Programas

En búsqueda de reconocimiento: Transnistria

Publicado:
Tras la desintegración de la Unión Soviética, Transnistria, una región rusoparlante en territorio de Moldavia, no estaba muy de acuerdo con el futuro que el país había elegido para ellos y sus líderes decidieron que su tierra debía emprender su propio camino. Hoy en día, conocida oficialmente por sus lugareños como la República Moldava Pridnestroviana, es prácticamente un Estado soberano, aunque no reconocido, con sus propias instituciones de poder, sus leyes y su economía.

Transnistria es un enigma geopolítico contemporáneo. En 1992, justo después de la desintegración de la URSS, esta pequeña región de la Moldavia soviética luchó por su independencia en una guerra, mientras las autoridades moldavas trataban de unirse a Rumanía. El conflicto se cobró más de 800 víctimas y hoy en día permanece congelado. Moldavia se obstina en no perder una parte de su territorio y Transnistria sigue intentando construir un estado independiente.

Alexander recuerda esa guerra: es uno de los llamados "defensores de Transnistria" que sobrevivieron a aquel conflicto armado. Se alistó tan solo un mes después de casarse, y aún hoy sigue creyendo que hizo lo correcto. "En la escuela nos enseñaron a defender a nuestras familias y a oponerse al mal, y como eso encajaba con mi convicción en aquel entonces, tomé la decisión inmediatamente", recuerda.

Sin embargo, los políticos moldavos, por su parte, siguen convencidos de que, en aquel enfrentamiento, defendían a su país de unas fuerzas separatistas que contaban "con el apoyo político, organizativo y militar de círculos radicales y hostiles en Moscú", tal como afirmaría Mircea Snegur, presidente de Moldavia entre 1990 y 1997.

Muy distinta es la visión que comparte hoy la máxima autoridad política en el territorio de Transnistria, actualmente también llamada República moldava pridnestroviana, y considerada una unidad territorial autónoma con un estatus jurídico especial. El presidente de esta república, Vadim Krasnoselski, explica en este documental que "hasta hoy Moldavia no ha hecho una evaluación jurídica de los eventos de 1992", y recuerda que "en aquella guerra murieron nuestros civiles".

El conflicto alargado en el tiempo no ha hecho mella, sin embargo, en la economía de Transnistria. Esta región cuenta con un desarrollo industrial considerable y un potente sector energético. De hecho, su economía supera a la de Moldavia, predominantemente agrícola, y exporta productos a 90 países del mundo.

Estos parámetros históricos y sociales constituyen el marco de una realidad que este documental explora detenidamente, encontrando vestigios del conflicto congelado en los puestos fronterizos que separan Transnistria de Moldavia, y tomando el pulso a los intentos de las autoridades pridnestrovianas de lograr definitivamente la independencia de su territorio.

Para profundizar más en la singular historia de esta república, en cuyo terreno aún palpita el dolor que esa región sufrió durante el ocaso del siglo XX, les recomendamos que vean completo del video que les ofrecemos.

RT