Programas

Chile: el despertar del "sueño" neoliberal

Publicado:
Hasta hace bien poco Chile era presentado de forma recurrente como el ejemplo de que las políticas neoliberales de los Chicago Boys funcionaban. Pero el 18 de octubre muchos chilenos decidieron decir basta a todas las desigualdades y desequilibrios generados por este sistema. Salieron a la calle a protestar y a día de hoy siguen haciéndolo. Luis Castro está en Santiago de Chile para hablar con representantes juveniles sobre sus reivindicaciones.

La juventud ha jugado un papel determinante en las protestas masivas que han sacudido a Chile desde el 18 de octubre pasado, las cuales son una crítica al modelo económico neoliberal implementado hace más de tres décadas.

"Esto parte de un discurso de un aumento de 30 pesos en el metro, pero de inmediato nace el discurso: 'No son 30 pesos, son 30 años'", señala Camilo Sánchez, presidente de las Juventudes Comunistas de Chile.

De acuerdo con el sociólogo, desde tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet, pero sobre todo durante la transición democrática, la juventud chilena ha sido un sector que se ha movilizado constantemente, como ocurrió en los años 1997, 2001, 2006 y 2011, pero esto se ha agravado en las últimas semanas.

"Esto es una construcción de muchos años. La juventud chilena en cada momento de dificultades en el país, ante la dictadura y desde la dictadura con mayor claridad, ha jugado papeles significativos", explica. "Hoy día hay un acumulado de injusticias que creo sobrepasan el ámbito de la juventud", agrega Sánchez.

Marginalidad y frustración

En este sentido, Miguel Grez, primer vicepresidente de Juventud Demócrata Cristiana de Chile, señala que el nivel de marginación, precariedad y endeudamiento en que viven los sectores más pobres de la población chilena explican la enérgica reacción de la juventud, que se ha traducido en enfrentamientos con la Policía.

"Hay un descontento contra la promesa de vida y la promesa de desarrollo que ofrecía el modelo económico chileno", dijo Grez.

"Y dentro de ese espectro hay gente que en el fondo está frustrada, que ha sido decepcionada. Y hay gente que está en la marginalidad del modelo, que incluso está en una situación más precaria, más paupérrima que el resto de la ciudadanía", añade.

Necesidad de una nueva Constitución

Sin embargo, otras posturas señalan que más que un fracaso económico del modelo chileno, lo que enfrenta el país es consecuencia de un una política incapaz de detener fenómenos como la desigualdad, la deuda estudiantil y el acceso al empleo para los jóvenes.

"Desde la década de 1970 hasta hoy día la pobreza ha disminuido", apunta Pablo Olivares, vicepresidente de Juventud Evópoli, y agrega: "¿El Estado ha entregado una educación de calidad? No ¿Ha entregado una salud de calidad? No".

De este modo, los expertos coinciden en la necesidad de modificar la Constitución creada durante la dictadura de Pinochet.

Para profundizar en las posturas y las reflexiones de todos los invitados les invitamos a ver el programa completo de 'Cartas sobre la Mesa'.

RT