Programas

La batalla por Mariúpol

Publicado:
La de Mariúpol fue una batalla por la liberación de la ciudad de su sometimiento al batallón Azov: una unidad militar, integrada en el Ejército ucraniano, que no oculta su filiación nacionalista y neonazi. Los militares rusos que entraron en combate trataron por todos los medios de plantar cara al enemigo sin comprometer la seguridad de la población civil. Por desgracia, sus oponentes carecen de esos miramientos, y usaron sin escrúpulos a los civiles como escudos humanos. De nada les sirvió.

"En estos momentos, en Mariúpol, hay muchos niños que viven en condiciones inhumanas. Son de edades muy distintas: hay tanto bebés, como niños en edad escolar y adolescentes. Siguen viéndose obligados a vivir en sótanos porque no tienen otro lugar a donde ir. No tienen agua, ni luz, ni acceso a la comida", relata Román Kósarev, corresponsal de guerra de RT. "La guerra empezó en Donbass hace 8 años, y hay niños que nacieron durante los bombardeos del 2014 y han crecido con la guerra. No conocen otra cosa que la guerra", agrega.

"En nuestra casa, todas las ventanas quedaron rotas, ahora vivimos aquí. La mitad de los niños han tenido alguna enfermedad. Nuestra abuela es discapacitada. Estoy esperando a que termine todo esto. Ya no sé qué hacer, todas las ventanas están destrozadas", comenta una menor entre lágrimas. "Todas las casas, todo está destruido. […] Hay ventanas destrozadas y casquillos por todas partes. Todo está mal. Tenemos que irnos o seguir aquí en el sótano", cuenta otro niño.

Por toda la ciudad se pueden encontrar cientos de tumbas donde fueron enterrados civiles. "Es muy duro, muy duro. Ya no sé para qué seguir viviendo, he perdido el sentido de la vida", lamenta una mujer llorando sobre la tumba de su hijo, quien murió a los 37 años a causa de un bombardeo ucraniano, dejando en la orfandad a un niño pequeño.

"Crueldad inhumana hacia la población"

Andréi Filátov, también corresponsal de guerra de RT, dice que los nacionalistas ucranianos "albergan una crueldad inhumana hacia la población que afirman proteger". "Los meten en los sótanos, se niegan a evacuarlos. Sabemos que las autoridades ucranianas están llevando a cabo lo que ellos llaman 'desovietización'. Pero incluso el 'tirano' de Stalin, al que tanto odian, primero evacuó a la población de Stalingrado, y solo después el Ejército empezó a convertir la ciudad en una fortaleza", recuerda el periodista.

"En Mariúpol, sin embargo, no ocurrió nada de eso. Los ucranianos usaron a los civiles como escudos humanos y ocuparon sus viviendas. Tenían una táctica muy sencilla: preparaban una o dos posiciones de tiradores abiertas para controlar los cruces de caminos, pero también tenían varias posiciones ocultas en casas o en apartamentos", relata Filátov.

"Los soldados ucranianos emplearon la táctica de tierra quemada. Usaron a los civiles como escudos humanos. Los integrantes del batallón Azov prácticamente obligaban a la gente a entrar en los sótanos y ocupaban las plantas superiores, es decir usaban los edificios residenciales como posiciones de tiradores", agrega Kósarev.

Escuelas convertidas en bases

Los efectivos del Ejército ucraniano y los grupos nacionalistas como el batallón Azov usan las escuelas y otros edificios de interés social como base o almacén de armamento. En las zonas liberadas por las tropas rusas, se encontraron gran cantidad de material relacionado con el nazismo y toda clase de equipo militar de la OTAN.

En medio de la destrucción, la población de Mariúpol intenta rehacer su vida. Las personas se apoyan mutuamente y la ayuda humanitaria que reciben de Rusia les permite cubrir parte de sus necesidades, pero confían en que su ciudad será reconstruida y volverán a vivir en paz.

rtnoticiasrtnoticias
RT en Español en vivo - TELEVISIÓN GRATIS 24/7