Programas

Hollywood: la fábrica de propaganda

Publicado:
La 'fábrica de sueños' de Hollywood lleva mucho tiempo funcionando, de paso, como una fábrica de propaganda. ¿De qué? De lo que sea: todo depende de la coyuntura por la que atraviese el país. Hasta hubo un momento en que eran más prosoviéticos que los propios cineastas de la URSS. Cosas de la Segunda Guerra Mundial. ¿Y si hay que decir digo donde se dijo Diego con la llegada de la Guerra Fría? ¡No hay problema! Las contradicciones no asustan a la más poderosa cinematografía del mundo.

Desde hace mucho tiempo Hollywood ya no es solo una 'fábrica de sueños', sino también la verdadera fábrica de propaganda de EE.UU., que transmite las ideas que corresponden a la política actual norteamericana. 

De hecho, Hollywood está estrictamente controlado, por una parte, por el negocio, y por otra, por la ideología, y la censura allí es muy fuerte.

Una de las orientaciones actuales de la política estadounidense está dirigida a los intentos de reescribir la historia de la Segunda Guerra Mundial y olvidar el papel decisivo de la Unión Soviética en la derrota de la Alemania nazi, una tarea con la que Hollywood le ayuda mucho al Gobierno.

Pero no siempre ha sido así. Las antiguas películas de Hollywood filmadas en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial ofrecían una imagen del mundo y de la URSS muy diferente a la actual. 

¿Quién estuvo detrás de las antiguas películas bélicas? 

En particular, en 1943, en pleno desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, en EE.UU. se proyectó la película 'Misión en Moscú' sobre la llegada a la URSS del embajador Joseph Davies, cuyo papel interpretó Walter Huston. En la obra, la imagen de la Unión Soviética es muy atractiva —se puede ver un ejército moderno, fábricas en marcha y a gente amable que habla un perfecto inglés—, mientras que el líder de la Unión Soviética, Iósif Stalin, está presentado como un amigo de todo el mundo.

Otra película de Hollywood de aquel período, 'Estrella norteña', mostraba la vida en una granja colectiva soviética antes de la guerra. Al espectador estadounidense no le dicen nada sobre la colectivización ni la expropiación de los bienes de los granjeros independientes. Los campesinos soviéticos aparecen tan felices y bien alimentados que cantan tras una jornada de trabajo.

Para comprender cómo fue posible el rodaje de tales películas en el antiguo Hollywood, hay que recordar que en 1942 fue creada por la administración Roosevelt la Oficina de Información de Guerra, que, básicamente, era un instrumento de propaganda. 

"Al frente de la Oficina se puso a un periodista llamado Elmer Davis, que dijo aquella famosa frase de que la forma más fácil de hacer llegar la propaganda a los espectadores es por medio del entretenimiento, es decir, a través del cine", relató el periodista Pável Petrov.

La Oficina de Información de Guerra le encargaba a Hollywood hacer comedias musicales como 'La alegría del regimiento', concebidas para aumentar el prestigio del servicio militar y levantar la moral de las tropas que luchaban en el extranjero. Por otra parte, en 1942, después del ataque a Pearl Harbor, el organismo brindó el apoyo de los medios de comunicación a la orden del entonces presidente Franklin Roosevelt para la reubicación forzada de 120.000 japoneses residentes en la costa oeste de EE.UU. 

Sin embargo, las órdenes de la Oficina de Información de Guerra con respecto a la Unión Soviética eran entonces completamente diferentes, ya que había que mostrarla como un amigo en apuros de EE.UU.

La película 'Estrella norteña' fue nominada a 6 premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas en 1944. Según documentos desclasificados, en aquel entonces la Oficina de Información de Guerra elogió su aporte a la construcción de una imagen positiva de la URSS.

"Así era el ambiente durante la guerra: los soviéticos resistieron a los nazis con valentía y heroísmo, y por eso le restamos importancia a los crímenes de Stalin y a los aspectos represivos en toda la propaganda estadounidense, incluyendo las películas de Hollywood. Por supuesto, todo eso cambió con el inicio de la Guerra Fría", explicó el profesor de Historia, Peter Kuznick. 

¿Cómo y por qué cambió la postura de Hollywood hacia Rusia?

Con el comienzo de la Guerra Fría, la tarea propagandística de Hollywood cambió drásticamente y ahora tenían que encontrar una manera de explicar a los estadounidenses que 'nuestros amigos soviéticos' no solo no eran amigos, sino que, de hecho, eran enemigos.

"En los años 1930 el Partido Comunista en EE.UU. era bastante fuerte. Y pienso que eso era algo bueno, ya que tuvieron un papel esencial en la lucha temprana por los derechos civiles en EE.UU.", señaló Daniel Kovalik, profesor de Derecho. 

"Hollywood atraía a artistas, gente creativa como escritores, directores, productores, actores y actrices. Los intelectuales eran los que se sentían más atraídos por el ideal comunista. Deseaban ver a la Unión Soviética como algo mucho mejor que ese desigual y materialista capitalismo estadounidense", agregó, por su parte, Kuznick.

Como resultado, en 1947, el Comité de Actividades Antiestadounidenses empezó a presionar a Hollywood. El Comité creó la llamada 'Lista negra de Hollywood' que incluía a gente que debía ser excluida de trabajar en la industria cinematográfica estadounidense por sus supuestas convicciones políticas.

Por su parte, la película 'Estrella norteña' fue declarada propaganda enemiga y su guionista, Lillian Hellman, acusada de ser simpatizante comunista, una etiqueta que podía acabar con su carrera.

"De repente, todas esas películas propagandísticas que se hicieron durante la Segunda Guerra Mundial, fueron cuestionadas. Y Hollywood se asustó", subrayó el investigador sénior del Global Policy Institute, George Szamuely.

Luego, 'Estrella norteña' fue reestrenada bajo el título 'Ataque blindado'. En la nueva versión fue eliminada la expresión 'camarada'; y le añadieron una narración en 'off' que comparaba a los nazis con los soldados soviéticos que aplastaron la Revolución húngara de 1956. 

Además, fueron producidas varias películas antisoviéticas en cadena en aquel período, como 'Fui comunista para el FBI', 'Casada con un comunista', 'Acusado de alta traición' o 'Rebelión en la granja', que fue financiada por la CIA.

"Hollywood siempre ha tenido miedo a la censura del Gobierno"

En las películas más modernas se observa la misma tendencia. Incluso el legendario boxeador de cine Rocky Balboa, interpretado por Sylvester Stallone, se enfrenta en las pantallas a Iván Drago, un intimidante rival soviético dopado.

"¿Por qué siguen la política del Departamento de Estado y del Pentágono? Pues porque reciben mucho dinero de ambos. El Departamento de Estado y el Pentágono ejercen una gran influencia en Hollywood", señaló Szamuely.

"Todas las películas en las que aparece material bélico [están siendo revisadas]. Un ejemplo obvio es la película 'Top Gun: pasión y gloria'. Siempre tienes que pedir permiso, no puedes aparecer sin más en una base de la Fuerza Aérea y hacer que los aviones se pongan a volar. Si te dan el permiso para el rodaje, ya tienen el derecho de ver el guion para saber qué cuentas sobre ellos", dijo Kovalik.

La Oficina de Información de Guerra de EE.UU. fue cerrada oficialmente en 1945. No obstante, se puede ver que el vínculo que se estableció entre el Gobierno estadounidense y Hollywood en aquel período se ha ido fortaleciendo con los años. En diferentes épocas los líderes estadounidenses han necesitado diferentes mitos, aunque a veces incluso contradijeran los precedentes, como en el caso de Rusia.  

"Hollywood siempre ha tenido miedo a la censura del Gobierno, así que lo que hicieron fue censurarse a sí mismos", concluyó Kovalik.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!