Programas

"Ahora me he vuelto un hombre multifuncional": La historia de un barrendero ruso que se convirtió en un cotizado modelo

Publicado:
Yuri era un hombre normal y corriente que malvivía barriendo las calles y que a duras penas llegaba a fin de mes. Pero, de un día para otro, su vida cambió radicalmente a raíz de una simple sesión de fotos. Ahora, este apuesto barrendero posa para las portadas de las revistas de moda más importantes y la gente lo reconoce en Ufá, su ciudad natal. Por suerte, Yuri está rodeado de buenos amigos que hacen todo lo posible para ayudarle a adaptarse a su nueva vida.

Yuri Vetluguin, un barrendero de la ciudad de Ufá (Rusia), se ha hecho famoso de la noche a la mañana. Durante el último año, Yuri apenas conseguía sobrevivir, pues casi todo lo que ganaba, más su pensión de invalidez, iba destinado a intentar saldar sus deudas. Sin embargo, su vida cambió radicalmente a raíz de una simple sesión de fotos.

La vida no ha sido sencilla para Yuri. Es huérfano, lo han estafado varias veces e incluso ha sido víctima de explotación laboral. Pero ahora se ha convertido en un modelo muy cotizado. En Ufá ha conseguido varios contratos para sesiones de fotos en revistas y anuncios publicitarios. Una vez incluso le invitaron a trabajar en Moscú.

Yuri tendría que haber recibido una vivienda del Estado por ser huérfano, pero no fue así, explica Román Filípov, el fotógrafo que le cambió la vida. "Era un sintecho hasta que mi tía y mi abuela recurrieron a instancias oficiales para conseguirle lo que le correspondía por ley", subraya.

Bajo el acoso de estafadores

El Estado le dio una habitación, pero, por ingenuidad, cedió su vivienda a otras personas. "Fue entonces cuando mi tía fue a los tribunales y presentó pruebas de que no tenía derecho a ceder su habitación", comentó Filípov. La mujer decidió comprar la otra mitad del apartamento en el que vivía Yuri para evitar que volviera a perder su casa.

Tras varios intentos fallidos, los estafadores cambiaron de táctica y convencieron a Yuri para pedir varios préstamos y comprar una casa, dejando finalmente a Yuri sin nada. Para cobrar sus deudas, los agentes judiciales empezaron a descontar la mitad de los escasos ingresos del barrendero y su pensión de invalidez.

"No vivía, me limitaba a existir", recuerda Yuri, que recogía cartón, metal y otros restos, clasificaba toda esa basura y la entregaba para ahorrar dinero.

"Se me ocurrió fotografiarlo"

Román Filípov se fue de Moscú y volvió a Ufá cuando la mitad de sus contratantes se arruinaron durante la pandemia de coronavirus. "Era su vecino y todos los días lo veía moverse por casa. Se me ocurrió fotografiarlo", explica. "Así que le hice varias fotos y cuando fue al trabajo, lo seguí", añadió. "Fue entonces cuando pensé que Yuri parece realmente un modelo y diseñé una portada de GQ".

Con solo una publicación en Instagram, en la que Román contó la historia de Yuri y propuso hacer una colecta para pagar sus deudas, la vida de Yuri cambió para mejor. "No esperaba que Román me hiciera tan famoso. Ni siquiera esperábamos que tanta gente quisiera acudir en mi ayuda", comentó Yuri. 

La suma de donaciones acabó superando las previsiones más optimistas, de forma que Yuri pudo cancelar todas sus deudas judiciales. Por fin ha podido empezar con la reforma de su apartamento, aunque ahora es Román el que se encarga de la contabilidad y, básicamente, hacer de gerente, ya que tema que la bondad de Yuri pueda llevarlo a perderlo todo fácilmente.

Según el fotógrafo, Yuri necesita que lo cuiden, no es una persona ordinaria. "Una vez le di 30.000 rublos (408 dólares), los gastó en 2 semanas y él mismo no sabe cómo. Yo sí lo sé. Le dio a un taxista 6.500 rublos (88 dólares) solo por un paseo en coche. Y prestó dinero a unos amigos que, seguramente, no se lo van a devolver", explicó Filípov, que espera que Yuri no tenga más préstamos después de esta historia y que su vida sea más llevadera.

"Tengo que estar en todas partes: ir al trabajo, llegar a tiempo a las sesiones de fotos, visitar al dentista, al esteticista. Ahora me he vuelto un hombre multifuncional", dijo Yuri sobre los cambios operados en su vida. "Sueño con tener mi propia casa, un pequeño terreno propio. Me gustaría criar pollos, gansos, patos, plantar patatas y tomates. Y bueno, que haya un río cerca", añade.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias