Programas

¿Por qué la evolución de covid-19 es diferente en cada país latinoamericano? Responde el jefe del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública británica

Publicado:
"Si seguimos buscando una vacuna contra el ébola en el Congo, puede que propaguemos el coronavirus", se lamenta Daniel Bausch, director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido, que trabaja con brotes de enfermedades infecciosas en países pobres. ¿Por qué África no se ha visto tan afectada por el coronavirus como se pronosticaba? ¿Por qué la evolución del brote de COVID-19 es diferente en cada país de América Latina? Véalo en 'Entrevista', de RT.

Esta entrevista con el médico y virólogo Daniel Bausch, director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido, comienza enfocando una de las regiones del planeta más afectadas por la actual pandemia de coronavirus, América Latina, en un intento por entender las evidentes disparidades entre la incidencia del virus en unos países y en otros.

Bausch se remite a un principio sencillo, recordando que cualquier brote territorial "empieza por supuesto con casos importados", cuando un país tiene la "mala suerte" de recibir en su territorio "a una persona que tiene esta enfermedad". "Hay países que lastimosamente tuvieron casos importados muy al principio, y países con más suerte, en los que no hubo casos importados muy tempranos".

Daniel Bausch, virólogo y director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido
Daniel Bausch, virólogo y director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido
Tal vez en Europa es fácil quedarse en casa y trabajar desde una computadora, pero es distinto para una persona cuyo trabajo es vender algo en la calle

Pero hay más factores: "También hay países que están más preparados y menos preparados", explica el virólogo, que señala la diferencia entre los gobiernos que decidieron imponer cuarentenas y distanciamiento social y otros que no. "Así como la evolución del brote es diferente en cada país, las maneras de controlarlo son también diferentes", resume Bausch.

Con respecto a las peculiaridades culturales y sociales de cada lugar, este investigador recuerda que "no es posible decir que nadie puede salir de casa si la gente tiene que buscar algo para comer", y remarca que "tal vez en Europa es fácil quedarse en casa y trabajar desde una computadora, pero es distinto para una persona cuyo trabajo es vender algo en la calle", tal como sucede con frecuencia en los países latinoamericanos, donde el comercio informal constituye indiscutiblemente una parte importante de la economía.

El caso de África: la 'predecible' crisis que no termina de llegar

Preguntado al respecto de los supuestos "estragos" que una pandemia como la del covid-19 podría ocasionar en África, con sus altos niveles de pobreza y su débil infraestructura sanitaria, Bausch: "Hasta la fecha no hemos visto un caso en África similar a lo que ocurre en Brasil o en Estados Unidos, aunque también es verdad que para ver un caso así tiene que existir la posibilidad de hacer suficientes test de diagnóstico". Una capacidad que, sin embargo, no existe ahora mismo en el continente africano.

También apunta a otros posibles factores de contención del virus en esta región del planeta, como el hecho de que "los casos importados en África también ocurrieron más tarde", o la circunstancia de que "la estructura de la población africana es más joven". "Al no haber mucha gente con 70, 80 o 90 años –especifica el doctor al respecto–, hay menos gente vulnerable" a la mortalidad de este virus, que se dispara en las franjas de edad más altas.

Daniel Bausch, virólogo y director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido
Daniel Bausch, virólogo y director del Equipo de Respuesta Rápida y Salud Pública del Reino Unido
La situación hasta ahora es muy grave, pero si la comparamos con la gripe de 1918 vemos que entonces se infectó un 25 % de la población, y ahora los casos no llegan al 1 %

No obstante, África tiene sus propias dificultades endémicas. Este investigador trabaja para desarrollar una vacuna contra el Ébola en el Congo, país también afectado por el coronavirus. El doctor Bausch explica que llevar a cabo los estudios necesarios para la vacuna contra el Ébola podría contribuir a la propagación del covid-19 entre la población congoleña, en un ejemplo de cómo la convivencia de distintas enfermedades víricas amplía la complejidad de la situación epidemiológica en una región determinada.

"Tal vez no lo estamos haciendo tan mal"

En una fase más avanzada de la entrevista, Bausch reconoce que "para todos los expertos de todos los países, este es un virus nuevo, por lo que no podemos decir que sepamos exactamente lo que hay que hacer". "Hay características de este virus que no conocemos y tenemos que aprender", asume el virólogo.

"Eso no significa que no haya habido errores en Inglaterra, en los EE.UU., en todos los países –continúa Bausch–, pero también hay que decir que la situación hasta ahora, aunque es muy grave, si la comparamos con la gripe de 1918, vemos que entonces se infectó un 25 % de la población, y ahora los casos no llegan al 1 %".

"Visto así –concluye el investigador–, tal vez podemos decir que estamos confrontando este virus juntos y no lo estamos haciendo tan mal".

Para conocer en toda su extensión el testimonio y el análisis de este virólogo sobre distintos aspectos de la pandemia de coronavirus y su actual incidencia en el mundo, les emplazamos a que vean completa la entrevista que les ofrecemos.