Programas

Mentes damnificadas por el coronavirus: ¿cuáles son los problemas psicológicos más frecuentes?

Publicado:
El covid-19 no solo ha generado problemas de salud física, también de tipo psicológico. Las organizaciones de psiquiatría del mundo y la propia OMS han expresado su preocupación ante el aumento de casos de depresión y ansiedad a nivel mundial. Los grupos sociales más afectados son el personal sanitario, los familiares de los fallecidos por el virus y las víctimas de violencia doméstica. Luis Castro y sus invitados abordan las distintas problemáticas psíquicas.

Uno de las circunstancias más perturbadoras –y paradójicamente menos atendidas– en estos tiempos de pandemia es la incidencia de los problemas y trastornos de salud mental en la vida de las personas. En esta edición de 'Cartas sobre la Mesa' se aborda este asunto desde varios puntos de vista, empezando por una mirada meramente diagnóstica: ¿Cuáles han sido los problemas psicológicos más frecuentes durante el confinamiento?  

En primer lugar, el psicólogo e investigador Agustín Ibáñez, director del Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional de Buenos Aires (Argentina), establece que la llegada de la pandemia despliega toda una serie de factores problemáticos. "No solo es la cuarentena, que produce un impacto brutal en la vida de las personas –explica–, también es el miedo al contagio, la incertidumbre y el impacto económico". 

Seguidamente, el doctor en neurociencias y cognición Hernando Santamaría destacará que "una de los fenómenos más prevalentes durante la cuarentena son los relacionados con la violencia intrafamiliar", debido a que, en muchos casos, las personas se ven obligadas a confinarse "en espacios muy reducidos con personas con quienes previamente hay conflictos".

Por su parte, Miguel Burgaleta, doctor en psicología e investigador en el Centro de Cognición y Cerebro de la Universidad Pompeu Fabra, indicará que los problemas más habituales durante la cuarentena han sido, casi siempre, la depresión y la ansiedad, "que son los dos grandes 'clusters' de daño mental". Burgaleta señala que en tales casos "es necesaria una intervención rápida, y las limitaciones de la intervención a distancia son obvias, aunque se están haciendo grandes esfuerzos" para superarlas.

Antes de pasar a otro capítulo de la conversación, Agustín Ibáñez querrá llamar la atención sobre un hecho importante a considerar en este momento: "Dormir mal o sentirse triste en este contexto no es algo patológico", si bien admite que si esos síntomas "se sostienen en el tiempo, probablemente sí lo van a ser". El psicólogo también alude a un cierto "surgimiento de nuevas patologías", como el recién descrito 'burn out' parental [un síndrome caracterizado por el agotamiento extremo y el estrés derivado de la crianza de los hijos], del que opina que será "una patología brutalmente frecuente" en los tiempos que corren.

Más allá de los trastornos: la mera consciencia de la salud mental

En una fase más avanzada de la tertulia, Santamaría destacará que existe muy poca consciencia sobre la importancia de la salud mental. "Normalmente, la gente, cuando piensa en salud mental está pensando solo en trastornos mentales y no necesariamente en los factores que promueven el bienestar, que promueven que la gente optimice sus recursos, etcétera", indica este doctor. "Consciencia de los trastornos mentales hay poca, pero de la importancia de la salud mental, mucha menos", agrega.

El propio Luis Castro plantea que "la salud mental pareciera no estar percibida como algo fundamental", lo que, según él mismo señala, se pone de manifiesto "en las coberturas de los seguros de salud", que habitualmente excluyen los servicios de salud mental.

Agustín Ibáñez secunda esa reflexión y señala que "no solo los Gobiernos no tienen consciencia del impacto de la salud mental" en la sociedad, sino que la población en general tampoco la tiene. Para este investigador es fundamental erradicar "el estigma" que pesa sobre este área de la vida para "poder hablar de los trastornos mentales sin vergüenza y sin sentirse mal". "Todos nos tenemos que educar en ello, aunque estemos a años luz de eso", recomienda este psicólogo.

Trayendo de nuevo el asunto al contexto de la pandemia, Miguel Burgaleta señalará la importancia de "aprender a comunicarnos con la gente que tenemos cerca" en estos momentos, y "entender que estamos todos en el mismo barco intentando navegar por esta situación complicada". En ese sentido, apunta que "hay asumir que es normal que la gente esté mal: es normal que alguien se enfade, es normal estar estresado, y tenemos que ser muy comprensivos con eso y tolerarlo".

Para conocer en toda su extensión las aportaciones de estos tres profesionales de la salud mental y sus puntos de vista en relación con los problemas derivados de la pandemia de covid-19, les emplazamos a ver completo el video que les ofrecemos.