X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/8St

¿Somos o no somos esclavos?

Publicado: 16 oct 2011 16:59 GMT | Última actualización: 29 ago 2012 19:59 GMT

Ya en el artículo pasado les hablaba sobre la esclavitud casi invisible que existe en nuestros días. No es fácil para algunos escuchar ni mucho menos aceptar la idea de ser esclavo cuando se vive como se quiere. Y la verdad es que nadie podría sublevarse si antes no toma conciencia de las ataduras ocultas que a diario le rodean. ¿Quieres conocer algunas de ellas? y cuando las conozcas… ¿qué harás? El investigador alemán Paul Koch en su libro “La historia oculta del mundo”, nos habla de las modernas y refinadas técnicas de control social que vive nuestro planeta en la actualidad y las clasifica como la “Teoría de las Tres D”: Distraer, Degradar y Disminuir. Analicemos pues la celda invisible en la cual estamos viviendo; la que nosotros mismos estamos construyendo sin darnos cuenta.

DISTRAER. "La mejor herramienta de los poderes ocultos existentes tras todos los gobiernos del orbe se basa en la distracción".

“La gente debe ser controlada sin que lo sepa”, escribía Edward Bernays en su libro “Propaganda”. Es simple pero al mismo tiempo todo un arte. Desviar la atención de los problemas importantes de un pueblo o nación es una práctica común en nuestros días. Para lograrlo, las mentes de las personas son atiborradas de cualquier tipo de información, debates y sobre cualquier cosa, las cuales son maquilladas y entregadas con un carácter de seriedad e importancia a la mal llamada “opinión pública”. Esta saturación de ideas o noticias, a la hora de la verdad, no sirve para nada.

¿Quieres ejemplos? “Estudio revela que el 50% del comercio fue víctima de algún delito en el primer trimestre”, cita un periódico chileno en su portada; “Los falsos paradigmas que apuntalan la decadencia de la sociedad española”, por la prensa hispana; “Obama da su apoyo a las tropas gays”, según publica USAToday; “Toda la actualidad en materia de Fútbol”, destaca un periódico argentino; y por supuesto, sembrando el odio y el miedo: “Obama denuncia que gobierno iraní conocía el plan para matar a embajador saudita”. ¿Dónde están las noticias de importancia? por ejemplo para Europa; la crisis financiera en Grecia que tiene a ese país al borde de la bancarrota monetaria y en donde el descontento civil es casi completo; los ataques ilegales al pueblo libio por parte de la OTAN con el consentimiento de las Naciones Unidas y el apoyo de Estados Unidos, y el eventual desplome del euro como moneda fuerte, son sistemáticamente pasadas por alto o bien publicadas de tal manera en los tabloides y periódicos virtuales que el lector ni siquiera logra asimilar su trasfondo porque solo ve la superficie. ¿Es que a nadie se le ocurre pensar que las justas demandas y manifestaciones del pueblo griego son en contra de los políticos corruptos que vendieron el país y lo pusieron en manos de intereses financieros? ¿Es que nadie ve cómo las grandes potencias como Estados Unidos toman posesión lenta pero segura de los pozos petrolíferos en Libia, de paso diezmando a su población con ataques aéreos y satanizando por los siglos de los siglos a Muamar el Gadafi? ¿O las últimas informaciones que hablan sobre la inminente caída del euro? El libido natural que hay en las personas, amplificado por los medios, hacen que los primeros consuman informaciones tales como la última locura de Justin Bieber, las supuestas fotografías íntimas de la actriz Scarllet Johansson, o las victorias deportivas en fútbol que llenan de tanto orgullo al equipo ganador y al mismo tiempo, de tanta frustración y revanchismo a los del equipo perdedor, provocando solo la enemistad entre la población de los países, que en el proceso activa otras viejas rencillas. ¿No te preocupa acaso de qué manera los mandatarios títeres de tú país en manos de los banqueros internacionales manejan tu nación? ¿Les preocupa a Boca Juniors, Colo-Colo, Real Madrid, Liverpool, Milán o CSKA?; ¿Les preocupa al conductor del matinal, a la Coca-Cola o a Hugo Chávez lo que tendrás para comer en casa, o si puedes costear tu universidad, o si puedes vestirte más abrigado para este invierno? ¿Crees que le importa a Bono o Lady Gaga? ¿Crees que le importa a tu gobierno? Sin embargo, no me creas. Enciende la televisión, la radio; ve al kiosco cercano a tu casa y lee. Poco a poco irás comprendiendo que tú mismo, con muchas ganas y alegremente dejaste que te pusieran los grilletes de la esclavitud al construir la celda invisible en torno a ti.

DEGRADAR. "Déjame crear el problema y tendré a la población mundial comiendo de mi mano”.

La mejor manera de manipular a la opinión pública o privada con el fin de provocar una reacción es crear un problema, llámese catástrofe, pillaje, guerras, violencia racial o vandalismo, inclusive la muerte masiva de animales o personas. Hecho el daño, presentan una solución en tiempo record previamente diseñada ¿Por qué cada vez más y más personas en el mundo están renegando de la política, aborrecen la vulgaridad de los programas de televisión y en general, se refugian al interior de su grupo o familia literalmente con candado por miedo a ser víctimas de robos y asaltos al interior de sus propias casas? Simplemente porque nadie les presenta una solución. Los gobiernos dicen combatir la delincuencia, a los grupos anarquistas o a cualquier forma de hurto o violencia, pero no es verdad. La idea del nuevo orden mundial es debilitar, minar la fe de las personas para que, en el paroxismo social ante la indiferencia del gobierno, aceptes cualquier solución por muy dolorosa que esta sea. Sucede entonces que la gente estará dispuesta a cambiar seguridad por libertad. Esto ya es un hecho. Las leyes se están endureciendo para todos por igual, entre ellas las siguientes: En los aeropuertos ya no es tan sencillo pasar por policía internacional sin antes desvestirse, aunque sea en parte, para ser sometido a revisión manual y escaneo corporal; en Chile, el gobierno de Sebastián Piñera ya estudia la manera de callar el legítimo pronunciamiento de la ciudadanía descontenta, venga de donde venga; las cámaras de vigilancia ya se encuentran en todas las ciudades del mundo, siendo Inglaterra el país más vigilado del orbe. El supuesto gobierno democrático de Francia multa y detiene a dos mujeres por usar el velo islámico; y estas son solo algunas de tantas e injustas medidas en contra de la gente. Ante tanto atropello a la población mundial y de cualquier país, las primeras muestras de revelación hacia los títeres y sus respectivos gobiernos acaecidas en Inglaterra, Grecia, Egipto y España, entre otros, aparecen los así llamados “indignados”, movimiento social nacido justamente en España y que se expande rápidamente por las ciudades del planeta. Son personas comunes y corrientes que están cansadas de tanta maldad, robo, saqueo, depredación y conflicto; ¿de quién?, se preguntarán: ¡de sus propios gobernantes! Paralelamente, como si se tratara de una respuesta estudiada, uno de los responsables directos de llevar la apatía, sembrar división e inocular terror es la prensa mundial, que ha jugado su papel a la perfección para crear en la gente el actual estado de indignación. Durante décadas no ha hecho otra cosa que elevar el nivel de descontento ciudadano con noticias trastocadas, llenas de mentiras mezcladas con medias verdades y llevadas a tal punto que las personas digan cosas como: “!Dios mío. Hasta cuándo tendremos que vivir esto!”; “¿Por qué las autoridades no son capaces de frenar la delincuencia?”; “Ya no se puede confiar en nadie”; “No me interesa nada ni nadie más que yo”. Tal vez esta sea la época más fría en la historia de toda la humanidad, con una anomia que sobrepasa todos los márgenes de lo tolerable y que el apagón cultural del mundo entero degenera en los instintos más básicos del ser humano, llenando de repulsión, asco y por sobretodo de una gran sensación de desamparo y soledad el corazón de las personas. Por ejemplo, revisemos la constante propaganda de descrédito y estigmatización que se hace en contra del pueblo árabe al destruir su cultura, su sistema de gobierno y costumbres, pero ningún medio les muestra el sufrimiento del pueblo palestino…, hasta ahora; La mofa constante en contra de Jesús el cristo, y de la persecución de miles de personas por todo el mundo, las que son tratadas como terroristas y llevadas a campos de concentración que la CIA posee en diferentes países. ¿Todavía crees que esto pasa por coincidencia? Los siguientes videos te ayudarán a enfrentar la realidad diaria desde otra perspectiva.

¿Es solo una humorada o plan específico para borrar de nuestras mentes y corazones a Jesús?

..

Así es como Hollywood, el mayor mentor subliminal de las mentes del mundo sataniza al pueblo árabe.

..

La persecución de personas inocentes llevadas a cabo por la CIA estadounidense.

Grupos de infiltrados se mezclan en las manifestaciones y clamores populares, como por ejemplo el de los estudiantes en Chile; siembran la anarquía por doquier empañando la justa petición de estudiantado chileno o de cualquier país en su caso; las autoridades, en vez de hacer algo, culpan al legítimo clamor popular, quienes al final deben cargar con el posterior estigma y responsabilidad de vandalismo que deja la acción de unos pocos. Tal vez fue por eso que el alcalde de la municipalidad de Providencia Raúl Labbé en Chile, decidió tomar una medida tan arbitraria y unilateral al cerrar el año escolar para el alumnado de su distrito. Para algunos tal vez una solución, pero para otros es ver parte de su futuro truncado. Díganle eso a los estudiantes, padres y profesorado que ven en peligro su año escolar junto con sus ingresos. Al final, todo intento por exigir reformas y transparencia de tus autoridades es sistemáticamente desatendido… pero lo más triste, es que después tú mismo les entregas tu voto a los mismos políticos que ahora te dan vuelta la espalda. Mediten con mucho cuidado estas cosas: todas ellas ocurren en democracia. Pero esto no cesa allí. Al mismo tiempo, Debilitan aún más la moral y el deseo de justicia en las personas. Comienzan así a cesar las ayudas monetarias del estado, sobre todo a organismos del sector público y a recortar sus presupuestos, pero poco a poco, no de una vez. La televisión por su parte desvía tu atención, por ejemplo con un partido de fútbol de importancia. Díganme si acaso la gente no pensará que la situación descrita más arriba, tal vez para ese entonces, cuando termine la euforia de fútbol pueda mejorar por si sola. Como un dato más para tu propia vergüenza; debes saber que en tiempos del imperio romano, se desviaba la atención del pueblo [de la plebe] utilizando el sistema de “pan y circo”. Quien tenga oídos… Así, la degradación está hecha, y ni siquiera te enteraste. Es aquí en donde los genios satánicos que nos lideran, preparan la siguiente trampa en forma de ayuda a través de los medios: que nos degrademos unos con otros. Veamos cómo.

DISMINUIR. "Cuando ya estés harto, cuando pierdas el rumbo y la fe, te diré cómo, cuándo y a quién deberás seguir para encontrar la paz que tanto estabas anhelando".

Los dos puntos anteriores no serían del todo efectivos si antes no convertimos a la ciudadanía en estúpidos, imbéciles y en general, en personas que no se puedan gobernar a sí mismas, sino que siempre necesiten de alguien que lo haga por ellos. Tenemos que entender primero la diferencia entre las palabras “sentimiento” y “emoción”. La emoción es una respuesta a un estímulo propio o externo que induce siempre a la reacción, casi siempre con consecuencias negativas. Por el contrario, el sentimiento, es la correcta auto interpretación de las propias emociones que llevan a tomar conciencia del actuar y proceder, haciendo que las respuestas sean sopesadas, medidas y ejecutadas con raciocinio y empatía. Algunos piensan [yo también] que de esto nace el amor. Es decir, ya no se percibe al amor como “algo” sino como “alguien”, lo que lleva a practicar la solidaridad, la entrega sincera, el valor y no el miedo, y la real esencia que hay en uno y en todo aquello que puede elevar el sentido de la vida en la persona, planta o animal amados. Cuando esto pasa les aseguro que no es difícil creer en Dios. ¿Han logrado esta sencilla formula en sus vidas? Vuestra respuesta podría ser: “pero si yo conozco todo esto”. Y vuelvo a preguntar: Si es tan sencillo y conocido, ¿por qué no lo hemos puesto en práctica? Si tu respuesta es de vacilación, duda o completa negativa, no por anarquía sino porque realmente no lo sabes, pues déjame decirte que dentro de las refinadas técnicas sociológicas de la manipulación de la mente se emplea la disminución con el fin de que el individuo pierda autonomía, no se quiera ni se respete, pierda la fe y que se sienta estúpido e ignorante. La relación directa es que entre más alterada se siente la persona, con mayor facilidad podrá ser manipulada. Dando por hecho que en nuestros días, la mayor parte de la humanidad está vacía, triste y perdida, los poderes ocultos han creado dos aparentes soluciones para llenar el gran vacío espiritual de las personas: el moderno resurgir de la magia, la santería y la hechicería, con toda su connotación espiritista y reformista de cara a una nueva era de acuario o new age, y el creciente culto por el ser humano y al hombre como ser único e individual, bello e importante, dueño de su propio mundo y destino que destierra el concepto de un Dios que está en los cielos, sino que inculcando que ese Dios, en realidad, eres tú mismo.

 
Tarot, hechizos, encantamientos; las personas ya están acostumbradas a ver por televisión este tipo de prácticas. ¿Pérdida de la fe en Dios?; ¿control mental de los poderes ocultos?; ¿Relajo en la mente y corazón de las personas? Como sea, cada vez más gente recurre a este tipo de prácticas.

Por doquier los hechiceros, la magia “blanca”, el tarot, los conjuros y los adivinos inundan nuestra sociedad. Más aún, tienen su espacio de “gran importancia” en diarios y revistas de nivel mundial, así como en diversos programas basura en la televisión abierta. Sus servicios inclusive pueden ser cancelados con tarjetas bancarias de crédito y débito, prometiendo a cambio la solución a los más diversos problemas del afectado, el regreso de aquel amor perdido e inclusive su alejamiento. Sin embargo y aunque parezca inverosímil, hasta expresidentes como Ronald Reagan no emprendían ninguna política de estado para la conducción del país sin antes consultar con su astróloga de bolsillo.

Poco a poco la sociedad ha ido tolerando a estos “seudo profesionales de la adivinación” puesto que la distracción y la disminución que toco en este artículo, han hecho que perdamos la fe en Dios (quien quiera que este sea) reemplazándolo también por la santa ciencia y para llenar el vacío que dejó la religión. Por el contrario, el ciudadano recurre a las donaciones en dinero a fundaciones y obras de caridad, cosa que en estricto rigor debería ser administrada y solventada por los gobiernos, pero que en realidad es transferida discretamente a ti, que lees este artículo. Prueba de esto la puedes obtener en mercados, supermercados y farmacias, entre otros. ¿”Donaría 2, 5, o 10 pesos para institución X”?, te pregunta la cajera al momento de cancelar tu compra. La mayoría de la gente accede y lo hace sin saber en realidad cuánto dinero se recauda, quién lo administra y si realmente va a parar a las instituciones que dicen ayudar. No obstante, en la mente y corazón del que entregó la donación, aunque haya sido un miserable céntimo, ya puede respirar sicológicamente más tranquila, sabiendo que ha hecho un bien a alguien o a una idea. ¿Será realmente así?

Y tal vez la jugada maestra de la elite fue hacernos creer que somos únicos y que nos merecemos lo mejor de la vida pero, ¿a qué precio? El recurso más sencillo para adoctrinar inconscientemente a las personas es darles un papel protagónico, crear un rey o reina de la noche a la mañana eligiendo a un simple individuo que con suerte es conocido por sus padres. Para conseguirlo, los candidatos están dispuestos a sacrificar su intimidad y dignidad por convertirse en estrellas, aunque sea de papel dentro de sus medios locales, amén del premio en dinero que puedan recibir, y todo ello con el mínimo de esfuerzo. Me refiero al experimento que la elite ha diseñado cuidadosamente para testear el comportamiento de los individuos: los sucios y vulgares “Reality Shows”. ¿Acaso nos enseñan a tener una mejor convivencia o virtud humana? Si aún no han reparado en su real significado, este tipo de programas de televisión esconden una prueba sociológica que tiene por objeto medir la capacidad que poseen los concursantes (conejillos de indias) para sobrevivir con el mínimo de alimentos, agua, vestimenta y con límites en sus libertades de expresión; además deben obedecer a personas que siempre están fuera y que nunca se presentan. Las “obedientes cobayas” aceptan ser vigilados las veinticuatro horas sin importar que una cámara les filme, aun cuando deseen ir al baño o si quieren tener intimidad en la alcoba. Y como los recursos y libertades de que disponen son escasos, se ven obligados a competir entre ellos, recurriendo a cualquier truco o artimaña para ganar. ¿Sabían ustedes que una de las actividades prohibidas en estos “programas estelares”es leer libros? ¡Obvio!, podrán decir. Sin embargo, esto significa que debes renunciar también a tu pensamiento, ideas e individualidad a favor del trabajo grupal o individual, que encierra una descarnada competencia secreta entre los nuevos [¿?] compañeros. Más tarde, los televidentes llaman y votan telefónicamente por su concursante favorito. Los conspiradores tienen así más datos estadísticos de tu persona y tus gustos y preferencias, lo que te clasifica como predecible al mismo tiempo que te roban dinero gracias al envío de tu voto vía sms.

Para llevar al ser humano a este increíble estado, los poderes ocultos tras los gobiernos y a través de sus títeres han emprendido una agenda de desculturización sistemática de la humanidad durante los últimos 70 años. Reflexiona sobre todo esto. la teoría de las Tres D es aplicada en contra de nuestras vidas todos los días de la semana, las veinticuatro horas del día, consiente y subconscientemente. Tienes que saber que pensar es gratis y no lo cobran… [Aún], así que va siendo tiempo de que lo hagas.  Tal vez ya puedas comenzar a ver los grilletes de la cárcel y el número que te individualiza como esclavo; ¡Sí!, ese mismo que aparece en tu identificación, tarjeta bancaria y de seguro social. El mensaje es certero: Condicionar tu reacción automáticamente al estímulo sin pensar, solo a acatar ordenes como lo haría un niño. Ahora, y a través del miedo, de lo absurdo, lo decadente y vulgar y del desprecio de las autoridades hacia sus propios pueblos, cualquier cosa puede pasar, desde un gran atentado terrorista, una guerra nuclear en medio oriente, un cataclismo natural de proporciones bíblicas o un ataque extraterrestre falso. ¿Cuál sería tu reacción? O tal vez podría ser que Elvis reviviera, o la llegada de un nuevo líder religioso que uniera al mundo, ¿por qué no? Después de todo ya nada nos sorprende, o casi nada, ¿verdad? Un aforismo romano dice: “divide y vencerás”. Hasta el momento los poderes ocultos tras los gobiernos de cualquier país lo han logrado ¿no es así? Y si es así, ¿Qué esperas para despertar y reaccionar?

Les invito a visitar e informarse de este y otros temas en mi página de Facebook y G+


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

Un espacio de reflexión que busca la necesidad de liberar nuestras mentes de lo uniforme y rutinario, abordando temas subjetivos y controversiales.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias