X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3F8

¡Venenos en nuestros alimentos! Actualizado

Publicado: 13 jul 2010 13:08 GMT | Última actualización: 9 oct 2012 19:31 GMT

“Una drástica reducción de la población del planeta resolvería los problemas ambientales”, Arne Naess; “Existe un problema con el virus del SIDA… ¡Mata muy lento!” ; ”En caso de reencarnarme me gustaría volver al mundo como un virus mortífero a fin de ayudar en algo a aliviar la sobrepoblación”, Felipe de Edimburgo en su prólogo 'People As Animals', de Fleur Cowles, 1986; “el ser humano no es mejor que una bacteria. Así que el que quiera sobrevivir deberá deshacerse de nueve”, Eric Pianka, Profesor de biología en la universidad de Texas, Estados Unidos, asegurando que la población se dirige peligrosamente a los 9.000 millones de personas. El dueño del imperio Microsoft dijo: “si hacemos un trabajo realmente bueno con las nuevas vacunas, la Sanidad y los Servicios de Salud reproductivos, podríamos reducir la población en un 10 o 15%, quizás”. Bill Gates.

La lista de la vergüenza es casi interminable. Por ejemplo La eugenesia, que se remonta a 1895 ya mencionaba el deseo de eliminar a las personas cuando Sir Francis Galton habló de ella recurriendo a los trabajos de su primo Charles Darwin. De allí en adelante comenzaría a tomar fuerza la teoría de la superioridad racial tristemente conocida por la Alemania nazi y su posterior desarrollo con la ayuda de los aliados y en específico del Gobierno de los Estados Unidos que protegieron a muchos jerarcas del nazismo tras la culminación de la Segunda Guerra Mundial. Existen muchas otras frases de personajes famosos a través de la historia. No puedo por razones obvias extenderme pero les insto a que continúen en la investigación porque esta gente, que tiene este tipo de pensamientos no tiene escrúpulos y sin pérdida de tiempo son patrocinados casi con idolatría por los que tienen poder. Se necesita con urgencia eliminar personas del planeta. ¿Lo sabían? No es un gran secreto puesto que este tipo de comentarios es bastante común en la 'élite mundial'. Lo que queda poco claro, como siempre, es la táctica que tendrían para eliminar secretamente a las personas no sólo porque se interponen entre las políticas de ciertos regímenes de Estado o pensamientos contrarios o anárquicos; no sólo porque las mentalidades e individualidades son tan heterogéneas entre los seres humanos; no sólo por problemas de súper población… sino porque existen muchísimas personas sobre la faz del planeta y ya no cabe un solo alfiler. Es cierto, hay mucha gente, pero lo que no es aceptable bajo ningún punto de vista es que se aniquilen impunemente a las personas. Lamentablemente los dirigentes de este planeta no tenían pensamientos altruistas en esta materia. El informe 'Kissinge'r o 'resumen del memorándum' de estudio de la seguridad nacional de Estados Unidos, recoge un extenso análisis de la situación demográfica mundial y da ciertas soluciones para la estabilidad de los intereses del país relacionados con los recursos naturales que alimentaban a las industrias norteamericanas. Como resultado del estudio encargado a Henry Kissinger con respecto a la amenaza de la sobre población mundial, el ex secretario de Estado calificó el crecimiento de la población en los países del tercer mundo (Lesser Developed Countries – LDCs) como “un asunto de máxima importancia” y alegó que tal situación ponía en peligro el acceso a minerales y a otras materias primas que los EE. UU. necesitaban y que, por lo tanto, constituía una amenaza para su seguridad económica y política. La solución propuesta por él era un “extenso control de la población”. Esta política aún se aplica a través de la 'ayuda' internacional de Estados Unidos articulada principalmente por el Banco Mundial, hacia países que estén dispuestos a tomar medidas para el control de la natalidad. La apertura económica forzada, profundizaría la avalancha del capital estadounidense sobre los recursos naturales no renovables. Esto podría explicar por qué este documento estuvo clasificado durante 15 años. De allí en más los poderes fácticos han estado urdiendo tácticas para el control de la población. Una de ellas está bastante clara para mí y se refiere al agua y a los alimentos que consumimos cada día.

Comencemos con los alimentos que venimos consumiendo durante décadas. La velocidad de la vida moderna a sobrevalorado el tiempo, el cual parece un lujo que no podemos darnos. La problemática era cómo aumentar la producción sin que el esclavo (perdón, trabajador) dejara de alimentarse.  Nace así el concepto de 'comida rápida' en 1912 en los Estados Unidos. No olvidemos de aquí en adelante que el ingrediente principal de la comida rápida es el maíz. Con el paso del tiempo evolucionaron hasta convertirse en alimentos rápidos y para llevar. Te quitan el hambre, se sienten ricos y algunos hasta deliciosos… pero la verdad es que no alimentan, ¡así de simple! Es la llamada 'comida chatarra'. Lo siguiente es al menos contradictorio. Pensemos: Cada vez vemos a más niños con síndrome de obesidad mórbida; bajo rendimiento escolar, personas de todas las edades cansadas o letárgicas aunque hayan reposado lo suficiente, déficit atencional, dolores de cabeza, dolores musculares y de huesos, mareos, etc... Ahora más que nunca en la historia han aumentado los niños con síndrome de Down… ¿a qué se debe esto? Tal vez lo siguiente pueda responder a esta pregunta. En el año 2005 La doctora Rima E. Laibow expuso en la The National Association of Nutrition Professionals (NANP) 'los alcances reales del Códex Alimentarius'. Esta organización impone estándares, códigos de prácticas, guías y otras recomendaciones relativas a los alimentos. He traducido al español este fragmento de vídeo que se encuentra en Youtube para que consideren con mayor razón, como mínimo… ¡leer el rotulado de los productos alimenticios que compran en el supermercado! En palabras de Laibow, entendamos quién es el enemigo…

¡Déjenme ayudarles a entender al enemigo! Y déjenme mostrarles que absolutamente nada de lo que voy a decirles es exagerado, no es interpolado ni es producto de la imaginación; todo lo que voy a decirles está documentado; gran cantidad de estos expedientes se encuentran en mi sitio Web: www.HealthFreedom.org … ellos crearon un gremio comercial (son un par importante de palabras), 'un gremio comercial' llamado 'Comisión del código alimentario'. No es una comisión creada para la salud pública; no es una comisión de protección a los consumidores; es simplemente un gremio comercial. La comisión del 'códex alimentarius' es administrada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación); ellos fundaron el 'código', lo dirigen y lo administran por petición de las Naciones Unidas. En 1994 'el Código' sin ningún aviso en absoluto aquí en este país, declaró nutrientes, para que lo comprendan intelectualmente, declaró a los nutrientes como toxinas [El código define a los nutrientes como toxinas]…; Son venenos industriales peligrosos. Como son venenosos, tenemos que estar protegidos de su amenaza. De lo que estamos hablando aquí es… me levanté un buen día por la mañana y quedé tan sorprendida de enterarme que nutrientes de alta potencia terapéutica y de efectos clínicos positivos y significativos son ahora ¡ilegales!… ilegal en el modo que la heroína lo es. [El código catalogaría de ilegales a los nutrientes]. No disponible sin la prescripción correspondiente… ¡ilegal! Cada animal utilizado como alimento en el planeta, sin importar si tiene aletas, patas o plumas, cada animal en el planeta 'debe ser tratado' con antibióticos subclínicos y hormonas del crecimientoexógenas. El código requiere… ordena que toda la comida sea irradiada -[El código ordena que toda la comida sea irradiada] a menos que esta sea ingerida particularmente y en zonas rurales… ¡Toda la comida!, incluso alimentos ecológicos, por supuesto, pero ¿serán tan ecológicos después del tratamiento? Vayan al 'códex alimentarius', hagan la búsqueda en google y den un vistazo al menú de la página oficial del 'código', vean los niveles de toxinas y de los productos químicos veterinarios que establecieron… son ¡aterradores! En 2001, 177 países, incluido los Estados Unidos se reunieron y establecieron que existen 12 productos químicos orgánicos realmente dañinos, los llamaron 'POPS' (contaminación orgánica persistente). Hay muchos de ellos, pero existen 12 que son tan malos que nadie podría discrepar que esos 12 deben ser eliminados mundialmente. El código ha traído de vuelta 7… 7 de los 9 'POPS' prohibidos que los 177 países eliminaron mundialmente. Por ejemplo el Dialdrín, Aldrín, Hexaclorobenceno… y la comida que es importada de de otros países y que contienen estas sustancias nocivas no son detenidas ni requisadas en nuestras fronteras porque por otro lado eso sería -y Dios lo prohíba- una violación comercial. Así es como el código funciona. En las proyecciones epidemiológicas de la OMS y la FAO ellos estimaron -yo no- ellos estimaron; ellos son los expertos, que sólo la pauta de vitaminas y minerales -cuando entró en funcionamiento la implementación global el 23 de diciembre de 2009- causarán como mínimo 3.000 millones de muertes. Mil millones de simple hambruna; esas buenas gentes que mueran, no son económicamente exitosas desde el punto de vista de las grandes corporaciones. Pero las otros 2.000 millones… ellos morirán de enfermedades evitables bajo la subnutrición. ¿Quién viviría? Probablemente aquellas personas que son bastante ricas o bastante poderosas y que tienen sus propios proveedores de comida limpia y nutrientes saludables… ellos vivirían. ¿Usted y yo…? probablemente no; ¿nuestros niños…? probablemente no; ¿y nuestros nietos…?

Por supuesto, la website oficial del código se defiende en su sección Preguntas frecuentes. Aun así, sus respuestas son parciales y dejan la sensación de que 'es tu palabra contra la mía'; dicen: 'lo expresa la ciencia' y ya… como siempre sean ustedes los jueces. También es cierto que muchos no tenemos el tiempo suficiente para realizar una exhaustiva verificación del alimento que hemos comprado, probablemente porque sintamos a los pocos segundos de comenzar a leer la información nutricional y los componentes del producto alimenticio aburridos ya que la información, cantidades, medidas y nombres científicos tan extraños para nuestro diario vivir no son de fácil asimilación. Este hecho es muy parecido y se repite en el mundo de las finanzas y la economía. Los noticiarios y periódicos nunca explican en forma sencilla lo que ocurre con el alza o caída de los precios, o de la bolsa de comercio haciendo que el consumidor abandone por falta de tiempo, por desconocimiento de la jerga ininteligible o por aburrimiento. Es necesario leer no dos sino tres veces el etiquetado de los alimentos, no sólo para conocer su fecha de expiración, cantidad calórica o aporte energético, sino que también por los aditivos que estos contienen especialmente en aquellos alimentos importados desde el extranjero puesto que en ocasiones la traducción puede estar incorrecta o bien, 'olvidan' rotular ciertos componentes. En todo caso la regla es clara: ¡deberían aparecer todos!; sin embargo y acorde a la ley de cada país, dichos datos no son escritos en las respectivas etiquetas si determinados ingredientes no sobrepasan el 100% del producto final. Díganle esto a aquellas personas hipersensibles a algún tipo de alergia. También es importante la nomenclatura del rotulado. Sin embargo es del todo necesario que se escriban los nombres completos ya que hay cientos de ellos (aditivos, saborizantes, colorantes, etc.) por ejemplo se debe poner la letra E y el número del aditivo o el nombre del mismo: p.e. 202 o Sorbato potásico. Especial cuidado se ha de tener con los edulcorantes, en especial el llamado E-951 Aspartamo. La mayoría de los alimentos contiene Aspartamo. Para que lo sepan este edulcorante se nombra de distintas maneras; aspartame, Aspartamo, o edulcorante 951 (código europeo), a tal vez la más polémica: edulcorante autorizado. Dentro de los productos que seguro tienen este edulcorante están aquellos llamados 'lite' o sin azúcar como chicles, gaseosas, golosinas, etc. Me cuesta pensar en conseguir un determinado alimento sin azúcar pero que siguiera siendo dulce. Bueno, eso simplemente no es posible. Existen también los llamados 'aditivos alimenticios' que son aquellos que aseguran la conservación de los alimentos, potencian su aroma y mejoran su aspecto. Lo anterior puede ser positivo pero, en la mayoría de los casos sólo sirven para mejorar y/o hacer comestibles alimentos de baja calidad.

Existe un cereal de importancia y que está causando polémica por su manipulación genética, me refiero al maíz. Según ciertos científicos la manipulación genética logrará desarrollar distintas variedades de cepas capaces de soportar las inclemencias climáticas, mayor resistencia a enfermedades o plagas y mayor resistencia a diferentes tipos de suelo pero no mencionan el aporte positivo para el ser humano. El principal elemento utilizado por las cadenas de comida rápida en los Estados Unidos es el maíz. En el 30% de los campos norteamericanos se cultiva este cereal. De hecho es una de las principales políticas del Gobierno estadounidense quien subsidia y permite producir el maíz aún por debajo de los costos de producción. Luego, es utilizado como base para producir otro tipo de alimentos llámense bebidas, refrescos, cervezas; y para muchos otros comestibles entre ellos las carnes de vacuno, cerdo, ave, etc. Más de alguien podría preguntar: “¿las vacas no comen pasto? ¡Exacto! Como no comen maíz, se les administra vía intravenosa… ¿lo asimilaron? Primero, tenemos el maíz tratado genéticamente y de bajo precio, luego creamos una sobreproducción obligando a su utilización por las grandes multinacionales de alimentos como base para muchos otros alimentos y también para su exportación. Como resultado, en el caso de la carne deriva en una deficiencia en su calidad y nutrientes pero a la vez es más barata lo que permite al consumidor adquirir mucho más. Con todo lo anterior, nuestro organismo recibe más calorías de las que necesita y muy pocos nutrientes. Todo esto redunda en personas con más obesidad. Desde la aparición de la comida rápida han imperado tres sabores distintos entre sí y que comemos a diario en nuestros alimentos, como si fuera de vida o muerte: 'Lo salado', 'lo azucarado' y tal vez el peor de ellos, 'lo grasoso' y que a la naturaleza le cuesta crear. Según nutricionistas de todo el mundo y la OMS, la cantidad de sal que debemos consumir diariamente es de 4 gramos, lo que equivale a 1.6 gramos de sodio diarios. Ahora bien, la sal contiene cloro y sodio minerales esenciales para el organismo. Sin embargo el consumo los alimentos que diariamente consumimos, además de que añadimos sal a las comidas voluntariamente, a nuestro antojo y gusto, sumados doblan o en muchos casos triplican la cantidad diaria recomendada incidiendo negativamente en nuestra salud a largo plazo; nos proporciona problemas como la hipertensión arterial que puede derivar en riesgo cardiovascular, retención de agua que causa exceso de peso, eventual aparición de cáncer de estómago y osteoporosis. Como si fuera poco, el consumo inapropiado de sal aumenta la excreción de calcio en la orina que favorece la desmineralización del hueso. Si bien es cierto que no hay límites para su consumo, el azúcar es un carbohidrato simple que no aporta ningún beneficio (sólo calorías) al organismo humano y se le asocia a calorías vacías. Sin embargo, nos han acostumbrado (¿) a este tipo de sabor que se encuentra presente en mucha de la 'comida chatarra'. Tiene muchos usos en el procesamiento de los alimentos, por ejemplo sirve como agente preservante para jaleas y mermeladas, añade volumen a los helados de crema, ayuda al proceso de fermentación del alcohol y mantiene la frescura en productos horneados… y ¡ya!, entonces ¿a comer azúcar? Aunque no está catalogado científicamente, el sabor a grasa sería el sexto sabor puesto que científicamente se conocen 5 a saber: ácido, amargo, dulce, salado y umami que se podría describir como 'sabroso', 'esencia', 'delicioso' o 'potente'. Y por último El sabor grasoso se nota en la mantequilla, en las palomitas de maíz en la masa frita y mayoritariamente los aceites que impregnan los alimentos en la fritura. Según el investigador australiano Russell Keast, tras analizar a 50 personas probó que algunos individuos eran más sensibles al sabor graso que otros. La destreza para detectar el sabor grasoso está vinculada a su peso y porcentaje de grasa muscular. Los sujetos más sensibles a detectar las grasas consumen menos cantidades y son por ende más delgados que aquellos que presentan dificultades para detectarlas. Cuando el 'códéx alimentarius' comience a regir, las deficiencias en los nutrientes debidas al plan de éste que disminuirán las vitaminas y minerales, se traducirá en miles de enfermedades preventivas, lo que conducirá, en palabras de la doctora Laibow, a la perdida de millones de vidas.

El otro elemento de polémica es el flúor en el agua. Los investigadores, científicos y políticos de medio mundo aún no llegan a un consenso con respeto a floral o no el agua y a sus consecuencias positivas o negativas que tendría en la población. No obstante, existen muchas llamadas de atención mundiales a evitar el flúor. Para ser ecuánime diré que al menos en todo esto existe una ignorancia que en ningún caso debería ser una excusa para no hacer nada, sobretodo en nuestros tecnológicos días. El flúor es de color verdoso de mal olor y se encuentra en estado gaseoso. Se encuentra en gran parte de la corteza terrestre así como en el agua de mar. Es el elemento más electronegativo de la tabla periódica de los elementos. Esto significa que siempre se asocia con otras sustancias para formar diferentes compuestos o aleaciones. Es altamente corrosivo para la gran mayoría de los metales y muy venenoso. Se utilizó para la primera bomba nuclear inclusive. Una buena fuente de flúor es la ya mencionada sal. Actualmente esta maravilla de la naturaleza se encuentra en los dentífricos, enjuagues bucales, agua embotellada y en muchos alimentos. Nuevamente es de perogrullo decir que las cantidades de flúor que los alimentos y el agua contienen, son del todo equilibradas. Sin embargo nuestras autoridades políticas y científicas insisten en que debemos y tenemos que consumirlo. ¿Qué sucede entonces con el llamado que hace el doctor Bill Osmunson sobre el fluoruro en el agua?; ¿Cuál es la cantidad permitida para el consumo de flúor en los dentífricos? El rango va desde 0,7 Y 2.0 ppm (partículas por millón) para que genere una capa aceptable y que proteja el esmalte. El problema es que algunos dentífricos vienen hasta 4 ppm… ¿por qué? Estos valores son acumulables ya que el organismo no los sintetiza ni tampoco elimina a través de la orina. Se instalaría en la glándula pineal del cerebro. Esto redundaría en seres más lentos, cansados con poca capacidad de reacción ante grandes problemas. ¿Sabían ustedes que esta glándula genera la maravillosa melatonina? Digo que es maravillosa porque entre otras cosas genera las hormonas responsables del sueño, detiene la oxidación es decir, lo que hace que te vuelvas viejo antes de tiempo, entre otros importantes beneficios. Solo como curiosidad. Existen alimentos que son precursores de la melatonina, es decir, estimulan su producción entre ellos el ya mencionado maíz que está siendo tratado genéticamente… ¿coincidencia?; personalmente no creo en las casualidades. No olviden además que muchos de los medicamentos llamados 'ansiolíticos' como la fluoxetina contienen fluorocarbonos y su prescripción hoy en día es tan o más común que cepillarse los dientes. Siguiendo con estas lindezas, sepan ustedes que el fluoruro de sodio es el principal componente que se encuentra en el veneno para ratas. Se debe tener especial cuidado con las sartenes que usan a diario para freír carne y otros alimentos puesto que contienen flúor. Cuando estos comienzan a rayarse pueden comenzar a liberar cantidades de este nocivo mineral en las comidas. El flúor endurece los huesos y dientes pero los corroe en su interior y a la postre se quiebran causando la llamada osteoporosis. En todo caso, la polémica está encendida y no sé por qué. Ya sabemos que las cantidades de flúor normales tanto en el agua como en los alimentos no tendrían que dañarnos, pero mi preocupación crece cuando veo que muchísimos productos de consumo diario que incluyen este poderoso y nocivo veneno sumados entre si dan una cuantiosa dosis diaria para el organismo. Comienzo entonces a ver la poca preocupación de la sociedad en temas relevantes como la contaminación, las nuevas y arbitrarias políticas económicas que nos están imponiendo las autoridades mundiales a través de la Organización Mundial de Comercio, la invasión ilegal de los Estados Unidos en Afganistán entre tantas otras cosas de relevancia y que por supuesto, no vemos por la CNN. Gracias a Dios, el de todos, buenas noticias nos llegan desde Chile. “Concepción es la única ciudad chilena que no utiliza flúor en la red de agua potable, porque la Universidad de Concepción lo impidió”. Para que no queden dudas al respecto, la siguiente es una lista con los principales países de Europa y otros lugares del mundo que se opusieron a florar el agua potable en sus respectivos sistemas. Sin embargo en Estados Unidos el 66% del agua esta florada, al igual que en México y países como Bangladesh e India, que tienen una gran población, viven con esta sombra que se cierne como una nube fantasmal y negra sobre su población. Chile, a excepción de Concepción continúa con esta realidad… ¿qué esperamos para impedirlo?


El doctor Bill Osmunson nos regala una pequeña cátedra sobre los nocivos efectos del agua fluorada en nuestro organismo.

Las palabras sobran. Véanlo, medítenlo y tomen su decisión. Sean como siempre los jueces.

Llegados a este punto de la lectura no está demás pensar en volver a lo natural, ¿cierto? Cómo se ven venir las cosas, de toda la información existente en la red y en esta investigación, será menester comenzar a procurar semillas de frutas y verduras, especialmente de papas o patatas. Comenzar a adquirir conocimientos de cómo preparar, abonar y cultivar la tierra, así como de conocimientos de botánica y técnicas de purificación casera del agua. Lamentablemente, hervir el agua no elimina completamente el flúor; es necesario también filtrarla. Si hemos de procurar un futuro a nuestros hijos todo este esfuerzo tiene que repercutir en que todos, las personas supuestamente libres debamos crear la diferencia y ser la diferencia. No estoy hablando de hacer una revolución armada, tomar el poder por la fuerza o cosas por el estilo, tampoco estoy hablando de realizar protestas o manifestaciones pacíficas, lo que estoy diciendo es que debemos dejar de sustentar pecuniariamente a estos 'terroristas de la humanidad' no comprando sus productos, informándonos de métodos de cultivo y tratamiento de alimentos y agua, dejar de mirar su telebasura, dejar de ver noticiarios establecidos como los de mayor importancia, informarse por medios alternativos, bloggers y post independientes e intercambiar información con las personas. Créanme que hablar sobre este tipo de cosas no me gusta para nada. No lo hago para mí conveniencia económica, a favor de mi carrera o para mi gloria personal. Lo hago porque amo la verdad; porque no puedo permitir ser testigo de todas estas cosas y no hacer nada y ciertamente no deseo que nadie, ninguna persona de este planeta sufra más. “La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por aquellas que se sientan a ver lo que pasa”, decía Albert Einstein. Lamento ver a la gran mayoría de la humanidad sin ganas, sin deseos de buscar e investigar la verdad y realizar justicia. No me preocupa el poder judicial de ningún país pues es inútil y carece completamente del sentido que encierra la palabra justicia. Por el contrario, mi pena surge al ver que mis iguales, como decía Einstein, se sientan a ver lo que pasa… pero en cotidianeidades como el fútbol, como lo evidencia la prensa de Guatemala entre muchísimos otros distractores. Estoy seguro que algunas personas podrían darme cátedra, escribir libros y dar conferencias de por qué el balompié es importante y debe ser practicado, y probablemente la razón les asista; sin embargo, ¡estos no son tiempos para dormir en trivialidades! ¡Algo ocurre!; ¡Algo está pasando a nuestro alrededor! El 'pacto secreto' habla sobre este cada vez más real panorama. No se trata de pelear, enemistar, dividir o prejuzgar… se trata de escuchar porque cuando lo haces más te acercas a la respuesta, poco a poco comienzas a despertar al panorama de la vida real y es entonces cuando te das cuenta de que la política no fue, es ni será buena. Para gobernar se debe mentir, dividir. Las más excelsas enseñanzas de Jesús no pueden ser aplicadas en la política, no son congruentes ni compatibles; se repelen como el agua y el aceite. “Todo el que quiera gobernar debe recurrir al engaño y a la hipocresía” versa el protocolo I, párrafo 9 del libro 'Los protocolos de los sabios de Sión' del ruso Serguéi Nilus. Si la problemática revelada no es percibida, ¿entonces nos sentaremos a que llegue Jesús a salvarnos?; Yo creo en él, pero creo también que somos grandecitos para despertar y hacer algo por nuestro futuro y el futuro de la raza humana.

Les invito a visitar e informarse de este y otros temas en mi página personal de Facebook y G+

Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan
necesariamente el punto de vista de RT.


Un espacio de reflexión que busca la necesidad de liberar nuestras mentes de lo uniforme y rutinario, abordando temas subjetivos y controversiales.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias