X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/3f8

Obama en América Latina, o cuatro preguntas del Dr.Vladímir Súdarev. P.2

Publicado: 3 jun 2010 19:50 GMT

   Quizá lo más fácil, — escribe el autor del artículo, publicado en la revista IBEROAMERICA, — sería responder a la primera pregunta. En efecto, “bajo el brazo” de los demócratas no había no solo un nuevo programa de Alianza para el Progreso, sino tampoco algún programa más o menos claro de acción en la región. Al menos, hasta ahora queda la impresión de que, en general, la administración actuará de forma reactiva. Sim embargo, se ha notado un tono más conciliador con relación hacia los gobiernos de izquierda radical, en primer lugar, con régimen de Chávez, con el que Obama declaró estar dispuesto a reunirse con miras a normalizar las relaciones. Por su parte, Chávez no sólo se ha abstenido de declaraciones agresivas, antiamericanas a las que a menudo recurrió contra Bush. Más aun, a comienzos de 2009 Venezuela incrementó su suministro de petróleo a los Estados Unidos.

   Luego el Dr. Súdarev dice, que ya en los primeros meses la administración de Barack Obama se convenció de que los regímenes de la “izquierda” en la región no representan una amenaza grave para la geopolítica de los Estados Unidos, a pesar del afán de los mismos de diversificar sus relaciones exteriores. Esta tendencia también fue característica de sus predecesores en las últimas décadas del siglo pasado. Ni China, ni India, ni Rusia, a pesar de aumentar su presencia en América Latina, por razones diversas, no son capaces de convertirse en auspiciadores políticos y económicos de la “nueva izquierda”. Y los regímenes de izquierda de las más diferentes orientaciones todavía están interesados en normalizar las relaciones con los Estados Unidos si estos cambian el estilo.

   Otro tema, opina el estudioso, más prometedor es la posible evolución de las relaciones norteamericanas con Brasil. Es característico que Lula en esencia habló con Obama en nombre de toda la región latinoamericana, y el presidente estadounidense lo escuchó con mucha atención. Lula expresó el punto de vista común de la necesidad de levantar el embargo contra Cuba, expresó su disposición a facilitar el diálogo con Chávez. “Intercedió”, incluso por Colombia, ya que el acuerdo de libre comercio entre los EE.UU. y Colombia continúa “atrapado” en el Congreso. Todo testimonia que, Brasil, en este caso, actuó como líder indiscutible en la región.

   ¿Qué les espera a las relaciones de Estados Unidos con Brasil en el futuro? Aquí, en los platillos de la balanza están colocadas pesas suficientamente pesadas. Assí, por una parte, en años recientes, Brasil ha hecho considerables esfuerzos para unir la región latinoamericana y transformarla en un centro autónomo de poder en política mundial. Para lograrlo se fijaron iniciativas como la creación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) e incluso un Consejo de Defensa de esta organización.

   Sin duda, — continúa el politólogo ruso, — uno de los principales “dolores de cabeza” para la administración de Obama será la situación en el vecino México, que en gran medida ha quedado fuera de control de las autoridades locales. Por lo tanto, no es casualidad que la lucha contra el narcotráfico y el contrabando de armas fueron los principales temas de la visita de Obama a México.

   Otro punto es Cuba. “La partida de ajedrez” que Raul Castro tendrá que jugar con Obama parece ser una de los más difíciles en las relaciones de EE.UU. y la isla caribeña.

   Así, adjunta a la tradicionalmente conservadora Institución Brookings, la Comisión Alianza para las Américas, a finales de noviembre de 2008 publicó un informe de 36 páginas que contiene recomendaciones concretas para el nuevo presidente de EE.UU. en cuanto a reconstruir las relaciones con los países de América Latina. La Comisión estaba integrada por tres ex presidentes: E.Zedillo (México), R.Lagos (Chile), J.Quiroga (Bolivia), Mario Cárdenas (Director de la Comisión), ex jefe de la CIA (cuyo apellido se desconoce), el director jefe de la revista Foreign Policy M.Naím, el ex subsecretario de Estado de Asuntos políticos de los EE.UU. T.Pickering, Presidente del Diálogo Interamericano P.Hakim y otros. Llama la atención, en primer lugar, el tono de este material, en el que las medidas propuestas se caracterizan como “urgentes”. De no adoptarse, “los costos y los riesgos de las relaciones de Washington con los países del hemisferio podrían aumentar sustancialmente.

   Además en una forma, esencialmente sin alternativa se listan las medidas que la administración de Obama debe adoptar se inmediato para rectificar la situación principalmente si se trata de Cuba.

   1.Es necesario en forma unilateral entablar negociaciones con las autoridades cubanas sobre la cooperación en áreas como la migración, el narcotráfico, la seguridad mutua, la gestión de desastres.

   2.Eliminar a Cuba de las listas del Departamento de Estado, que relacionan a los países que patrocinan el terrorismo, más aún cuando realmente no existen hechos de participación de este país en apoyo a organizaciones terroristas.

   3.Hay que iniciar una búsqueda de la reconciliación con Cuba a través de la liberación del intercambio humanitario y la supresión de las restricciones de viajes a la isla.

   4.Es necesario integrar a Cuba en las instituciones políticas internacionales, tanto a escala regional como mundial, tales como el BID, el Banco Mundial y el FMI.

   Todas estas acciones los EE.UU. deben tomar antes de iniciar los temas “profundos” tales como el embargo y bloqueo económico. Se hace hincapié en que los Estados Unidos deben tomar todas estas medidas de forma unilateral, “sin esperar nada a cambio”, subraya el Dr.Súdarev.

   Y, finalmente, él trata de responder a la cuarta y última pregunta formulada al comienzo del artículo: ¿cuáles son las perspectivas de Rusia en América Latina, después de la llegada al poder de Obama? Lo más importante es que se debe prestar la especial atención a la posibilidad de transferencia en condiciones favorables de nuevas tecnologías en áreas en las cuales Rusia es fuerte y actuar con la perspectiva. Asi se concluye el artículo del colega.

 

El viceministro de asuntos exteriores de Rusia para Hemisferio Occidental Serguei Riabkov (izquierda) y el Asistente Secretario de Estado para los Asuntos del Hemisferio Occidental Arturo Valenzuela (derecha) tienen que trabajar juntos mucho y bien

   De mi parte quiero añadir que mucho en relaciones de EE.UU. de Barack Obama con sus vecinos del sur va a depender de la aplicación de nueva estrategia de la seguridad nacional divulgada recientemente. Debido a las limitaciones financieras actuales Washington no puede permitirse todo lo que quiere en esta esfera. Pero se nota que la nueva estrategia puede “abrir las ventanas” para cambios positivos en la arena internacional si Obama alcanza entender la importancia de la creciente influencia de las potencias regionales en Euroasia y América Latina.

   Y Ustedes, ¿qué opinan?

   Vladímir Travkin, e-mail: revistala@mtu-net.ru

Periodista, director de la revista rusa «América Latina» cuenta sobre las relaciones ruso-iberoamericanas.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias