Programas

Los disfraces del fascismo

Publicado:
Hoy se suele considerar en Occidente que la aparición del nazismo fue algo coyuntural y que su amenaza se extinguió hace mucho. ¿Es realmente así? De hecho, varios episodios de la historia del colonialismo preludian su aparición, y como algunos historiadores apuntan, el desarrollo de la II Guerra Mundial y la Guerra Fría, las revoluciones de colores y las intervenciones armadas de Occidente en diversos puntos del planeta revelan la buena salud de un credo que está lejos de ser cosa del pasado.

En esta nueva entrega de los documentales de RT, titulada 'Los disfraces del fascismo', se disecciona las raíces y la propagación de esta atroz ideología, haciendo hincapié en que sus orígenes se remontan a mucho antes. Aunque, desafortunadamente parece que no desaparecerá pronto.

El fascismo es impulsado por la idea de la superioridad de una nación por encima de otra. Millones de personas han caído presas de este concepto.

Hasta comienzos del siglo XX, la mayor parte de los países de Europa poseían extensas colonias en África, Asia y las Américas. Algunos de los pueblos colonizados fueron convertidos en esclavos, explotados y despojados de su identidad.

Sin embargo, a todos ellos se les decía que los cambios introducidos por los europeos eran para su propio beneficio.

Los nazis ni siquiera intentaron disimular sus intenciones bajo pretextos benévolos. En vez de ello, planearon erradicar a naciones enteras que ellos consideraban indignas de existir.

Pero la evidencia histórica sugiere que no solo los aliados de Hitler, sino también sus supuestos enemigos procuraron sacar provecho de la Segunda Guerra Mundial.

A pesar de que el Parlamento Europeo nombró en 2019 a la Unión Soviética y a la Alemania Nazi como los instigadores de ese conflicto, se sabe que el Reino Unido y EE.UU. —aliados de la URSS— establecieron acuerdos similares con Hitler e intentaron firmar un tratado de paz por separado con el Tercer Reich para engañar a los soviéticos.

Una vez concluida la guerra, el flamante bloque de la OTAN continuó con sus políticas coloniales tratando de expandirse hacia el este mientras aseguraba que su única intención era traer la democracia a esas regiones y liberarlas de regímenes opresivos. Todas estas intervenciones acabaron en bajas humanas, la destrucción de la economía y de los sistemas sociales.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

rtnoticiasrtnoticias