Programas

La 'epidemia' del desempleo y la caída del consumo son el punto de partida de la España poscoronavirus

Publicado:
Los efectos económicos en España por la pandemia del coronavirus aún continúan su desarrollo con predicciones que hablan de una caída del PBI cercana al 12 % y de un 20 % de españoles desempleados para finales del 2020. A pesar de que el Gobierno ha implementado numerosas medidas en este ámbito, muchos las consideran simples paliativos. Luis Castro, desde Madrid, habla con representantes de diversos sectores sobre el impacto de la pandemia en la vida laboral de los españoles.

La expansión de la epidemia de coronavirus en España ha llegado acompañada de una gran incertidumbre debido a las pérdidas en el campo laboral, a consecuencia de la estricta cuarentena impuesta por el Gobierno. Según las previsiones de organismos como el Banco de España, se prevé de que este 2020 concluya con alrededor del 20 % de la población española en paro y con una contracción del PIB que rondará el 12 %.

El Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez ha publicitado medidas como los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y el Ingreso Mínimo Vital, como parte del "escudo social" para paliar la crisis, aunque ha recibido severas críticas que denuncian que son insuficientes.

Tres portavoces del ámbito de asociaciones relacionadas con el comercio han debatido en 'Cartas sobre la mesa' sobre el futuro del empleo y del comercio en España, tras la crisis del coronavirus, la misma semana que la Unión Europea ha aprobado un ambicioso programa de ayudas que inyectará 72.000 millones de euros en transferencias, y un volumen similar a través de créditos, para la economía española.

Medidas insuficientes

Carlos Moreno-Figueroa, portavoz de la Confederación Española de Comercio (CEC) y secretario general de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE), cuenta que "en España se han tomado medidas que ya estaban dentro del articulado del Gobierno", como son los ERTE, para proteger el empleo y las herramientas que facilitan la liquidez de las empresas.

En su opinión, "evidentemente" las medidas no han sido suficientes, sobre todo porque "tardaron muchísimo" en llegar a las pymes y a los autónomos. Paloma de Marco, presidenta de la Asociación de Comerciantes e Industriales de Preciados, Carmen, Sol y Adyacentes (APRECA), una de las principales zonas comerciales del centro de Madrid, comparte su parecer: "No se ha hecho nada especial, ni por parte del Gobierno, ni por ninguna parte, simplemente se ha cumplido con la ley que estaba encima de la mesa", sostiene de Marco.

Javier Muñoz, portavoz de Autónomos Unidos (AUPA) y coordinador para la ciudad de Madrid, sella la unanimidad en esta cuestión. "La situación la estamos sacando las empresas y los autónomos adelante, por una sencilla razón: tanto los autónomos como las empresas han podido acogerse a medidas que ya estaban vigentes, que este Gobierno no ha inventado nada".

Los tres invitados coinciden, además, en criticar por un lado la insuficiencia de las ayudas, y por el otro, la figura de los créditos ICO, que se ha publicitado como la manera de apoyar el tejido empresarial del país. Así, cuentan que en un momento de cero ingresos y de acumulación de deuda, la propuesta de endeudarse más con más créditos no es una buena opción: "Es algo inviable y es algo que no tiene ningún sentido", resume Muñoz.

De Marco concluye que es necesario hacer una buena campaña de marketing del país e incentivar el consumo y cree que el teletrabajo es una piedra en el camino de la actividad económica: "El teletrabajo está muy bien desde el punto de vista sanitario, pero perjudica totalmente a la economía, porque claro, cuando tú sales a la calle es cuando se consume. Si la gente se queda en casa, se estanca", sostiene.

Sin embargo, el portavoz de AUPA destaca que se han producido "dos situaciones muy extremas". Por un lado, los trabajadores e incluso autónomos que han tenido que pedir créditos y han padecido una situación de gran vulnerabilidad, "pero también ha habido gente que ha hecho mucho negocio", que han pasado de trabajar solos, a contratar durante la pandemia a tres o cuatro personas.

Moreno-Figueroa señala, además, otro punto de esa dualidad: "El ahorro familiar ha crecido porque había menos capacidad de gasto". Así, las personas que seguían cobrando tenían "esa bolsa", mientras que otros "lo estaban pasando muy mal" porque habían dejado de tener ingresos.

Si quieres saber más sobre la situación del comercio y la actividad económica en España manifestada por los tres tertulianos, les invitamos a ver el programa completo de 'Cartas sobre la Mesa'.