X

Mensaje a RT

Nombre * Error message here
Correo electrónico * Error message here
Su comentario *
1 800 Error message here
feedback
Todas las noticias
Imprimir http://es.rt.com/5C4

Chávez: Resultados previos y perspectivas (II Parte)

Publicado: 20 dic 2010 22:59 GMT

¡Hola! ¿Qué tal?

Leer I parte.

El doctor V. Semionov continúa su análisis no muy optimista de la política del presidente venezolano, Hugo Chávez, indicando al año 2006 como crucial. Aquel año era el último del período transitorio en el cual la economía venezolana se desviaba de los principios de mercado de su regulación, y se preparaba el terreno para el “arranque” hacia la aplicación del modelo socialista. Los componentes del nuevo sistema de producción lo constituyeron empresas familiares, cooperativas, sociedades comanditarias y otras formaciones pequeñas de producción subvencionadas en la parte técnica y financiera, la creación de redes alternativas de distribución de productos de primera necesidad a precios bajos mediante las organizaciones estatales y la reglamentación estricta de la actividad de las empresas privadas y bancos.

A partir de 2007, la línea política se volvió más radical: el presidente proclamó el rumbo al “socialismo del siglo XXI”. Al final del 2008, se estableció el control estatal completo sobre la industria petrolera, se ha realizado una nacionalización de envergadura en la producción y distribución de la energía, telecomunicaciones, producción de acero y cemento, se nacionalizó el Banco de Venezuela (uno de los más grandes del país), así como se tomó la decisión de constituir el control estatal sobre el yacimiento de oro Las Cristinas (cuyas reservas se estiman en US$35.000 millones) que se explotaba por la empresa canadiense Crystallex.

No obstante, la práctica demuestra que la nacionalización de las empresas privadas, en el gran número de los casos, agrava los problemas ya existentes, lo que ilustra la situación que se presentó dos años después de la nacionalización de la acerería venezolana más grande, Sidor. La misma en el 2007 producía 4,3 millones de toneladas de acero, mientras que en 2010 se prevé la producción de solo 400.000 toneladas. La empresa tiene dificultades para pagar sueldos.

La crisis económica y financiera mundial de 2008–2010 afectó notablemente la situación económica interna y externa en Venezuela. Por primera vez desde el 2005, el presupuesto estatal resultó deficitario (2,8%), y en 2009 el saldo negativo ya alcanzó el 5,4%. La tasa de crecimiento del PIB se redujo desde el 8,4% en 2007 hasta 4,8%, y en 2009 ya era de 3,3%. En el 2008 y 2009 la inflación llegó respectivamente a 31,9% y 26,9%.

La crisis reveló problemas estructurales de la economía. La caída del PIB, el acrecentamiento del déficit presupuestario y el aumento de los precios al consumidor en las condiciones del empeoramiento de la coyuntura externa, se originan por la fuerte dependencia de Venezuela a los ingresos procedentes de la exportación petrolera y el bajo nivel de autoabastecimiento con los medios de producción y bienes de amplio consumo. En las condiciones del control de divisas y de precios de los productos de consumo masivo, la producción se ve impedida tanto por la falta de divisas para la importación y por las demoras burocráticas para su obtención, como por el nivel injustificadamente bajo de los precios de venta al consumidor fijados por el Gobierno, los cuales a menudo no cubren ni los costos de producción. En la situación dada, la nacionalización acelerada de la propiedad privada extranjera y venezolana en los sectores clave de la economía, implementación de programas sociales en perjuicio a las inversiones en la industria petrolera, produjeron una disminución considerable de la inversión. La fuga de inversiones extranjeras directas en el país en 2009 llegó a US$2.900 millones.

En el 2012 vienen las siguientes elecciones presidenciales. Según el pronóstico del Ministerio de Energía de los Estados Unidos, en los años que faltan para las elecciones, es poco probable que los precios mundiales de petróleo superen los US$106 por barril. Según las expectativas más probables, llegarán a US$86 por barril, lo que limitará el potencial social y financiero del gobierno de Chávez. Las posibilidades de brindar ayuda a Venezuela con fines de apoyar al gobierno de Chávez “en flote” por parte de China, Rusia, y quizás algunos otros países mediante préstamos e inversiones en el periodo analizado, en el mejor de los casos se puede estimar en US$20.000 a 25.000 millones. Es comparable con el volumen de pagos de servicio de la deuda estatal por 3 años, pero no puede compensar el crecimiento de las necesidades de importación, inevitables en condiciones de recesión.

Como ven, el analista ruso no cree en el éxito del experimento socialista del líder bolivariano.

Y ustedes, ¿qué opinan?

Vladímir Travkin, e-mail: revistala@mtu-net.ru

Periodista, director de la revista rusa «América Latina» cuenta sobre las relaciones ruso-iberoamericanas.

Artículos anteriores de experto

RT crea cada vez más videos en 360º. ¿Le gusta verlos en este formato?

Deje su opinión »

Últimas noticias