la humanidad, nos volquemos a realizar una profunda e imparcial revisión de los acontecimientos que suceden a nuestro alrededor, su significancia e implicancia, así como de un profundo y real auto examen de conciencia en cuanto a lo que queremos en nuestra vida privada y como sociedad. Para ello no es necesario ir a siquiatras, tampoco a médiums o videntes, ni tampoco jugar un número de la lotería, entre otras cosas porque seguiríamos engrosando las arcas de los poderosos. Personalmente me gusta la idea de meditar en la soledad de mi cuarto en los momentos libres; mientras tomo una taza de té en la oficina; cuando voy de paseo a la campiña o la costa; mientras veo los ojos de la persona a quien amo y sobre todo cuando cierro mis ojos y converso conmigo mismo. Me gusta ese pensamiento porque siento que lo importante, toda la fuerza y el amor… Dios mismo está allí dentro y no afuera como nos enseñan. Me ha dado muy buenos resultados; es gratis y no toma más tiempo del que yo mismo le doy sin gastar energía en el proceso. Es necesario que salgamos de nuestra propia celda virtual. Nuestro deber es obtener la mayor cantidad de fuentes de información y opiniones para una misma noticia. Necesitamos leer más, instruirnos y ser capaces de generar opiniones basadas en la individualidad que representa cada ser humano. Internet es tal vez el último de los medios que en cierta forma todavía se encuentra “libre de control y censura”. Pero también se convierte en un instrumento de desinformación… como todo. Al final, en la magnífica soledad de nuestro pensamiento y corazón, encontraremos la respuesta y no juzguemos más lejos de la extensión que nuestra propia sombra proyecta en la tierra. ¿Cómo reaccionarias a todo lo expresado hasta ahora? Las opciones son tantas que no cabrían en este blog. Sin embargo hay algo que de seguro ustedes como lectores de esta columna harán, cualquiera sea su postura: ¡Pensar! El gobierno invisible, los poderosos y el puñado de personas que controlan todo no quieren que lo hagas. ¿Se lo permitirás?



Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

Un espacio de reflexión que busca la necesidad de liberar nuestras mentes de lo uniforme y rutinario, abordando temas subjetivos y controversiales.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias