X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/9EN

Cuervos, palomas y gorriones (segunda parte)

Publicado: 26 dic 2011 14:17 GMT

A continuación algunos fragmentos escogidos de la primera parte de este texto a manera de recapitulación:

-“El pan que pensaba usar para su desayuno estaba duro e incomible, incluso para él”.

-“Así es que en las tardes con una soledad que daba pena ponía algo de música: Van Morrison, Willie Nelson, Nick Drake, esas canciones que te alegran el alma, abría la ventana y comenzaba a tirarle migajas de pan duro a los pájaros que poblaban los alrededores de mi departamento de nuevo rico.”

-“Con el tiempo las fui conociendo. Las observé mucho. Durante horas. Muchos días. Semanas. Meses. Lo interesante del caso es que creo haber llegado a algunas 'conclusiones' que me parece interesante compartir con la raza humana. Pero eso ocurrirá en el próximo episodio de este blog”.  

Es decir: ahora.

Acercamiento a una cartografía de aves callejeras moscovitas

La mejor forma de constatar su comportamiento 'natural' no es estudiarlas como unidades independientes; por el contrario, es cuando se relacionan entre sí que aparece su verdad  más tortuosa, oscura y solapada. Póngaseles ante el inesperado botín de una migas de pan y ahí las tendrán: despiadadamente carniceras, veloces, crueles y sin – permítasenos la expresión - frenos éticos de ninguna especie.

Y vamos tirando el pan por la ventana…

1.- PALOMAS:

Son siempre las primeras en llegar al festín.

Ciertamente, tienen un olfato y una vista privilegiada para saber dónde 'atacar': por algo son las principales receptoras de la generosidad humana a la hora de recibir alimento gratuito en las calles. Usufructúan con tal derecho y total propiedad y sin el más mínimo remordimiento. Ahora bien ¿por qué habrían de tenerlo? Feas no son, ni tampoco andan por la vida odiando. Aunque tampoco, digámoslo, son simpáticas: tienen algo como de deforme y rastrero que se aprecia inmediatamente cuando se agrupan en torno a un inesperado tesoro trigal… Se golpean entre sí, se empujan, saltan unas arribas de otras, faltaría que se tiraran del pelo si ello fuera posible. En síntesis: ningún decoro. Cero altruismo. No obstante, como no molestan a nadie -salvo, claro, cuando envían a cualquiera algún acuoso 'regalito' biológico mientras vuelan por el firmamento- se les deja hacer. Tienen su trabajo y alimento seguro.

No hay ni que decir que las palomas no brillan ni destacan. Son así: la suya es la lógica del montón, del actuar en bandada por un mismo objetivo, pero sin llamar la atención. ¿Para qué? Si entre la masa plumífera pueden tener lo suyo y con relativa comodidad ¿qué sentido tiene quebrarse la cabeza por “ser mejor que las otras”? No: a pasarse los días bajo el imperio de la Ley del Mínimo Esfuerzo y ya: a tener hijos, enseñarles las normas básicas – bien, bien básicas - de protocolo social para desenvolverse entre los pares sin generar suspicacias y listo; misión cumplida; no hay para que esforzarse por lograr más. Comer, defecar, tener sexo, dar unas vueltas por ahí a ver si sale algo bueno y, de ahí, volver a la tierra de la que vinimos. Así, sin molestar a nadie y sin ser por nadie molestado. Las palomas, en este sentido, deben estar entre las grandes triunfadoras del universo animal. Por otra parte ¿quién se va a meter con unas aves que cuentan con el gentil y nunca bien ponderado auspicio… del Vaticano? Son aves “santas”, ni más ni menos.  

Aves celestiales, las palomas sin duda. Sea, pero tampoco a engañarse que no por nada es archiconocido aquel concepto de la “blanca paloma; es decir, seres de una intensa vileza interna, pero que se muestran al mundo cual personajes inmaculados y emblemas de la corrección, la eficiencia y la moral. Rasgo inequívoco de esta especie (si es que hiciéramos el juego de “humanizarla”…): sonreír y celebrar hasta la más mínima palabra de sus superiores con el fin de “caer bien”. Ello para no ser descubiertos en su ruindad y abyección. “¿Un cafecito, patrón?”.

Son, efectivamente, bastante rastreras. Sigamos con la metáfora. Si a las palomas les pusiéramos cuerpo humano, serían también tremendamente autorreferentes. Así, una de sus tácticas más recurrentes sería la de hablar de sí mismas y contarle a todos – todos, sin excepción - lo buenas que son... o que han sido. “No hay paloma que se iguale a mí”, diría una. “Creo que hay una en Checoslovaquia (sic.), que anda por ahí dándoselas de gran paloma... Incluso, creyó oportuno mostrar algo de “talento”. Pero nada: es una recién llegada. Mi experiencia vale por mil. Es sólo una aprendiz. Mis vuelos han sido apreciados por palomas de alta alcurnia y desde hace mucho tiempo; en cambio, esta recién andaba buscando comida a ciegas cuando yo ya volaba lejos, muy lejos. No le miento, mi señor. ¡Qué me devore un gato aquí mismo si falto a la verdad! ¡Estas novatas se creen la gran cosa!”.

Así hacen las “blancas palomas”.

2.- GORRIONES:

Poco después, llegan los gorriones a la fiesta.

Estas son las aves que más me agradan - ¿no se supone que en un blog uno ha de opinar? - de las que veo en Moscú. Pequeñitas, compactas y de canto elocuente. ¡Y con una inteligencia que maravilla! Sólo vean el espectáculo de unas palomas peleándose unas migajas de pan: ninguna clase, la más mínima disciplina. Se pelean como barriobajeras y, por si ello fuera poco, a menudo se les escapa su objetivo del pico, el que salta a cualquier lado mientras se quedan mirando con cara de sorpresa... Pues bien, es justo cuando pasa esto último que llega el momento del que se aprovechan los gorriones: con una velocidad de reacción impresionante se arrojan en picada y en cosa de segundos le roban a las palomas - 5 veces más grandes que ellos - un suculento pedazo de pan. Lo toman y vuelan  a otra parte, muy, muy rápido. ¡Nadie les vence! ¡Y triunfan! ¿Cómo lo hacen? Con astucia y estrategia. Como dice un comentarista del siguiente video: “estos son los verdaderos Angry Birds”.

Concluido el pillaje, las palomas les miran con furia, pero también sin entender ni una pizca de lo sucedido… Sin embargo – y esto es lo más singular (e innoble) de su actitud, no hacen nada. Les dejan llevar aquel trofeo. Discutir con los gorriones no tiene sentido, esa es su postura. Son sólo ladronzuelos de baja estofa. Delincuentes, para decirlo bien claro. Y con pájaros de tan baja estofa como esos no hay ni que meterse. Uno se ha ganado lo que tiene con mucho esfuerzo. Han sido muchos días, bajo sol y sombra, de trabajo arduo y constante. Luchando día a día por un poco de alimentos y comprensión humanas. ¿Vendrá una simple avecita a quitarnos lo ganado? No: ni siquiera hay que pensar en eso. Que hagan lo que quieran.

Las palomas, entonces, se ponen a discutir para ver cual se queda con esta o aquella migaja. Típico de ellas...

(En el próximo número:

LOS CUERVOS.

“Malos”, pero nunca tanto).

POSTDATA:Recordamos a los benevolentes lectores de estas columnas (su autor pide disculpas por el hecho mismo de haber empezado este proceso en el 2010 sin saber siquiera cómo acabará...) que si les interesa ahondar en las temáticas aquí tratadas y conocer algunas cosa llamativas para un extranjero en Rusia pueden visitar la página de Facebook de este blog:

http://www.facebook.com/messages/?action=read&tid=5ln6EIRkNyGvASIxHyxguA#!/pages/Una-odisea-en-Rusia/186348721437922

Si bien el autor ha estado meditando mucho y profundamente respecto a si la CIA inventó o no Facebook - la cosa ha llegado a tanto que, en cierto instante, se le apareció una imagen apocalíptica: ¿cuáles serían las eventuales consecuencias planetarias si es que la infiltración de EE. UU. ha logrado ser tan exhaustiva que incluso ha llegado ya hasta el personal de aseo de la empresa...? ¡Dios! ¡Se imaginan lo que puede ser eso! -, además de evaluar sinceramente si se suicida o no este 31 de diciembre para evitar estar vivo por si en 2012 se anuncia en enero, febrero, marzo, o abril, etc. el Fin del Mundo, en fin, pese a todas aquellas consideraciones decidió hacer una página en tal red social. El dato “freak” del asunto: aún no ha venido ningún agente estadounidense a golpear su puerta y SIGUE VIVO.¡Milagro de milagros! ¡Y eso que la página hasta viene con foto personal... y sin cirugía estética!

Pero le valdría a usted estar prevenido y atento a todo: las “conspiraciones” hoy son más abundantes que el agua. Por si acaso, le avisamos que esta página “se autodestruirá” en 5 segundos:

5.

4.

3.

2.

1...

Etc., etc.

Un chileno escribe sobre la maravillosa experiencia de conocer Moscú y Rusia y trata de hacerlo de manera amena e interesante.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias